ATG Capítulo 645

17:20

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 645 – Tiempo de Partir
La ceremonia de la boda había terminado, pero la vivacidad de la Ciudad Demoníaca Imperial continuó durante siete días. Siguiendo el matrimonio de Yun Che y la Pequeña Emperatriz Demonio, un ‘Lord Demonio’ nunca antes visto había surgido dentro del Reino Demoníaco Ilusorio. Anteriormente, cuando habían recibido la noticia, casi todo el mundo había creído que la única razón por la que Yun Che y la Pequeña Emperatriz Demonio se habían casado era debido a que su linaje del Cuervo Dorado ayudaría a la línea del Emperador Demonio a continuar.
Sin embargo, todos los que habían asistido a la boda sentían que no fue sólo en estos siete días. Esto se debía a que después de casarse con Yun Che, la Pequeña Emperatriz Demonio ya no llevaba gris, y su resplandor era tan hermoso que nadie se atrevía a mirarla directamente. El punto más importante, sin embargo, fue que hubo un sutil cambio en su aura y temperamento. A pesar de que todavía era tan digna y helada como antes, la enorme, violenta e imponente aura que provocaba que todos temblaran de temor y no se atrevieran a respirar había desaparecido, especialmente cuando estaba al lado de Yun Che. Un resplandor ondulante surgió en sus ojos helados que nunca habían aparecido en cien años — Y probablemente también fue debido a la existencia de Yun Che, que su mundo gris, originalmente apagado, había vuelto a recuperar su color.
Que Yun Che fuera el anfitrión de la ceremonia de boda al principio causó disturbios en casi todos los corazones... Más tarde, se enteraron de que el día de la boda, la Pequeña Emperatriz Demonio siguió a Yun Che a casa de la Familia Yun y se sometió al arrodillamiento de una nuera ante Yun Qinghong y Mu Yurou. Ella se había dirigido a ellos como ‘padre’ y ‘madre’, sorprendiendo a la pareja... Después, fue con Yun Che a honrar a Yun Canghai y los antepasados de la Familia Yun... T luego fue a honrar a los antepasados de la línea del Emperador Demonio.
Tal vez, no era sólo por el bien de continuar en linaje, sino verdadero afecto.
Si ese era el caso... Entonces, las palabras ‘Lord Demonio’ no eran de ninguna manera un título simple.
Además, a pesar que era Yun Che uniéndose al Clan del Emperador Demonio y a pesar que su hijo sería apellidado Huan, el niño, en términos de linaje... Seguiría siendo descendiente de la Familia Yun. Esto también significó que a partir de ahora, a pesar de que la Pequeña Emperatriz Demonio todavía era la monarca del Reino Demoníaco Ilusorio que llevaba el linaje del Emperador Demonio... El Reino Demoníaco Ilusorio ahora era esencialmente el reino del Clan Yun.
A pesar de que la Familia Yun era actualmente una de las Doce Familias Guardianas que protegían al Clan del Emperador Demonio, su posición ya no era la misma que antes ante los ojos de todos.
“Joven Patriarca, como resultado de su boda, hemos recibido mil trescientas noventa y un espadas. Entre estas hay doscientas veinte espadas del Profundo Reino Emperador y setecientas treinta y siete espadas del Profundo Reino Cielo del grado más alto. También hay algunas espadas que, a pesar de carecer de un profundo grado, debido a ser emitidas a partir de cristales raros, tienen un valor equivalente al de varias ciudades. Además…”
El dignatario del Pabellón de la Espada se detuvo un segundo, aclarando nerviosamente su garganta antes de continuar con dificultad. “Además... ¡Hay siete espadas en el Profundo Reino Tirano!”
