CEO Capítulo 130

11:47

Traducción: Trafalgar
Corrección:  Radak



Capítulo 130: Olvidar Ocultarlo Adecuadamente

Yang Chen suspiró: “Eres la que está obligándome a decirlo, está bien…”

“No malgastes mi tiempo, adelante. Sin embargo, te estoy advirtiendo, la tecnología es muy avanzada ahora. Puedo usar una herramienta de traducción para descubrir si estás hablando tonterías. Por eso, si no puedes hacerlo, sólo date por vencido.”

Yang Che la miró ella de una manera rara, aclaró su garganta, y comenzó a traducir:

“… Joseph vino, él abrió la puerta de mi dormitorio suavemente. Podía oír mi corazón latiendo con fuerza, ello estaba lleno con la sed por amor… No sabía si debía levantarme para detenerlo. Ciel estaba justo al lado. Él es el hermano mayor de Joseph y mi esposo, pero en este momento, ambos lo hemos traicionado…”[1]

Cuando la traducción alcanzó este punto, Lin Ruoxi estaba mirando inexpresiva, pero permaneció en silencio. Ella miró a Yang Chen de modo sospechoso, incapaz se juzgar si él estaba hablando la verdad.

Yang Chen solo podía seguir traduciendo con impotencia:

“Joseph besó el lóbulo de mi oreja, y yo podía sentir mi cuerpo calentándose. Cuánto tiempo ha pasado, oh… Mi querido Joseph, era como un horno caliente en el frío invierno, un árbol que da mucha sombra en el verano, y no pudo librarme de ti… Oh, mi amado bésame, tómame… Olvida quién es Daphne, olvida quien eres, sólo somos un lamentable par de amantes… Joseph besó mis pecho…”

“¡Alto!”

Finalmente, Lin Ruoxi ya no pudo seguir escuchando, su rubor alcanzaba sus orejas. Tras cerrar el libro, ella dijo aunque apretaba los dientes: “¿¡Por qué eres así!? Incluso si no puedes traducir, no sólo inventes algo. Está bien si inventas algo, pero ¿¡por qué usaste tales palabras vulgares!?”

Yang Che no sabía si reír o llorar: “No inventé nada, eso es lo que está escrito en el libro.”

“¡Quién te creería! Definitivamente estás mintiendo, ¿cómo podría haber tal contenido en este libro? ¿Podría ser que la gente que hizo la inspección no sepa sobre esto?”

¿Cómo sabría Yang Che cómo un libro como este llegó aquí? sin embargo, era sorprendente que Lin Ruoxi no pueda aceptar una historia como esa. Parecía como que su esposa era de hecho muy conservadora en este aspecto. Ella debería saber que tal escritura descriptiva era totalmente normal en el extranjero.

Fue en este momento que un anciano alto de cabello gris vistiendo un suéter gris y lentes de lectura se acercó desde el otro lado del estante de libros y habló amablemente a Lin Ruoxi: “Señorita, este muchacho no estaba hablando tonterías. He visto ese libro antes, de verdad hay tales pasajes en el libro.”

Lin Ruoxi miró al anciano en confusión: “Usted es…”

“Mi apellido es Zhao, usted llamarme Viejo Zhao, me especializo en la investigación de los idiomas Indo-Europeos, así que entiendo albanés. Lo que este joven acaba de traducir debería ser correcto. Recuerdo que este libro era principalmente sobre una mujer Serbia quien estaba preocupada sobre si traicionar su matrimonio, y su nombre debería ser Daphne.” El Viejo Zhao explicó.

Lin Ruoxi obviamente no pensaría que un anciano de apariencia amable uniría fuerzas con Yang Chen para engañarla sin razón aparente. Aunque ella ahora sabía que había acusado incorrectamente a Yang Chen, cuando vio la mirada engreída en el rostro de Yang Chen, ella se sintió bastante sofocada por dentro. ‘¡Cómo era posible que este tipo fuera tan inteligente, cómo sabe incluso tal lenguaje oscuro!’

“Gracias, Viejo Zhao. ¿Está aquí para ojear libros también?” Yang Che estaba bastante agradecido a este anciano. De lo contrario, él no habría sido capaz de explicarse a sí mismo.

