CEO Capítulo 226

14:09

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo 226: Inseguro 
La noche cayó, y el centro de Zhonghai estaba lleno de gente por el ocio y la fiesta.
En comparación, Dragon Garden el cual estaba ubicado en los suburbios, estaba tranquilo y silencioso.
Lin Ruoxi se cambió de su atuendo de trabajo y se puso un par de pijamas floridas. Ella dejó su cabello suelto, y la relajada pijama la hacía verse suave y liviana como una pluma. Su rostro sin adornos parecía delicado y perfecto bajo las cálidas luces.
Ella se veía justo como una dama elegante que normalmente se quedaba en casa, y era imposible decir que era la misma persona cuyo trabajo diario era una CEO rápida, decisiva y fría.
Ella se sentó en una silla en la mesa del comedor, y la mesa tenía al menos diez platos deliciosos encima. Casi todos estos excelentes platos fueron cocinados por Wang Ma, excepto el plato de lechuga el cual parecía haber sido blanqueado a una temperatura demasiado alta, causándole verse un poco amarillo.
Wang Ma sacó una pequeña olla de arroz de la cocina, y siguiendo la mirada de Lin Ruoxi, le echó un vistazo al reloj de la pared.
Eran más de las ocho de la noche.
“Señorita, ¿el Joven Amo todavía está afuera?” Wang Ma con pesar dijo: “Supongo que no va volver para la cena, es una lástima para estos platos. Originalmente quería darle la bienvenida al Joven Amo a casa con este festín ya que regresó de tal lugar lejano. Oh bien, es mejor si no esperamos más debido a que ya ha esperado más de una hora, Señorita. Vamos a comer.”
Lin Ruoxi respiró hondo, y le sonrió: “No estoy esperando por él, solo no estaba hambrienta, vamos a comer ahora, Wang Ma.”
“Cielos...” Wang Ma aceptó comer y no expuso su mentira. Tras llenar el tazón de Ruoxi con arroz, ella llenó el suyo.
Después que las dos se sentaron, comieron en silencio.
Wang Ma miró el plato de lechuga y dijo: “Señorita, usted cocinó eso por usted misma, ¿lo ha probado?”
“No, se ve terrible. Wang Ma, siempre se ve verde brillante cuando lo preparas, pero es amarillo cuando se trata de mí, parece que necesito aprender a cómo cocinar correctamente.” Lin Ruoxi parecía un poco deprimida.
“Señorita, usted es mucho más inteligente que yo, y definitivamente será mejor cocinando que yo. Es una pena que el Joven Amo no regrese hoy, si el Joven Amo la ve aprendiendo cómo cocinar para él, sin duda estará muy feliz.” Wang Ma consoló.
Lin Ruoxi asentó sus palillos: “No lo menciones, Wang Ma. No estoy aprendiendo para él, yo de repente pensé en aprender cómo cocinar, eso es todo.”
Wang Ma sonrió impotentemente: “Bien, bien, no fue para el Joven Amo, fue  sólo un desliz de lengua de mi parte. Sin embargo, Señorita, ¿por qué no sólo lo llama? ¿Pregunte por qué el Joven Amo no vuelve aún? Tal vez vendría a cenar si usted llamara.”
“No quiero.” Lin Ruoxi alejó su mirada, pero había un pequeño resentimiento en su rostro: “¡Él puede cocinar para sí mismo si está hambriento, está bien si no quiere volver para cenar! ¡Es mejor si no vuelve nunca más, ya que tiene tantas mujeres afuera, puede comer dondequiera y ahorrarme la molestia de verlo!”
Wang Ma miró a Ruoxi quien estaba reaccionando como una niña tratada mal, y estaba entre la risa y las lágrimas: “Señorita, está siendo demasiado extrema, el Joven Amo definitivamente tiene algunos asuntos apremiantes los cuales le hacen incapaz de volver para cenar. Reprender en tal manera haría enojar a cualquier hombre, por favor sea cuidadosa en no hacer comentarios irresponsables.”
Justo en este momento, el teléfono de Ruoxi sonó.
Lin Ruoxi suspiró, luego se acercó al sofá para tomar su teléfono. Comprobando la ID del llamante, era Cai Yan.
“Yanyan, ¿qué pasa?”
Cai Yan habló con un tono serio: “Ruoxi, te estarás quedando en casa toda la noche, ¿verdad?”
“Sí, ¿quieres venir?” Lin Ruoxi preguntó con curiosidad.
“No, sólo quiero confirmar esto, estoy preocupada que algo pueda pasarte si sales. En cualquier caso, quédate en casa por esta noche, no vayas a ninguna parte, al menos espera hasta el amanecer antes salir de tu casa.”
