CEO Capítulo 154

0:53

Traductor: Zero
Corrector:  Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]

Capítulo 154: Retenido

Yang Chen obviamente no estaría tan aburrido como para beber alcohol. Sin siquiera mencionar el hecho que no puede sumergirse en el alcohol debido a su condición mental, Yang Chen ya estaba demasiado intrigado por la situación actual. Otros pueden no ser capaces de ver algunas cosas que Yang Chen podía ver, en sus ojos, había demasiadas cosas que valían la pena pensar y sospechar. Había incluso muchos detalles que estaban llenos con todo tipo de significados profundos, ¿cómo podría él ir por un trago durante tal tiempo tan magnífico como este?

Después de girar a través de varias esquinas en el corredor vacío, Yang Chen caminó hacia una pequeña salida en la parte trasera de la villa. Si salía desde la pequeña puerta allí, él llegaría al estacionamiento exterior detrás de la villa.

En un enorme complejo como este, era solo natural que hubiera muchas salidas, no era posible que tenga solo una entrada grande, de modo que Yang Chen encontró fácilmente esta puerta.

Sin embargo, Yang Chen no se apresuró a salir, él en cambio se dio la vuelta lentamente y habló al corredor vacío: “Señorita Mo, seguir a alguien es un mal hábito, sobre todo cuando es una belleza siguiendo a un hombre casado.”

Tras esperar por un momento, la ruborizada Mo Qianni salió fríamente desde un rincón, ella dijo con gran enfado: “¡Es tu culpa por engañarme, obviamente querías huir por tu cuenta!”

“¿Huir? Nunca dije que quería huir.” Yang Chen caminó lentamente hacia Mo Qianni.

Mo Qianni de repente comprendió: “Entiendo, quieres ir al almacén en el muelle de Jinzewan, ¡quieres ir al lugar donde Li Muhua está yendo! ¿Estoy en lo cierto?”

“Muy inteligente, pero ¿qué tiene que ver eso contigo?” Yang Chen respondió sin ocultar nada.

“¡No puedo dejarte ir, es demasiado peligroso!” Mo Qianni ansiosamente dijo.

“Pero no tienes forma de detenerme.” Yang Chen se encogió de hombros con una sonrisa.
Mo Qianni observó cómo Yang Chen se acercaba cada vez más, luego subconscientemente dio dos pasos atrás, “¡Entonces debes llevarme contigo, no puedo dejarte ir a tal lugar tan peligroso solo!”

Yang Chen estaba bastante curioso, así que preguntó: “Sabes que es peligroso, ¿por qué todavía quieres ir conmigo?”

“E… Estoy preocupada por ti.” Mo Qianni habló tan suavemente como si estuviera susurrando, su rostro estaba increíblemente rojo bajo la luz.

Ella no pudo permitir que Yang Chen vaya a tal lugar peligroso solo. Aunque ella sabía que tales palabras eran demasiado directas y que era básicamente poner sus sentimientos al descubierto, en tal coyuntura crítica, ¡Mo Qianni ya no pudo preocuparse por ser reservada!

Yang Chen quedó atónito por un momento, nunca se esperó que Mo Qianni soltaría cómo se sentía por dentro tan directamente, y cómo estaba preocupada por él. ¿Podría él seguir tratándola con una dura actitud?

Yang Chen no pudo hacerlo, así que renunció a su plan inicial de dejar a Mo Qianni inconsciente.

Después de mantenerse en silencio por un rato, Yang Chen suspiró, luego sonrió suavemente: “Originalmente estaba planeando noquearte y llevarte a tu habitación, pero tengo un corazón blando que no puede resistir las dulces palabras de una mujer, especialmente aquellas que vienen de una mujer hermosa. Ya que tanto quieres ir conmigo, te dejaré.”

“Tú… ¿En realidad querías noquearme?” Mo Qianni estaba tan enojada que casi lloraba mientras lo miraba.

“Dah, estabas preocupada por mi seguridad, mientras yo también estoy preocupado por la tuya.” Yang Chen respondió.

Mo Qianni inmediatamente se quedó sin habla. Su corazón latía varias veces más rápido, luego ella giró sus delicados ojos a otra dirección y frunció los labios, prohibiéndose a sí misma revelar una sonrisa alegre.

Era como si el sentimiento ambiguo entre ellos hubiera recibido una verdadera respuesta, y parecía inútil hablar más. Era mejor sólo mantener escondida la dulzura entre ellos.

“Oye, chica tonta, ¿hay un necesidad  para estar tan feliz? ¿Todavía vienes?” Yang Chen preguntó con una sonrisa.

Mo Qianni rápidamente regresó a sus sentidos: “Por supuesto que voy, pero tienes que cuidarme.” Con una expresión lamentable, ella era como una dama intimidada, y ya no se veía como una mujer dura y de carrera exitosa.

Yang Che hizo un gesto con sus dedos para hacerle una seña, y Mo Qianni rápidamente lo siguió.

Cuando caminaron hacia la pequeña salida, ya había un guardaespaldas de negro de pie afuera, claramente para impedir que algún invitado se fuera sin permiso.

“Hermano, ven un momento.” Yang Chen le hizo una seña al guardaespaldas con una sonrisa.

El hermano de negro rápidamente entró, con una amable sonrisa preguntó: “¿Ocurre algo, señor?”

“Sí, por favor permanece inconsciente por un rato.”

Sin esperar que el guardaespaldas reaccione, Yang Chen golpeó su nuca a gran velocidad, y el hombre de negro inmediatamente se desmayó en el suelo.

Mo Qianni estaba tan sorprendida que se quedó con la boca abierta, ella miró a Yang Chen con una linda expresión: “¿Estabas intentando noquearme de esta forma antes?”

“Adivina.” Yang Chen le guiñó un ojo, luego salió de la puerta.

En la cobertura de la noche, el estacionamiento estaba tan tranquilo que el único sonido que se podía oír era el viento soplando contra los árboles, varios autos extravagantes de gama alta estaban aparcados allí.

Mo Qianni encontró el lugar bastante frío, ella abrazó sus brazos y le preguntó a Yang Chen: “Estás planeando ir con Li Muhua? No tenemos un auto.”

Yang Chen maliciosamente sonrió, apuntó a los autos en el estacionamiento y dijo: “¿Quién dice que no tenemos un auto, no todos estos son autos?”

“¿Estás pensando robar un auto?”

Mo Qianni encontró la situación desesperada, pero antes de que pudiera detenerlo, Yang Chen ya se había acercado al Lexus negro más cercano.

“¡Oye! ¿¡Debes estar bromeando!?” Mo Qianni forzó una sonrisa y preguntó.

Yang Chen frotó su barbilla, hizo un círculo alrededor del auto, y parecía haber verificado algo. De pronto extendió la mano ¡y golpeó la ventana con un golpe de martillo!

*¡¡Shatter!!*

¡El sonido del cristal rompiéndose se escuchó y un gran agujero de pronto apareció en la ventana del auto!

“¿Viste eso?” Yang Chen señaló a esa ventana que había roto tan fácilmente: “Este modelo Lexus tiene un sistema de alarma realmente débil, siempre y cuando uno no se meta con la cerradura, no hará ningún sonido de alarma.”

A medida que decía eso, bajo la mirada estupefacta y linda de Mo Qianni, Yang Chen casualmente desbloqueó el coche al llegar al interior, luego abrió la puerta del conductor y entró.

Mo Qianni casi se desmaya, la conducta y hazañas de Yang Chen estaban más allá de las éticas, leyes y morales de una persona ordinaria. Su manera de pensar no era algo que una dama ordinaria de la sociedad como ella podía entender.

“Sube rápido.” Yang Chen le hizo un gesto para que se acercara, y abrió la puerta para el asiento de pasajero.

Cuando Mo Qianni entró al auto, Yang Chen ya había quitado un pedazo de plástico del área debajo del volante y estaba jugueteando con el interior.

Después de prepararse mentalmente, Mo Qianni no se sorprendió mucho esta vez. Más bien perpleja, ella preguntó: “¿Qué estás haciendo ahora? ¿Puedes arrancar el coche haciendo eso?”

“¿No lo dices?” Yang Chen rodó sus ojos hacia ella y continuó jugueteando con los cables dentro del auto: “Sin una llave, se tienen que emplear métodos especiales.”

El momento en el que habló, el tablero del Lexus de repente se iluminó, luego el motor rugió. ¡El auto había sido encendido!

Ignorando la expresión sorprendida de Mo Qianni, Yang Chen ajustó adecuadamente el asiento, luego se preparó para arrancar e irse.

“¡Espera!” Mo Qianni pareció haber pensado de algo, y aconsejó. “Definitivamente hay gente en la villa vigilando. A pesar de que está a una corta distancia de las carreteras públicas que rodean la villa, si salimos de esta manera, ¡los faros sin duda serán notados por ellos!”

“Al menos eres inteligente.” Yang Chen elogió mientras le daba a la nariz de Mo Qianni un golpecito, causando que ella se sonroje.

“¿Cómo vamos a irnos entonces?”

“¿Quién dice que las luces deben estar encendidas cuando se conduce por la noche?”

“Quieres decir…”

Ignorando la mirada de Mo Qianni como si estuviera mirando a una persona loca, Yang Chen rio y apagó los faros del auto. El auto estaba justo como habría estado durante el día, ¡sin una sola luz encendida!

Luego, Yang Chen cambió de marcha y sin problemas condujo el auto fuera del estacionamiento. ¡Él comenzó a conducir el auto hacia los caminos que rodeaban la villa!

Mirando la oscuridad en frente de ella, Mo Qianni ni pudo ver tres metros adelante, pensando sobre cómo Yang Chen se proponía conducir todo el camino hasta Jinzewan así, ella estaba tan aterrorizada que empezó a pensar sobre saltar fuera del auto!

“¿Estás loco? ¡Si conduces así, acabaremos cayendo de la montaña!”

Yang Chen le disparó una mirada en la oscuridad y dijo: “Si confías en mí, siéntate obedientemente ahí y estate en silencio. Aunque estuve de acuerdo en llevarte a Jinzewan, tienes que cumplir con todas mis órdenes. De lo contrario, no puedo garantizar que no te noquearé y arrojaré al asiento trasero.”

Cuando él dijo esto, Mo Qianni inmediatamente reaccionó al cerrar su boca, ella murmuró a regañadientes para sí misma un poco, pero todavía se puso el cinturón de seguridad y obedientemente se calló.

El Lexus negro no tenía ninguna luz encendida, como un espectro a medianoche, galopando a través del camino de la montaña oscura, pero su velocidad no era lenta en absoluto.

Afortunadamente, había muy pocos autos en el camino de montaña a esta hora, así que aun cuando los faros no estaban encendidos, el auto avanzado rápidamente no causó ninguna gran perturbación. Solo había el ocasional auto pasando, y el conductor sólo pensaría que estaba viendo cosas.

Poco a poco, Mo Qianni se dio cuenta que sus preocupaciones eran innecesarias, debido a que Yang Chen no tenía ningún problema en permanecer en la carretera mientras conducía en este auto negro sin luz, ¡como si esto fuera de día en lugar de la noche!

Mientras suspiraba un aliento de alivio, Mo Qianni tuvo otra pregunta: “Oye, Yang Chen, ¿sabes el camino a Jinzewan?”

“Lo sé.”

“¿Por qué sabes eso? ¿No es tu primera vez en Hong Kong?”

“Recuerda esto, cada vez que me escuches hablar, ¡de diez oraciones, once son mentiras!”

“Es un total de sólo diez oraciones, ¿cómo puede haber once oraciones de mentiras? Si no quieres decírmelo, entonces olvídalo.” Mo Qianni dijo en una manera deprimida.

“Cuando empiezas desde cero, tendrías once números cuando vayas a diez, tú ni siquiera sabes tal sencillo principio matemático.”

A medida que ellos dos charlaban, el auto ya había bajado la montaña, Yang Chen naturalmente encendió los faros también, ya que no sería sospechoso tener sus luces encendidas en este punto.

El auto fue conducido a través de pequeñas carreteras hacia Jinzewan. El flujo de los autos disminuyó gradualmente, y Yang Chen otra vez apagó las luces del auto.

Poco después, sólo había un vehículo conduciendo hacia Jinzewan. Yang Chen sonrió y dijo: “Parece como que no llegamos tarde, el que está al frente debería ser ese mocoso llamado Li Muhua.”

Mo Qianni pasó de su pánico inicial y preocupación a emoción y diversión. Seguir a alguien en secreto de esta forma le hizo sentirse totalmente diferente de la norma, pero cuando estaban a punto de llegar a Jinzewan, ella empezó a preocuparse por su seguridad, y no pudo evitar preguntar: “¿Cómo vamos a entrar? ¿Vamos a enviar el dinero junto a Li Muhua?”

“Chica tonta, si yo quisiera ir junto a Li Muhua para enviar el dinero ¿Por qué apagaría las luces y lo seguiría en secreto en vez de dejarlo notarme?”

Mo Qianni fue llamada chica tonta de nuevo, pero ella no se enojó, sólo sentía que los dos se habían vuelto mucho más cercanos. Ella sonrió dulcemente, y ya no habló.

También te puede gustar...

0 comentarios