CEO Capítulo 158

1:06

Traductor: Trafalgar
Corrector:  Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]

Capítulo 158: No Asusto A La Gente

“¿Error?” Una gran descarga de sospecha se mostró en los ojos de Li Muhua.

En este momento, Li Meng y los otros dos guardaespaldas se volvieron bastante impacientes, Li Meng instó: “Joven Amo, el cerebro de este tipo funciona más rápido que un auto, debemos matarlo rápidamente y darlo de comer a los peces.”

“No.” Li Muhua dijo: “Estoy muy interesado en descubrir lo que es la falla que el Sr. Yang mencionó.”

“La falla que mencioné también podría ser llamada un asunto poco razonable.” Yang Chen ponderó, luego dijo: “Después de que recibimos la llamada del tan llamado criminal, hubo menos de diez minutos antes de que Li Mucheng salga de su habitación con el conocimiento de la bomba bioquímica plantada por los criminales. Si él realmente fuera sólo una persona inútil que solo sabía cómo hacer un alboroto y tener diversión, ¿cómo podría saber de tal asunto clasificado, y quien le diría esto? Incluso entre los ejecutivos de la villa, solo unos pocos de ellos sabían de esto. A fin de evitar el pánico, ellos también sellaron toda información a otros, ¿quién estaría tan aburrido como para decirle al inútil de Li Mucheng todo esto? Además, ¿quién haría tal informe pronto sin pensar sobre su boca incontrolable que podía incitar problemas?”

“Esto era de hecho poco razonable, pero esto es exactamente el por qué Sr. Yang debería sospechar de mi hermano en vez de mí, ¿no?” Li Muhua preguntó.

“Justo lo contrario.” Yang Chen sonrió: “Es tal error obvio que incluso yo, una persona de afuera, lo notó y ponderó sobre ello. Pero como alguien de la Familia Li, tú no tuviste ninguna sospecha, y estabas tan confiado que todo fue causado por la Familia Xu. Esto me dejó perplejo, ya que eres el más excepcional sucesor de la Familia Li y CEO de Muyun, ¿cómo podrías ser más estúpido que ese hermano tuyo que jugaba al tonto?”

“Al final, hay una explicación para todo. Tú también estabas pretendiendo ser un tonto, pero en una forma diferente. Estabas jugando al tonto refinado. Eras cortés y amable ante cualquiera en la superficie, respetoso y amoroso a tu hermano, y filial a tu padre. Sin embargo, ¿no es esto otra forma de disfraz?”

Li Muhua estaba finalmente convencido, esta serie de análisis había hecho un montón de sentido. Puede no haber ninguna evidencia sustancial, pero una vez que uno piensa sobre ello de esta forma, él realmente tuvo demasiados errores.

Sin embargo, este hombre que encontró y vinculó tales pistas para desenredar un complot que él hizo hace un largo tiempo era realmente inconcebible.

Mo Qianni también estaba emocionada al escuchar lo que Yang Chen dijo ya que ella había estado presente durante todos estos eventos. Aunque no había sospechado sobre ello anteriormente, ella no pensaba que era estúpida, ella sólo se clavó en la percepción de Yang Chen siendo demasiado aterradora.

El hecho que Yang Chen tuviera un lado como este hizo a Mo Qianni alegre, pero los dos parecían haber ya alcanzado el final de sus vidas en su situación actual.

‘Oh bien, morir junto a él no parece demasiado malo…’ Las mujeres eran creaturas emocionales, una vez que este pensamiento entraba en su mente, ella no sentía demasiada amargura por dentro.

“Es tal lástima, si Sr. Yang pudiera ser usado por mí, quizás podríamos habernos vuelto buenos amigos.” Li Muhua con pesar dijo.

“Olvídalo.” Yang Chen agitó su mano: “Eres alguien que se atrevió a matar a su propio hermano, no me atrevo a ser amigo tuyo.”

“He dicho demasiado entonces. Ustedes dos están a punto de dejar este mundo esta noche, estas palabras no importan en absoluto.” Una vez que Li Muhua pensó sobre cómo podía deshacerse de Yang Chen aquí, él se sintió mucho más tranquilo.

Li Muhua se dio la vuelta. Con su espalda enfrentada a Yang  Chen y Mo Qianni, él hizo señales con la mano a ellos como si estuviera dándoles la despedida, para la eternidad.

Entendiendo que Li Muhua no tenía la intención de seguir charlando, mientras sostenía la pistola alzada, una sonrisa malévola apareció en el rostro de Li Meng: “Adiós, Sr, Yang, Señorita Mo…”

“Sugiero que no dispares, no quiero matar en frente de una mujer.” Yang Chen estaba bastante disgustado, si Mo Qianni no estaba por su lado, él ya habría destrozado a este tipo que lo apuntaba con una pistola.