“... ¿Siete espadas?” Yun Che levantó una ceja, secretamente sintiéndose sobresaltado en su corazón. Siete espadas... Si fueran sólo espadas comunes, esto sería una cantidad insignificante, pero siete espadas del Profundo Reino Tirano, eso era suficiente para hacer que los miembros más fuertes del Reino Demoníaco Ilusorio se pusieran pálido. Los artefactos Profundo Emperador ya eran incomparablemente raros, pero los artefactos del Profundo Tirano eran mucho más preciosos. En todo el Reino Demoníaco Ilusorio, cada cien años, por término medio, sólo aparecería un nuevo artefacto del Profundo Tirano. En la actualidad, si todas las Espadas Profundo Tirano del Reino Demoníaco Ilusorio fueran sumadas, podría haber sólo una docena más o menos.
¡Ahora, inesperadamente hubo siete enviadas a la Familia Yun como sus regalos de boda!
Tan asombrosa fue la suma incomparable de más de doscientas espadas del Profundo Emperador.
Pensando en aquel momento en el que estaba de pie con Dragon Fault riendo arrogantemente por Viento Azul, sin nadie que pudiera obstaculizarlo... Incluso en el poderoso Imperio Fénix Divino, Dragon Fault sería impresionante e incomparable debido a que incluso para la gran mayoría de los miembros de la Secta Fénix Divino, la obtención de un artefacto Profundo Emperador sería sólo el deseo extravagante de toda la vida.
Sin embargo, de esas espadas legendarias Profundo Tirano, de repente recibió siete. Además, para las espadas Profundo Emperador que pudieran igualar a Dragon Fault... ¡Recibió unos cientos sin costo alguno!
¡Este es el beneficio del poder y el prestigio!
Si no se hubiera casado con la Pequeña Emperatriz Demonio, sería el Joven Patriarca de la Familia Yun. Obtener una espada Profundo Emperador no sería fácil. Si lo que quería era obtener una espada Profundo Tirano, incluso sería increíblemente difícil.
“El nombre de esta espada Profundo Tirano es ‘Aplastaestrellas’; Es el presente personal del Patriarca de la Familia Su, enviado para felicitar por la boda del Joven Patriarca, así como dar gracias por la gracia de tratar al viejo Patriarca de la Familia Su.


“Esta espada se llama ‘Decapitadora Diecinueve Rakshasa’. Es la espada de la Secta Tremor de la Secta Rakshasa. Toda la espada pesa noventa y cinco mil kilogramos y puede ser considerada la espada más dominadora del Reino Demoníaco Ilusorio. Hay rumores de que en los últimos novecientos años, ni una sola persona ha podido dominarla completamente... Después de oír que el Joven Patriarca ama las espadas pesadas, la Secta Rakshasa envió esta espada al Joven Patriarca para transmitir su reverencia. *Suspiro*... Ellos desean que el Joven Patriarca pueda susurrar unas cuantas palabras hermosas en las orejas de la Pequeña Emperatriz Demonio por la noche para que el crimen de su defección al Palacio del Duque Huai sea olvidado.”
“El nombre de esta espada es ‘Perforador Escarlata de Nubes’. El año en el que apareció, innumerables practicantes profundos lucharon por ella, liderando a una tormenta de sangre.”
Cualquiera de los artefactos Profundo Tirano fue notablemente famoso en todo el Reino Demoníaco Ilusorio. Estas siete espadas Profundo Tirano no eran, naturalmente, una excepción. Dado que ningún Artefacto Profundo Soberano había aparecido alguna vez en el Reino Demoníaco Ilusorio, estas siete espadas Profundo Tirano eran gobernantes entre las espadas y eran el objetivo más elevado de cualquier profundo practicante de la espada. Apareciendo todas juntas frente a Yun Che, produjeron un aura de espada tan majestuosa que cualquier practicante se sentiría algo débil e incapaz de respirar.
Sin embargo, debido a que eran artefactos profundos impopulares, había solamente una que era una espada pesada fuera de las siete espadas Profundo Tirano.