“Yanyan, ¿qué quieres decir?” Lin Ruoxi frunció el ceño.
Cai Yan suspiró y dijo: “Solo escúchame y estará bien, te estoy dando una llamada debido a que estoy preocupada por ti. Zhonghai no es seguro esta noche, eso es todo lo que puedo decirte. ¡Bien, estoy realmente ocupada, bye bye!”
La expresión de Lin Ruoxi cambió un poco, mientras Cai Yan ya había colgado la llamada.
“Señorita, ¿qué dijo la Señorita Cai Yan?” Wang Ma vio que Lin Ruoxi tenía una expresión ansiosa, y rápidamente preguntó.
Lin Ruoxi no ocultó lo que sucedió: “Ella nos dijo que no saliéramos de nuestra casa, hay algunas cosas que van a suceder esta noche en Zhonghai, y es inseguro.”
“¿¡No es seguro allá afuera!?” Wang Ma inmediatamente preguntó con preocupación: “¿Qué va a hacer el Joven Amo? El Joven Amo no ha regresado todavía, nada le pasará, ¿verdad?”
“¿Por qué preocuparse por él? Él es realmente fuerte, casi me asusté hasta la muerte esta mañana y pensé que murió, pero cuando fui al hospital, en cambio me enojé más allá de la creencia. ¡No voy a preocuparme por él, es mejor si algo le pasa!”
Lin Ruoxi furiosamente dijo, luego se acercó a la mesa a pesar de tener preocupación en sus ojos.
Esta vez, Wang Ma no siguió sentada ahí e hizo nada. Ignoró lo que Lin Ruoxi pensaba y se acercó al teléfono, y marcó el número de Yang Chen.
Lin Ruoxi recogió su tazón y sus palillos, pero no comenzó a comer y en cambio estaba mirando a Wang Ma.
Un rato después, Wang Ma colgó el teléfono de repente, ella suspiró: “¿Cómo puede ser esto? El teléfono no puede ser contactado, ¿podría ser que se ha quedado sin batería?”
La mano de Lin Ruoxi la cual sostenía los palillos tembló un poco y casi los deja caer. Ella miró fuera de la ventana y el camino afuera, pero no había nadie apareciendo.
Sinceramente, el teléfono de Yang Chen efectivamente se había quedado sin batería. Ayer, él voló de Sichuan a Zhonghai, luego se fue a la Torre Di Wang para buscar a Lin Ruoxi en medio de la noche. Esta mañana, fue a asistir a la fiesta de cumpleaños de Yuan Ye y se involucró en esos problemas, y simplemente ni siquiera pensó en cargar su teléfono.
Yang Chen se sentía bastante molesto. Los dispositivos de comunicación que usaba en el pasado podían ser usados durante meses sin cargar, ¡el teléfono ordinario que ahora tenía era demasiado problemático en comparación!
Sin embargo, Yang Chen simplemente no estaba en el humor para preocuparse si a su teléfono le quedaba algo de carga. A las once de la noche, él estaba sentado en una Hummer H2 negra con Rose, el auto dejó una fortaleza secreta de la Sociedad de las Espinas Rojas y se dirigió a la región Este de Zhonghai.
Rose estaba sentada en el espacioso asiento negro, y había una pequeña mesa colocada en frente de ella con una pequeña Macbook encima. Rose usaba sus lentes con solo montura, y comandaba las diversas divisiones de la Sociedad de las Espinas Rojas mientras miraba un mapa de Zhonghai.
“Rose querida, ¿no ya has puesto tus planes en movimiento? ¿Por qué todavía estás tan ocupada?” Preguntó Yang Chen.
Rose maliciosamente le sacó su lengua: “Muchos cambios se tienen que hacer para las batallas presenciales, obviamente tienen que ser perfeccionados.”
Yang Chen encontró increíblemente aburrido mirar el mapa, pero no quería molestar a Rose. Después de todo, este asunto era comparable a un emperador expandiendo su territorio, y ello de hecho la emocionada mucho.
Por lo tanto, Yang Chen se reclinó contra el asiento delantero, y le echó un vistazo a Pequeño Zhao quien conducía y a Chen Rong quien estaba sentaba a su lado. Con una sonrisa, Yang Chen dijo: “Pequeño Zhao, ¿no eres un Maestro de Salón ahora? ¿Por qué estás conduciendo en lugar de comandar en las líneas del frente?”
“Hermano mayor Yang, por favor no me ridiculices, solo manejo algo de logística en la retaguardia. Al dejarme conducir, ello demuestra que Hermana Mayor piensa altamente de mí, lo cual es un buen punto mío. Tengo clara mi posición. ¿No lo piensas así, Rongrong?” Pequeño Zhao era todo sonrías conforme le preguntaba a Chen Rong.
