CEO Capítulo 228

14:26

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo 228: Definitivamente no 
En la sala de estar, las luces brillantes iluminaban el pálido sofá, creando una atmósfera gentil y pacífica.
Yang Chen entró lentamente. Cuando miró cuidadosamente a sus alrededores, fue aturdido.
Vio a Lin Ruoxi, quien vestía un pijama de algodón acurrucada como un pequeño gatito mirando a la puerta. Su cabello cubría su mejilla.
Aunque la sala de estar tenía calefacción automática, este calor de ninguna manera estaba cerca de ser suficiente para dormir.
Ya que Lin Ruoxi estaba sintiendo frío mientras dormía, ella se abrazó a sí misma, y sus labios estaban pálidos por el frío. Su apariencia le daba a uno la urgencia de compadecerla.
Yang Chen sintió calidez entrando en su corazón. Esta visión le dio emociones de felicidad y un impulso para reír. Durante el día, ella era tan firme y hostil, pero tarde en la noche ella lo esperó hasta que regresara en la sala de estar. Los pensamientos de esta mujer eran demasiado difíciles de comprender.
Yang Chen se acercó al sofá abstraído sobre si debería llevarla arriba o traer una cobija para ella.
En este punto, Lin Ruoxi pareció haber despertado por los sonidos que él hizo. Ella abrió sus ojos somnolientamente, causando que su hermoso rostro pareciera aún más agraciado y elegante.
Lin Ruoxi tranquilamente miró a Yang Chen quien estaba de pie frente a ella, aparentemente tratando de confirmar si esto era un sueño.
“¿Te desperté?” Yang Chen excusándose sonrió.
Tras permanecer en silencio por un rato, Lin Ruoxi se sentó y miró el reloj, eran las 2 a.m.
“Me dormí viendo la televisión, iré a dormir ahora.” Lin Ruoxi en secreto comprobó a Yang Chen físicamente. Como podía ver que él estaba completamente bien, ella habló con indiferencia y se levantó, proponiéndose subir las escaleras.
Sin embargo, debido a pasar demasiado tiempo acurrucado, la circulación de la sangre en una de sus piernas era pobre, así que cuando intentó levantarse, su pierna se entumeció.
“Ahh…”
Ella ya se estaba sintiendo un poco débil, con su pierna careciendo de la fuerza para levantarse correctamente, Lin Ruoxi estaba a punto de caer sobre la mesa de café frente al sofá.
Yang Chen prontamente sostuvo a Lin Ruoxi por el brazo, causándole apoyarse en su pecho para evitar caerse.
“Mírate, ¿por qué estás tan apurada? ¿No sabes que podrías pescar un resfriado si duermes en el sofá sin una cobija?” Yang Chen dijo con una sonrisa.
Descansando sobre el pecho de Yang Chen, la nariz de Lin Ruoxi fue asaltada por su aroma masculino, causándole ablandarse por dentro y sonrojarse profundamente.
Sin embargo, siguiendo eso, ella minuciosamente notó el perfume femenino persistiendo en el cuerpo de Yang Chen.
Como él estuvo en la habitación de Rose durante mucho tiempo y había tomado el mismo auto que ella, sus cuerpos naturalmente estuvieron en contacto por bastante tiempo. Yang Chen no notó el aroma persistente en su cuerpo, pero Lin Ruoxi quien era una mujer fue capaz de identificarlo inmediatamente.
Las dulces emociones que estaba sintiendo inmediatamente desaparecieron, Lin Ruoxi sintió una tanda de resentimiento. Ella mordió su labio inferior, y sus ojos se volvieron un poco acuosos.
‘¡Este hombre! ¡Me quedé despierta tan tarde solo para esperarlo, preocupada de que algo pudiera pasarle, pero él en realidad estaba teniendo un gran momento con otras mujeres!’
“¡Suéltame, no necesito tu preocupación!” Lin Ruoxi fríamente dijo.
Yang Chen no entendió qué hizo mal, ¿por qué fue que cuando ambos estaban en tal grata situación, esta mujer se enojaba de nuevo? Cuando ella pronunció esas palabras, su tono era tan frío como el invierno escalofriante.
Yang Chen no tuvo más elección que soltar la figura suave de Lin Ruoxi la  cual despedía un dulce aroma, y ​​tenía una sonrisa rígida mientras la veía subir las escaleras.
“En el futuro, no me esperes si regreso tarde. Nada me pasará, te cansarás a ti misma haciendo esto.” Yang Chen estaba legítimamente preocupado.
Lin Ruoxi usó la barandilla de la escalera como apoyo y ni siquiera miró hacia atrás mientras decía: “No seas tan narcisista, ya he dicho que me dormí viendo la televisión, nadie está esperando por ti.”