“Estas espadas no son comunes, especialmente las siete espadas Profundo Tirano. Todos los viejos maestros de espada tienen una reputación que perforan los oídos. Sería imposible, incluso en los sueños más salvajes, pensar en un momento en el que todas esas espadas pudieran ser vistas a la vez. Joven Patriarca, estas espadas... ¿Quiere llevarlas todas consigo?” El anciano del Pabellón de la Espada que introdujo las siete espadas Profundo Tirano preguntó con ojos preocupados. Nunca antes había visto a Yun Che practicando la espada y se encontraba aún más en una pérdida de por qué Yun Che llevaría muchas espadas en su cuerpo en lugar de dejarlas en el pabellón de la espada... ¿Podría ser un hábito de acaparamiento?
“Sí, démelas todas”, respondió Yun Che a medida que asentía con la cabeza. “No hay necesidad de poner las espadas en contenedores, simplemente ponlas directamente en mi anillo espacial.”
El anciano del pabellón de la espada puso todas las espadas en un anillo espacial púrpura y luego cuidadosamente lo puso en la mano de Yun Che... Él no sería capaz de imaginar que todas las espadas de valor inestimable que había sacado simplemente se convertirían en...
¡¡La comida de un pequeño monstruo!!
Las espadas que Hongér comía se absorberían para convertirse en su poder, y al mismo tiempo, harían que la Espada Asesina Diablos Opresora del Cielo se transformara para hacerse más fuerte. Yun Che sencillamente no podía imaginar qué nivel alcanzaría la Espada Asesina Diablos Opresora del Cielo si Hong’er se comía todas esas profundas espadas... Sin embargo, ahora mismo lo estaba imaginando ya que no lo había probado todavía. En primer lugar, no sabía si Hong’er incluso sería capaz de comer todas las espadas en un corto período de tiempo o si la Espada Asesina Diablos Opresora del Cielo crecería muy rápido, posiblemente alcanzando un nivel en el que sería incapaz de controlarla, transformando un evento tan alegre en una tragedia.
Además, estos ‘manjares’ tenían que ser alimentados a Hong’er lentamente... Si él se los diera todos a ella de una vez, el pequeño diablo no lo escucharía en momentos críticos, y no sería capaz de sacar comida para atraerla.
Puesto que había entrado en el Clan del Emperador Demonio, naturalmente tuvo que comenzar a vivir en el Palacio Imperial del Demonio. Sin embargo, debido a que la lesión de Yun Qinghong no se recuperó completamente y puesto que el matrimonio acababa de suceder, Yun Che volvería a la casa de la Familia Yun todos los días, pero no estaría ahí durante mucho tiempo cada visita. Esto era debido a que tenía que volver rápidamente donde la Pequeña Emperatriz Demonio para hacer un niño.
Sí, durante este período, todos los días pasaba dos horas tratando a Yun Qinghong, cuatro horas de sueño, cuatro horas de cultivación, y el resto del tiempo simplemente pasaría con la Pequeña Emperatriz Demonio en la cama... Y otros lugares extraños.
A pesar de que eran recién casados, deberían tener un poco más de control... Yun Che se dijo a sí mismo. Pero el problema era que... No era rival para la Pequeña Emperatriz Demonio. Esta era sólo una razón secundaria, la razón principal era... Cada vez que la Pequeña Emperatriz Demonio mostraba ligeramente su encanto, toda la sangre en su cuerpo se encendería, haciéndolo completamente incapaz de resistirse.
“Dentro de unos días, la lesión de Padre debe ser completamente sanada.”
En el Palacio Imperial del Demonio, Yun Che descansó en una enorme hoja de loto en el estanque del loto, pensando suavemente en voz alta. Frente a él, Hong’er estaba sentada en su rodilla sosteniendo una espada larga que brillaba como escarcha, mordiéndola eufóricamente. Los labios de Hong’er eran de color rosa claro y parecían aún más tiernos que los pétalos de las flores, pero con cada mordisco cortaba la espada que podía aplanar una montaña. La Espada Profundo Emperador quedó reducida a una masa sencilla que crepitaba y se rompía con cada mordida, dejando la marca de sus dientes en la hoja de la espada.