Chen Rong asintió con la cabeza: “Eso es cierto, cuando hermano mayor Pequeño Zhao intentó arrebatarme el puesto de bartender hace un tiempo, no se lo devolví.”
Yang Chen golpeó la cabeza redonda de Pequeño Zhao con su dedo: “Tan inmaduro, tonteando en el bar todo el día.”
“Cielo, hermano mayor Yang, estás equivocado sobre eso. En el bar, soy el más cercano a Hermana Mayor. En términos de antigüedad, soy el gerente general del palacio interior, ¡es una posición increíble!”
“Hermano mayor Pequeño Zhao, el gerente general del palacio interior es un eunuco.” Chen Rong dijo con una expresión extraña.
Pequeño Zhao se sintió intimidado, así que murmuró un poco y dejó de hablar.
Mientras conversaban casualmente, el auto finalmente había llegado al lugar que Fang Zhongping eligió para encontrarse, el cual estaba junto a un río entre las regiones Este y Oeste.
El Hummer se detuvo en un lote vacío, y ya había dos autos estacionados en los alrededores. Sin embargo, estos dos autos eran bastante especiales, uno era un auto de policía y el otro tenía una matrícula del gobierno con el número 0001.
Rose quien vestía ropa de entrenamiento negra de tela lisa saltó del auto, mientras Yang Chen siguió perezosamente sentado dentro el auto. Él abrió la ventana para tener una compresión de la situación afuera.
Fang Zhongping y Cai Yan ambos llegaron aquí temprano, viendo a Rose llegar puntualmente, ambos estaban aliviados por dentro. Rose y Zhou Guangnian eran los líderes de las fuerzas del bajo mundo de Zhonghai para ellos. En este momento, ellos, como las fuerzas gubernamentales querían colaborar con una organización del bajo mundo y hacerlos ir contra otra organización del bajo mundo, esta situación era bastante irónica.
Era afortunado que la Sociedad de las Espinas Rojas de Rose nunca había cruzado las agencias gubernamentales y siempre había sido bastante discreta, y eso les hacía sentirse un poco más en paz.
Rose amistosamente se estrechó las manos con Fang Zhongping y Cai Yan, luego comenzaron a discutir sus planes.
Fang Zhongping era el comandante del gobierno y las fuerzas armadas para este evento, pero los planes de batalla específicos fueron manejados por Rose con Cai Yan asistiéndola.
Sin embargo, Fang Zhongping tenía que obtener una comprensión adecuada de los asuntos relacionados con los daños reales y el alcance de las áreas afectadas, y llegar a un acuerdo. Esto era algo que Cai Yan tendría que monitorear durante la batalla.
A pesar de estar a una gran distancia, Yang Chen fue capaz de escuchar claramente el contenido de sus conversaciones. Yang Chen no quería que Fang Zhongping usara el poder de la Sociedad de las Espinas Rojas para destruir a Dongxing, luego terminar apuñalando a la Sociedad de las Espinas Rojas por la espalda. Por lo tanto, lo que a Yang Chen le importaba más era que el plan fuera llevado acabo sin problemas con trato igualitario.
Sin embargo, Cai Yan quien participaba en esta discusión miraba a Yang Chen de vez en cuando con emociones complicadas en sus ojos. Esto hizo a Yang Chen bastante confundido. ‘¿Qué pasa con esta violenta belleza policía? ¿¡Podría ser que debido a que estoy con Rose, ella siente que tengo otro crimen en mi cabeza y está tratando de pensar en una forma de arrestarme!?’
Veinte minutos después, Rose se separó de Fang Zhongping y Cai Yan, y regresó al auto.
“Esposito, después de esta noche, Zhonghai será nuestro.” Rose dijo con confianza.
“¿Estás tan confiada? Aunque Dongxing podría no saber nada, algo de información debió haberse filtrado. Algunas defensas definitivamente están preparadas, y va a ser una pelea muy reñida.” Dijo Yang Chen.
Rose tenía una mirada pícara en sus ojos: “Mis subordinados se han desplegado mucho antes de que este plan fuera hecho…”
El Hummer se encendió otra vez, y se dirigió hacia el centro de la ciudad la cual estaba llena de luces brillantes. Actualmente era tarde por la noche, y el tráfico en la carretera era muy escaso. Las personas que estaban teniendo un gran momento embriagándose a sí mismas en los diversos lugares para el ocio estaban completamente inconscientes de que una tormenta estremecedora se estaba aproximando en las primeras horas.
...

También te puede gustar...

0 comentarios