“Idiota, ¿crees que soy alguien que se asusta de las grandes palabras?” Li Meng dijo con desdén.

Con esas palabras habladas, Li Meng sin vacilación jaló el gatillo…

*¡Bang!*

Un sonido de disparo fue hecho de nuevo, pero esta vez nadie cayó.

Los ojos de Li Meng inmediatamente se ensancharon, y él lentamente bajó su cabeza en incredulidad.

Era desconocido cuando sucedió, pero Yang Chen se había movido justo enfrente de Li Meng y estaba agarrando su cuello como una pinza de acero.

Los ojos de Yang Chen eran como las zonas más oscuras de la tranquilidad letal, ello no daba esperanza para la sobrevivencia, como que estuviera viendo todo y sin enfoque…

“Solo te diré esto, no asusto a las personas, solo mato personas…”

El momento en el que la voz baja de Yang Chen fue escuchada, la mano que agarraba la garganta de Li Meng de golpe se apretó.

*Crrrack*

Li Meng simplemente no tuvo ninguna oportunidad para resistirse; Los dedos de Yang Chen por la fuerza perforaron a través de su frágil garganta.

Yang Che hizo un movimiento de jalar con un montón de fuerza, y un órgano indistinto fue arrancado de la garganta de Li Meng.

“¡¡¡Ahh!!!”

Mo Qianni no pudo soportar ver tal escena sangrienta, y se desmayó en el suelo después de ese grito.

Li Muhua y los otros guardaespaldas quien habían pretendido irse de repente se dieron la vuelta. Ellos vieron la sangre de Li Meng derramándose fuera de sus arterias, y vieron su cadáver caer en el suelo con sus ojos bien abiertos por la ira sin resignación.

Como si acabara de hacer algo sin importancia, Yang Chen agitó su mano izquierda, arrojando el esófago al suelo, pero la sangre ya había teñido la mitad de su cuerpo de rojo, y salpicado en su rostro.

Yang Chen alzó su cabeza, bajo sus ojos apagados estaba una sonrisa emocionada…

“Li Junior, ¿te gusta este tipo de muerte? ¿Te gustaría probarla?”
Después que habló, Yang Chen lamió sus labios, lamiendo la sangre tibia del hombre muerto que había salpicado en su rostro.
Para ser honesto, Li Muhua absolutamente no era una persona cobarde. Él era capaz de formar tal complot intricado y loco, lo cual mostraba que tenía más coraje que una persona promedio.
Sin embargo, en este momento, viendo a Yang Chen destrozar la garganta de Li Meng hizo que el estómago de Li Muhua se revuelva a medida que pavor instintivo de inmediato llenó su corazón.
“Disparen… ¡Dispárenle a este loco!”
Li Muhua se dio cuenta que la situación era terrible y no se olvidó de ordenarle a sus guardaespaldas asustados que habían olvidado cómo deberían reaccionar.
Los dos guardaespaldas habían sido asustados tan miserablemente por esta escena sangrienta que habían perdido su calma, ellos con rigidez sacaron sur armas y empezaron a dispararle a Yang Chen.
*Bang bang bang…*
Una serie de balas volaron hacia Yang Chen, pero ni una sola bala lo impactó.
Las manos de los guardaespaldas temblaban, y las balas fueron disparadas al azar.
A Yang Chen no le importó en absoluto, él lentamente caminó hacia Li Muhua, paso a paso. Como si cada bala estuviera dentro de sus cálculos, él perfectamente esquivó cada una de ellas.
Las pistolas Glock sujetadas por los guardaespaldas solo tenían ocho balas en sus cartuchos. Tras disparar todas ellas, el gatillo que ellos seguían jalando repetidamente solo hizo sonidos de chasqueo de una pistola vacía.
En este punto, Yang Chen estaba a menos de dos metros lejos de ellos, una sonrisa extraña en su rostro.
Los guardaespaldas habían sido asustados tontamente, ellos no pudieron entender cómo era posible para alguien esquivar las balas.
“Ahhh…. Ahhh, ¡No vengas aquí!”
Los dos guardaespaldas gritaron en terror. En este momento, ¿cómo podrían preocuparse por proteger a Li Muhua? Ellos se dieron la vuelta, planeando huir.
Pero Yang Che no dejó que las cosas vayan como ellos querían. Él rápidamente pasó a Li Muhua, y de repente agarró los cuellos de los dos guardaespaldas desde atrás.
Los trajes vestidos por los guardaespaldas eran de excelente calidad;   pesar de ser violentamente jalados por Yang Chen, no se desagarraron y en cambio por la fuerza sujetaba a los dos.
“¿A dónde creen que están yendo?”
Yang Chen habló en un modo como si estuviera hablando para él mismo. Los dos guardaespaldas ni siquiera tuvieron el tiempo para forcejear antes de que sintieran sus cuerpos siendo levantados del suelo.
De pie detrás de ellos, Li Muhua era capaz de ver lo que sucedió claramente. Él vio a Yang Chen casualmente agarrando a un guardaespaldas en cada mano, luego usó la fuerza opuesta de su giro para arrojarlo hacia atrás.
Los dos guardaespaldas robustos fueron arrojados lejos como pequeños juguetes, ellos trazaron un arco grande, y se estrellaron sobre el piso de cemento.
La intensa caída hirió a los dos gravemente; Ellos escupieron sangre y directamente quedaron inconscientes.
Li Muhua estaba aturdido. Como un cinta negra en Taekwondo, él era un profesional en el combate de puño a puño. Él creía que incluso el maestro de Taekwondo más fuerte en el mundo posiblemente no sería capaz de hacer lo que Yang Che acababa de hacer.
Esta velocidad y fuerza simplemente no eran algo que un ser humano podía poseer.
Este era un monstruo.
“No… No vengas aquí…” Li Muhua estaba asustado, él comenzó a caminar hacia atrás con una pistola en su mano, pero no tenía el coraje para apuntar a Yang Chen. A pesar del hecho de que él era un tirador de primera, su único pensamiento en este momento era cómo escapar.