En este momento, cualquier otra persona caería en alarma, pero Yun Che ya se había acostumbrado a ella y no tenía reacción alguna... Este pequeño monstruo incluso fue capaz de tragar el Jade Divino de los Nueve Soles, por lo que en comparación, ¡comer una Espada Profundo Emperador ni siquiera podría considerarse un asunto menor!
“¡La Pequeña Emperatriz Demonio está aquí, vuelve, Hong’er!” Exclamó Jazmín de repente.
“¡Ah! ¡Oh!” Hong’er escuchó a Jazmín, y al oír su llamado, ella tomó ferozmente un mordisco del punto brillante y afilado de la espada y se transformó en una luz roja a medida que masticaba antes de regresar a la Perla de Veneno del Cielo.
Después de que Yun Che se levantara, la figura de la Pequeña Emperatriz Demonio apareció en su línea de visión. Llevaba un vestido verde claro, y debido a que ella era muy pequeña, la falda ligeramente grande se curvaba detrás de su cuerpo, flotando de manera elegante detrás de ella. Su oscuro cabello de jade no le cubría los hombros; En lugar de eso, estaban peinados un simple moño alto de una diosa voladora con perlas de jade lisas y redondas adornando su cabello. Por último, sus dos pupilas parecían ser como la nieve. Al ver a Yun Che, sus ojos desbordaron una radiación absolutamente hermosa.
Después de casarse con Yun Che, la Pequeña Emperatriz Demonio no había usado los vestidos de color gris oscuro que acostumbraba usar. Además, esto era un cambio que todos podían ver. Su mayor cambio, sin embargo, sólo Yun Che lo sabía claramente. Ella ya no llevaba ropa gris, la Pequeña Emperatriz Demonio irradiaba un brillo que hacía palidecer todo lo demás. En su corazón, anhelaba dar a Yun Che un sucesor lo más pronto posible, y todos los días después de su matrimonio, ella, con Yun Che, pasaba toda la noche... Incluso durante el día, estos sentimientos hicieron a su usual expresión digna y frío tomar un encanto imborrable...
Era una expresión que podía volcar al mundo, una apariencia que podía asustar al mundo... Añadiendo un poco de belleza natural y encanto, todo junto era suficiente para aniquilar la defensa del corazón de cualquier hombre en un segundo... Durante los asuntos oficiales, en el pasado, las reuniones, bajo la fuerte presión que emitía, nadie estaba dispuesto a mirarla directamente. Hoy, aún más inquebrantablemente mantuvieron sus cabezas bajas, sin querer levantarlas y mirar a la Pequeña Emperatriz Demonio con el temor de que sus corazones y almas perderían instantáneamente sus defensas.
“Caiyi,” Yun Che llamó sonriendo.
La Pequeña Emperatriz Demonio saltó sobre el agua, llegando ligeramente a un lado de la hoja de loto en la que estaba Yun Che. Ella arrugó sus cejas, aparentemente preocupada por algo y lentamente diciendo, “Dentro de seis días, después de la boda de Xiao Yun y Número Siete Bajo el Cielo... En ese momento, ¿todavía planeas volver al Continente Cielo Profundo?”
Cuando planeó la boda de Xiao Yun y Número Siete Bajo el Cielo, Yun Che calculó que sería el momento en el que Yun Qinghong se hubiera recuperado completamente. Después de la boda de Xiao Yun y después de que Yun Qinghong se hubiera recuperado, inmediatamente regresaría al Continente Cielo Profundo.
“Mn.” Yun Che asintió. “Si no fuera por la salud de mi padre, me habría ido antes. Ya he esperado tanto... Ya no puedo esperar más.”