El Viejo Zhao sacudió su cabeza con una sonrisa: “Estoy aquí para leerle libros a mi esposa.” Tras decir así, él apuntó a una abuela en una silla de ruedas en el otro extremo del estante. Ella parecía tener más de sesenta también, y parecía ser bastante débil.

“Las cataratas de mi esposa no pueden ser tratadas adecuadamente, así que ella quedó ciega y ya no puede leer. En el pasado, trabajábamos en el mismo centro de investigación. No esperábamos que ella quedara ciega cuando envejecimos. En nuestra línea de trabajo, ser incapaz de ver básicamente significa volverse inútil. Mi esposa ha estado quedándose en casa estos pasados años, y comenzó a desarrollar Alzheimer. Estaba preocupado por ella, así que renuncié a mi trabajo y comencé a traerla aquí a diario para leerle libros. También la llevo a caminatas. Al hacer eso, ella podría evitar estar confundida, y podría recordar más cosas.” Cuando el Viejo Zhao tocó en su tema sensible, sus ojos se hicieron un poco húmedos: “El año pasado, ella me preguntó cuál era mi nombre. Ella recordaba que mi apellido era Zhao, pero no pudo recordar mi nombre completo. Recordando a cuando éramos jóvenes, mi esposa también era una famosa especialista en el instituto de investigación. Quien habría pensado que ella olvidaría mi nombre cuando envejecimos. No hay forma de que no estaría preocupado…”

Con su mente pura, Lin Ruoxi se sintió muy triste por esta pareja de ancianos tras escuchar su historia. Ella lo consoló: “Viejo Zhao, no esté triste, la Sra. Zhao se mejorará.”

“Jaja.” El Viejo Zhao rio sin restricción y dijo: “Es difícil para ella mejorarse. Ya he aceptado esto, si ella me recuerda o no, yo la recordaré. Recordaré nuestras décadas de pruebas y apuros, y eso es suficiente. En unos pocos años más, estaremos reducidos a una pila de cenizas, pero ya que estaremos juntos hasta el final, eso está bien.”

Cuando Yang Che y Lin Ruoxi oyeron esto, ellos se quedaron callados. Las palabras de este anciano sonaban despreocupadas y ordinaras, pero estaban llenas de lo que era más precioso en este mundo.

El Viejo Zhao de repente le dio a los dos una mirada con significado oculto: “Los dos de ustedes son una pareja casada también, ¿cierto?”

“¿Ah?” Lin Ruoxi se sonrojó ligeramente, sin habla.

Yang Che asintió: “Acabamos de casarnos no hace mucho.”

El Viejo Zhao rio y dijo: “Chico, tienes buena suerte casándote con tal bella chica. Sin embrago, también debes estar bastante cansado. Esos libros que estás cargando deben pesar al menos ciento diez libras, me siento cansado sólo de mirarlos.”

Finalmente, Lin Ruoxi notó las dos canastas que Yang Chen había colocado en el piso. Ellas estaban apiladas llenas de libros como pequeñas montañas. Ella había escogido muchos libros sin pensar.

Con el ceño fruncido, Lin Ruoxi se inclinó para intentar levantar una canasta. Quien habría sabido que con toda la fuerza que tenía en un brazo, ni siquiera se movió, y fue solo cuando ella usó ambos brazos que apenas fue capaz de levantar la canasta.

Bajando la pesada canasta, Lin Ruoxi miró a Yang Chen de una manera extraña. Una vez que pensó sobre cómo este hombre en realidad tranquilamente la había seguido por más de tres horas mientras cargaba tales pesadas canastas llenadas con libros en ambas manos sin una palabra… Intensa culpa se precipitó en su corazón mientras se sentía conmovida al mismo tiempo. Con una expresión complicada, ella levantó su cabeza para mirar a Yang Chen.

Yang Che notó esto y sonrió indiferentemente. Para él, esto no era gran asunto, pero para una persona ordinaria, y una chica en eso, esto era demasiado pesado.

Otra vez levantando una canasta en cada mano, Yang Chen dijo: “Está bien, no lo encuentro tan pesado.”

El Viejo Zhao asintió con una expresión llena de sorpresa: “Hoy en día, las jóvenes solo saben buscar hombres apuestos y ricos. En mi opinión, viéndote levantar estas dos canastas de esta forma, creo que es mucho más valioso que esas cosas. Señorita, es mejor que valore esta relación, no malgaste este gran matrimonio.” Cuando él terminó de decir eso, el Viejo Zhao agitó el brazo con una amplia sonrisa, regresó con su esposa y lentamente se fue mientras empujaba su silla de ruedas.

Yang Che notó que Lin Ruoxi todavía estaba mirándolo en un aturdimiento, y no pudo evitar sino reír y dijo: “Sé que no admitirás las palabras del Viejo Zhao, creo que soy bastante apuesto también, ¿verdad?”

Lin Ruoxi sonrió débilmente, y dijo en un tono suave: “Deberías tomar el ascensor primero, espera por mí en el cajero. Voy a conseguir dos libros más antes de bajar.”

De repente oyendo a su esposa hablándole tan suavemente, Yang Chen casi pensaba que estaba alucinando. Sin embargo, pensando sobre cómo dos libros no tomarían demasiado tiempo, él cargó las dos canastas y fue abajo solo.

Después de que había esperado abajo por menos de cinco minutos, Lin Ruoxi salió del ascensor con dos libros sujetados fuertemente en sus brazos, como si estuviera intentando ocultarlos.

Yang Chen no estaba interesado en preguntar qué libros estaba comprando que tenía que ocultarlos de él. Tras colocar las canastas en el cajero, él se fue a un lado a esperar a que Lin Ruoxi pague por ellos.

Afortunadamente, había carritos en la planta baja que podían usar. Cargar cerca de cien libros con bolsas de plástico habría sido una molestia de lo contrario.

Un número bastante de personas vio a Lin Ruoxi comprando tantos libros de una vez y susurraron entre ellos mismos sobre este estilo de vida ‘de despilfarro’. Después de todo, los libros no eran baratos, comprando tantos de una vez probablemente costaría más de mil dólares, sin embargo Lin Ruoxi acababa de deslizar su tarjeta sin ninguna vacilación.
Yang Che empujó el carrito y caminó junto a Lin Ruoxi hacia el auto. Él no pudo resistir preguntando: “Ruoxi cariño, compras tantos libros, ¿puedes incluso terminar de leerlos todos?”

Sin cambio en su expresión, Lin Ruoxi dio una respuesta adecuada: “En realidad, la mayoría de estos libros son materiales de referencia. No todos tienen que ser leídos. Además, me gusta coleccionar toda clase de libros.”

Yang Chen estaba desconcertado. Tal calmada y moderada forma de hablarle no era su estilo. Él no pudo evitar sino preguntar con curiosidad: “Cariño, ¿qué pasa contigo? ¿Te estás sintiendo mal en alguna parte? La forma en la que estás hablando no parece como tú en absoluto.”

Oyendo esto, Lin Ruoxi se sintió enojada por dentro. ‘¿Hay algo mal con hablándole bien? Por lo tanto, ella dijo infelizmente: “¿¡Eres un maldito pervertido!? ¿Tengo que regañarte y ridiculizarte antes de que estés feliz?”

“Oh, ¡este es! Ese es el tono, ¡finalmente volviste a la normalidad!” Yang Che dijo con una sonrisa.

Lin Ruoxi le rodó sus ojos, ella había perdido todo deseo de hablarle.

Cuando fueron a la cajuela del auto para poner el montón de libros dentro, ellos tuvieron que gastar un montón de esfuerzo para ponerlos en orden, ya que los libros muy fácilmente podían ser dañados si no eran colocados con cuidado en la cajuela.

Cuando casi habían terminado de ordenar los libros, Yang Chen casualmente tomó un libro del carrito. Con un solo vistazo a ello, él se congeló en el lugar.

Lin Ruoxi estaba en medio de pensar sobre algo más cuando notó a Yang Chen tieso mientras miraba un libro. Ella miró con una expresión perpleja, y con un vistazo, se sonrojó hasta sus orejas, causando que su rostro se vea tan tierno y hermoso como la luna de otoño…

‘¡Mierda! ¿¡Cómo podría olvidar ocultar eso adecuadamente!?’

El libro era uno de los últimos libros que Lin Ruoxi había escogido, y su título era:
Cómo ser una buena esposa y madre amorosa...[2]


[1] Radak: NTR en su máxima expresión XD
[2] Trafalgar: Esto es como azúcar para mí…

También te puede gustar...

0 comentarios