“¿Te dormiste viendo la televisión, pero recordaste apagarla?” Yang Chen tenía una sonrisa incómoda, esta excusa era demasiado pésima. ¿De qué había que avergonzarse?
Los pies de Lin Ruoxi se detuvieron, ella se dio vuelta, y sus ojos estaban un poco rojos. Con una sonrisa fría, se burló como si se estuviera burlándose de sí misma, “¡Eso es! ¡Soy tonta! ¡Ni siquiera sé cómo mentirte! ¿Qué soy yo para ti? ¿Qué es este lugar para ti? ¡Tienes tantas mujeres ahí afuera, y no soy nada en tus ojos! ¡Tienes lugares cálidos y agradables para quedarte, y tienes personas que quieren pasar la noche contigo! ¡Vuelve cuando quieras y vete cuando quieras, tú ni siquiera dejas un mensaje cuando pasas la noche afuera! ¡Tú ni siquiera haces una simple llamada!
¿Por qué esperaría por ti? Es debido a que soy estúpida, ya sé que soy alguien que no te importa, y yo todavía hice una cosa tonta... ¡No te preocupes, no te estaré mintiendo en el futuro, debido a que no estaré esperando como una idiota por ti otra vez como esta noche!”
Diciendo eso, Lin Ruoxi obstinadamente giró y amargamente subió las escaleras.
Yang Chen estaba de pie completamente quieto, él estaba aturdido por las palabras de Lin Ruoxi.
Vuelve cuando quieras, vete cuando quieras......
¡Mirando a esa figura que parecía cansada subir paso a paso, Yang Chen de repente tuvo una intensa sensación de inquietud y preocupación, como si el lugar al que Lin Ruoxi se estaba dirigiendo no fuera el segundo piso de la villa, y en cambio era una línea paralela donde nunca se cruzarían de nuevo!
“¡Espera! ¡Lin Ruoxi detente justo allí!” Yang Chen gritó.
Lin Ruoxi se detuvo, pero no se dio la vuelta, ella sólo se quedó de pie donde estaba sin decir nada.
Desde que se casaron, esta era la primera vez que Yang Chen la había llamado por su nombre completo, y lo dijo tan ferozmente.
Yang Chen respiró hondo, y dijo con un rostro serio: “Lin Ruoxi, definitivamente haré una llamada si regreso tarde en el futuro. Honestamente no estoy acostumbrado al hecho que haya alguien esperándome en casa. También, hacer una llamada para evitar que alguien me espere y explicar por qué... Es muy difícil para mí, debido a que en los últimos veinte años, nunca tuve tal hábito. Eso es por qué pasé por alto informarte, espero que puedas entenderme. Sin embargo, en el futuro, haré esa llamada y explicaré por qué.”
“Tú, y esta casa, son cosas que me importan. Definitivamente no tienes que…”
Mientras Yang Chen hablaba, Lin Ruoxi alzó su cabeza un poco, luego rápidamente subió las escaleras, corrió dentro su habitación, y cerró la puerta antes de que Yang Chen pudiera terminar.
Yang Chen suspiró profundamente, y una sonrisa amarga se formó en sus labios. Él tomó un buen vistazo alrededor de la sala de estar, luego apagó las luces y se fue a descansar.
Temprano en la mañana del día siguiente, el teléfono de Yang Chen el cual estaba cargado sonó.
Yang Chen casualmente estiró el brazo para agarrarlo, luego lo colocó junto a su oreja y aceptó la llamada.
“Buenos días Esposito ¿espero no haberte despertado?” Rose tímidamente saludó en el otro lado.
Los ojos de Yang Chen permanecieron cerrados, pero él formó una sonrisa y preguntó: “¿Por qué preguntar si ya conoces la respuesta? ¿Cómo están las cosas?”
“Con la cooperación del Secretario Fang y la Jefa de Oficina Cai junto con Dongxing haciéndole falta Maestros de Salón y Subjefes, el ataque de ayer fue bastante aburrido. Zhou Guangnian simplemente no tuvo ningún tiempo para resistirse. Pero cuando fui a su casa al final, las cosas fueron un poco extrañas.”
“¿Qué fue extraño sobre ello?” Yang Chen preguntó indolentemente.
Rose dijo: “Fui ahí con la Jefa de Oficina Cai. Cuando encontramos a Zhou Guangnian, él ya estaba muerto con un disparo en su cabeza. Además, la posición en la que estaba cuando murió era muy extraña, estaba arrodillado.”
“¿Qué hay de los demás?” A Yang Chen no parecía importarle esto en absoluto.
“Zhou Dongcheng había huido junto con varios de sus asistentes cercanos, no fuimos capaces de atraparlos. Como la orden militar para sellar la ciudad solo duraba hasta esta mañana, atraparlo... Será difícil.” Rose con pesar dijo.
“Está bien, él no es alguien con malas ambiciones, así que intencionalmente no le hagas las cosas difíciles. Solo haz algunos preparativos por si acaso.”
“Pensé así también, así que he enviado a mis subordinados para empezar a tratar con las secuelas y lo estamos ignorando.” Rose habló en una voz suave: “Esposito, debes seguir durmiendo, voy a trabajar ahora.”
“No trabajes demasiado tú misma, puedes dejar algunas cosas a pequeño Zhao y Rongrong. Ahora que tus élites están regresando, deberías recompensarlos bien, ser un espía es un trabajo difícil.”
Después de terminar la llamada, Yang Chen no siguió durmiendo. Ya que pasaba a ser el fin de semana, Yang Chen planeó tener su desayuno antes de ir al hospital para comprobar la salud de Yuan Ye, ya que ese era el asunto más importante ahora.
Él bajó las escaleras, y Wang Ma ya había puesto su suntuoso desayuno sobre la mesa. Hoy, había arroz, platos fríos y sobras calentadas.
Yang Chen notó que Lin Ruoxi no había bajado todavía, así que se preguntó por dentro si esa nena todavía estaba enojada y reacia a verlo. Sin embargo, él  no podía hacer nada al respecto, no sería correcto para él entrar en su habitación.
“Joven Amo, se ha despertado. Usted debió haber regresado realmente tarde anoche, gracias a dios que está a salvo. La Señorita y yo estuvimos muy preocupadas por usted.” Wang Ma tenía una sonrisa de alivio.
Yang Chen estaba desconcertado, así que preguntó: “Wang Ma, ¿qué quieres decir?”
“Durante la cena de ayer, la Segunda Señorita de la Familia Cai llamó para decirle a la Señorita que no salga de la casa. Ella dijo que Zhonghai no estaba seguro anoche. Ya que usted siempre se quedó afuera y no lo pudimos contactar, ambas estábamos preocupadas que algo le sucediera a usted, Joven Amo.” Dijo Wang Ma.
Muchos pensamientos hicieron erupción en la mente de Yang Chen, él recordó cómo Lin Ruoxi estaba acurrucada en el sofá anoche, y sintió un estallido de culpa. Era de hecho correcto para ella estar enojada con él. Ella no solo lo esperó, también estaba preocupada por él.
“Estos platos fueron todos anoche, pero solo comimos un poco. Los he calentado esta mañana, por favor coma más, Joven Amo.” Wang Ma cordialmente llenó un tazón con arroz y se lo dio a Yang Chen: “Originalmente, era para darle la bienvenida a casa, ya que acababa de regresar, la Señorita incluso cocinó por primera vez. Sin embargo, la Señorita dijo que se veía terrible, así que ni siquiera lo tocó.”
Yang Chen sospechó que malentendió: “¿Ruoxi cocinó?”
“Exacto, es este plato de lechuga.” Wang Ma apuntó al plato de lechuga amarillenta en la esquina. Como había pasado la noche, el aceite de sésamo parecía un poco pegajoso, “Joven Amo, ¿le gustaría darle una probada?”
Yang Chen felizmente asintió, la imagen de Lin Ruoxi torpemente tratando de cocinar emergió, y tuvo el impulso de reír.
Él agarró un montón con sus palillos y lo puso sobre su arroz. Sin preocuparse por el sabor, él simplemente siguió comiendo con una sonrisa.[1]
“Joven Amo, ¿cómo sabe? ¿La Señorita tiene potencial para cocinar?” Wang Ma preguntó con una amplia sonrisa.
Yang Chen estaba comiendo, y no pudo molestarse en hablar, así que asintió con entusiasmo.
En instantes, dos tazones de arroz entraron en su estómago. Yang Chen terminó de comer, ya que Lin Ruoxi aún no había bajando, le dijo a Wang Ma que estaba yendo al hospital para visitar a un paciente, y salió de la casa.
Una vez que Yang Chen se fue, Lin Ruoxi a escondidas bajo del segundo piso. Ella caminó hacia la mesa y miró el plato de lechuga que solo le quedaban pequeños pedazos de lechuga. Ella estaba un poco en trance.
Wang Ma lució una sonrisa profunda: “Señorita, parece que el Joven Amo está muy satisfecho con el plato que usted cocinó, él solo comió lo que preparó.”
Lin Ruoxi se sonrojó un poco. Ella curiosamente tomó sus palillos y tomó un pequeño trozo de lechuga, y con cuidado lo puso en su boca…
“Wu... ¡Wu! Pui pui bleh......”
Lin Ruoxi arrugó sus cejas, y pisoteó el suelo. Ella con resentimiento dijo: “Está tan salado, ¿¡ese hombre bobo creció comiendo sal!?”
Viendo a Lin Ruoxi enojada y feliz al mismo tiempo, Wang Ma no pudo evitar reírse.


[1] Trafalgar: jaja arriesgando la salud XD
..

También te puede gustar...

0 comentarios