La Pequeña Emperatriz Demonio apartó su mirada y suavemente dijo, haciendo todo lo posible para ocultar las emociones turbulentas, “Basado en lo que me dijiste sobre tu tiempo en el Continente Cielo Profundo, tu tiempo ahí fue ni mucho menos estable e hiciste muchos enemigos. Pero en el Reino Demoníaco Ilusorio, a pesar que tu profunda fuerza no es la más alta, eres el Joven Patriarca de la Familia Yun. Mn, eres el universalmente aceptado Lord Demonio del Reino Demoníaco Ilusorio. Tu estatus es el mismo que el mío. Nadie te tratará irrespetuosamente, nadie te negará, y nadie te intimidará. Lo que quieras, siempre que el Reino Demoníaco Ilusorio lo tenga, puedes obtenerlo fácilmente. Si mis tres años... Si yo fallezco antes que tú, todo el Reino Demoníaco Ilusorio será tuyo... ¿Es esto malo? ¿Por qué estás tan decidido a regresar a ese lugar donde no tienes influencia y estás constantemente amenazado por el peligro?”
Esta fue la primera vez que la Pequeña Emperatriz Demonio le había dicho este tipo de palabras. El tiempo que Yun Che había pasado en Reino Demoníaco Ilusorio no fue largo en absoluto; Teniendo todo en cuenta, ni siquiera había alcanzado un año. Sin embargo, este año de experiencias se había llenado con más eventos y experiencias que la vida entera de una persona.
Durante este período de tiempo que era aún más corto que un año... Había entrado en el clan real más respetado del Reino Demoníaco Ilusorio, obtuvo una reputación ilustre, obtuvo a la mujer más hermosa del Reino Demonio Ilusorio, que también era la más poderosa Emperatriz Demonio... En la cumbre del Reino Demoníaco Ilusorio.
Su profunda fuerza, a causa de los acontecimientos en el Mar de la Muerte y del Espíritu Divino del Cuervo Dorado, había crecido increíblemente.
En la actualidad, teniendo el estatus de ‘Lord Demonio’, podría lograr lo que deseaba en el Reino Demoníaco Ilusorio. Si quería algo, todo lo que necesitaba hacer era mover su mano y nadie estaría en desacuerdo o lo desobedecería. Tampoco experimentaría el menor riesgo o peligro... Honestamente hablando, a pesar que nunca estuvo dispuesto a vivir bajo otros, nunca pensó que algún día poseería este nivel de poder.
A pesar que Yun Che había vivido dos vidas turbulentas, absolutamente no era una persona al que le disgustaba un estilo de vida cómodo. Si no hubiera un Continente Cielo Profundo del que preocuparse, estaría innegablemente dispuesto a quedarse con la Pequeña Emperatriz Demonio, sus padres y su familia, de pie en la cima a medida que miraba hacia abajo sobre todo el Reino Demoníaco Ilusorio y contento disfrutando de una vida de lujos y gloria.
Pero puesto que tenía al Continente Cielo Profundo del que preocuparse, él absolutamente no podía, por el bien de una vida de consuelo y gloria en el Reino Demoníaco Ilusorio, olvidarse del Continente Cielo Profundo. Si no fuera por la Profunda Arca Primordial, no podría pasar cómodamente el tiempo. No dudaría en dejar todo para encontrar la manera de volver. Mirando a la Pequeña Emperatriz Demonio, dijo, “Sí... No importa qué, debo regresar. Después de todo, el Continente Cielo Profundo es mi lugar de nacimiento. Es donde crecí durante diecinueve años. Todo lo demás que puedo ignorar, pero todavía tengo a mi abuelo, a mi tía pequeña, y también... “
“También tiene mujeres con las que no puedes separarte, ¿cierto?” La Pequeña Emperatriz Demonio dijo fríamente, “¡Si amas tanto a las mujeres, he dicho que nunca te restringiré! Las sirvientas del Palacio Demoníaco Imperial independientemente de apariencia o aptitud, son todas una en un millón. A quien sea que quieras, puedes tenerla. Las damas de esos Palacios de Duques y familias aristocráticas, a quienquiera que mires, incluyendo a Su Zhixi de la Familia Su o Lan Zhi del Palacio del Duque Qing, puedo dártelas personalmente como concubinas... “
*Suspiro*...” Yun Che agarró la pequeña mano de la Pequeña Emperatriz Demonio y dijo riendo, “Caiyi mi esposa... Odias tanto separarte de mí... No es que no tenga intención de regresar del Continente Cielo Profundo. Si no hubiera tantos asuntos de qué encargarme o si todo estuviera en paz, podría estar de regreso en tan sólo unos días. Podría traerlos aquí para conocer a mis padres, así como a ti, mi esposa.”