Yang Chen se limpió la sangre en su rostro, luego miró a Li Muhua como si estuviera examinando a su presa: “¿Qué pasa, no me dijiste adiós, y no ibas a hacerme partir de este mundo? ¿Por qué no estás disparando?”

Li Muhua tragó su saliva. Sin hablar, siguió moviéndose hacia atrás.

Sin embargo, debido a que no prestó atención a lo que estaba atrás de él, retrocedió hasta el cadáver de Li Meng.


“¡Ah!”
Li Muhua gritó en alarma y cayó al suelo con su trasero primero. En frente de él estaba la ensangrentada escena del cadáver de Li Meng.

Yang Chen lentamente se acercó a Li Muhua, y le sonrió.

Los músculos en el cuerpo de Li Muhua comenzaron a pasmarse. Él usó sus cuatro miembros para moverse despacio hacia atrás, pero muy pronto ni siquiera tuvo el coraje para moverse.

Nunca ha habido una persona que pudiera hacer que Li Muhua sienta tanta desesperación por una simple mirada. Era cómo si un león mirara a un conejo…

Solo había un segundo entre su vida y su muerte.

Li Muhua no era un conejo. En los ojos de otros, incluso podría ser un león. Sin embargo, él tristemente se dio cuenta que no era que él fuera débil, sino que la fuerza de su oponente estaba más allá de lo que podía comprender.

Yang Chen lentamente se agachó, sin felicidad o tristeza miró a Li Muhua quien estaba petrificado. Li Muhua estaba mortalmente pálido, sin un ápice de su usual porte deslumbrante como un joven CEO.

“¿Crees que debería matarte? ¿O Debería dejarte con vida?”

“Yo… Ruego… Te ruego… No me mates…” Li Muhua habló con sinceridad desde el fondo de su corazón.

Yang Chen alzó una ceja: “¿Estás tan seguro que me atrevo a matarte? Eres el sucesor de la Familia Li, el CEO de Muyun sabes…”

“No… Tú… Eres alguien que se atreve a hacer cualquier cosa… Yo… Sé que no estás asustado de matarme…” Li Muhua estaba a punto de llorar, él tuvo que reunir todo su coraje para hablar cada palabra.

Yang Chen comenzó a pensar, luego dijo con una sonrisa: Qué tal esto, ¿no estamos aquí para negociar con ustedes? Le di una mirada al contenido de la negociación. Tu Familia Li está proveyendo la tecnología, lo cual es lo más importante, pero ¿no crees que el cincuenta porciento de los beneficios de esta colaboración es un poco demasiado?”

Una vez que él escuchó que tenía esperanzas de sobrevivir, Li Muhua inmediatamente se sintió mucho más a gusto, él cautelosamente dijo: “Sí… Sí… Es demasiado. Sr. Yang, Cu… ¿Cuánto porcentaje Yu Lei quiere? Usted… Usted puede tener tanto como quiera.”

‘Siempre y cuando pueda sobrevivir, el dinero no es nada.’

Yang Chen no habló, él sólo mostró una sonrisa juguetona.

En este momento, en los ojos de Li Muhua, esta sonrisa no era diferente de la sonrisa del diablo.

También te puede gustar...

0 comentarios