Yun Che había pensado en ello mucho antes, que después de regresar al Continente Cielo Profundo, podía traer a Xiao Lie, Xiao Lingxi y su esposa princesa de vuelta al Reino Demoníaco Ilusorio ya que aquí no había ningún peligro o presión. Les daría una vida tranquila... El final más perfecto sería encontrar a Chu Yuechan y traerla de vuelta también. En cuanto a Xia Qingyue... Ella definitivamente no lo seguiría aquí.
“¿Ellos? ¿‘Ellos’ Incluyen a tus otras esposas?” La Pequeña Emperatriz Demonio resopló fríamente. “¿No tienes miedo de que las mate si no las encuentro agradables?”
“¡No tengo miedo!” Yun Che dijo a medida que tiraba de su brazo, trayendo a la Pequeña Emperatriz Demonio que no tenía su guardia arriba a su pecho e inmediatamente comenzó a rasgar su vestido de abajo hacia arriba. En un segundo, dos delgadas piernas blancas se presentaron desnudas ante Yun Che. En todo el mundo, sólo Yun Che sabía que la parte más atractiva de la Pequeña Emperatriz Demonio eran sus piernas... Eran como el jade blanco lechoso y brillaban con un incomparable atractivo.
“Tú...” En la última docena de días desde su boda, las prendas de las Pequeña Emperatriz Demonio ya habían sido rotas por docenas de Yun Che varias veces. Se apresuró a moverse para obstruir las manos que tocaban sus piernas blancas como la nieve. “Estamos fuera...”
“Ya se han acostumbrado.” Yun Che tomó directamente a la Pequeña Emperatriz Demonio y la puso en su regazo, diciendo con una mirada seria, “Caiyi mi esposa, te olvidaste de la conversación que tuvimos. Si quieres tener niños rápidamente, no sólo tenemos que poner esfuerzo todos los días, tenemos que probar diferentes posiciones y lugares... Además, nuestras acciones deben ser enérgicas, y el sonido tiene que ser un poco fuerte... “
“Oh...” Al oír la palabra ‘niños’, la Pequeña Emperatriz Demonio se calmó, y ella dejó de resistirse en cualquier forma. Se esperaba que ella viviera por solo tres años más, y en la actualidad, su mayor deseo era tener un hijo con Yun Che antes de entonces. Pero con respecto a tener hijos, ella era completamente inconsciente. No podía hacerle preguntas a nadie más. Además, Yun Che era todo el ‘genio médico’ del Reino Demoníaco Ilusorio, así que con respecto a la ‘guía autorizada’ de Yun Che, sin importar cuán vergonzosa, ella cumpliría.
Ningún hombre creería que la Pequeña Emperatriz Demonio, absolutamente digna y poderosa, que podía hacer que una multitud de Monarcas retenga el aliento y se estremezca, bajo la dirección de Yun Che, adoptaría posiciones que harían que hasta las prostitutas, al verlas, se taparan los ojos. Los gemidos también harían que los rostros de todas las sirvientas del Palacio Demoníaco Imperial se enrojecieran con vergüenza.
Seis días más tarde, después de que la ceremonia de boda de Xiao Yun y Número Siete Bajo el Cielo había terminado. Número Siete Bajo el Cielo se unió a la Familia Yun, convirtiéndose en la hija de la Familia Yun. Más Grande Ambición Bajo el Cielo tenía seis hijos y sólo esta chica. El día de la boda realmente hizo que sus ojos se pusieran rojos. Pero, por suerte, las Familias Yun y Bajo el Cielo estaban muy cerca de distancia. Si quería verla, era fácil. No era como perder por completo a su hija.

Con eso, después de dos días más, finalmente fue el día en el que Yun Che había decidido marcharse.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios