ATG Capítulo 697

23:33

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 697 - A las Puertas de Ciudad Fénix
Con un destello de luz profunda, Yun Che fue teletransportado al primer nivel del Gremio Mercante Luna Negra.
Como el piso más bajo dentro del Gremio Mercante Luna Negra, el aura de este lugar no era naturalmente tan densa o penetrante como en el séptimo piso. Yun Che observó su entorno; Este era un sencillo pero elegante departamento de una sola habitación, y probablemente servía como una habitación común. Pero no consiguió echar un buen vistazo a la habitación debido a que su mirada estaba fija en cierto punto.
Un hombre de mediana edad con una apariencia refinada se levantó lentamente de un escritorio de madera de color rojo oscuro y le sonrió suavemente, “Che’er, has venido.”
La boca de Yun Che se abrió a medida que sintió que su nariz se tornaba ácida. Rápidamente avanzó antes de caer pesadamente sobre sus rodillas, “Tío Xia...” Se detuvo inmediatamente antes de cambiar su modo de hablar, “Suegro, finalmente he podido reunirme con usted una vez más.”
“Jaja, levántate, por favor.” Xia Hongyi extendió una mano y alzó a Yun Che a medida que lo evaluaba con una cálida mirada antes de reconocerlo alegremente, “En un simple parpadeo, han transcurrido más de seis años y tú también has crecido. A pesar de que tu apariencia permanece sin cambios, cuando te casaste con Qingyue, sólo estabas a la altura de mi frente, pero ahora ya eres media cabeza más alto que yo.”
De hecho, desde el día en el que lo habían expulsado del Clan Xiao, no había visto a Xia Hongyi. Además, cuando volvió a Ciudad Nube Flotante y quiso hacer una visita a Xia Hongyi, sin embargo, descubrió que hace mucho tiempo él había dejado su casa y que su paradero era desconocido. No sólo eso, sino que cuando Yun Che llegó a Ciudad Fénix hace tres años, se enteró por casualidad que Xia Hongyi residía en realidad en el Gremio Mercante Luna Negra, pero en ese momento no pudo reunir su valor para ver a Xia Hongyi, así que no se reunió con él... Y ahora, seis años habían pasado hasta esta reunión.
Yun Che no detectó sentimientos negativos como tristeza o soledad en Xia Hongyi; En cambio, parecía poseer una cierta calma simple y elegante. Esto animó mucho a Yun Che, y él soltó una carcajada a medida que decía, “Si estamos hablando de crecer, Yuanba es el que verdaderamente ha crecido, si suegro viera a Yuanba ahora mismo, usted podría no ser capaz de reconocerlo.”
“¿Oh? ¿Eso quiere decir que has visto a Yuanba recientemente?” Preguntó Xia Hongyi conforme su sonrisa se hacía aún más cálida y sus ojos brillaban con profunda preocupación.
“Sí,” Yun Che asintió. El Gremio Mercante Luna Negra tenía la red de información más completa en el Continente Cielo Profundo, por lo que confiaba en que Xia Hongyi se había mantenido al corriente de la situación actual. “Yuanba verdaderamente se ha convertido en un hombre magnífico. Ahora mismo está vigilando la última línea de defensa de nuestra Nación Viento Azul, y sobre sus hombros descansa la carga más pesada y noble de nuestra Nación Viento Azul... ¡Mientras él esté cerca, incluso si el Imperio Fénix Divino lanza ejércitos enteros contra él, ni siquiera serán capaces de dar medio paso dentro de nuestra Ciudad Imperial!”
“Bueno... Eso es realmente bueno.” Xia Hongyi ligeramente asintió, y un profundo sentido de orgullo y satisfacción destelló a través de su sonrisa tranquila.
“Una vez que nuestra Nación Viento Azul haya escapado de esta calamidad y recuperado su gloria, ustedes dos podrán reunirse una vez más... Ese día definitivamente no está muy lejos.”
“Yuanba....” Xia Hongyi murmuró suavemente y dejó escapar un suspiro silencioso que contenía demasiadas emociones complejas dentro. Nadie hubiera pensado... Incluyendo a Xia Hongyi, su propio padre, que Xia Yuanba cuyos dones solo se podían llamar normales en Ciudad Nube Flotante y que había sido el  hazmerreír del Palacio Profundo Viento Azul, en el lapso de unos pocos años, se levantaría como un ave fénix, y ahora se encontraba en la cúspide del Continente Cielo Profundo, e incluso había causado que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados palidecieran en shock y asombro.
Mientras que otros fueron sorprendidos y dejados en incredulidad por la transformación de Xia Yuanba, las emociones de Xia Hongyi parecían mucho más complejas que eso.
Ambos se sentaron uno frente al otro, y los dos hombres estaban de buen humor; Yun Che siempre había tenido a Xia Hongyi en la más alta consideración debido a que, en los años que había vivido en Ciudad Nube Flotante, sólo había tenido a dos personas de la generación mayor que respetaba... La primera era su abuelo, Xiao Lie, y la otra era Xia Hongyi. La razón principal era que, además de sus parientes más cercanos, Xia Hongyi era la única persona que mostraba ‘cuidado y preocupación genuina’ a este ‘lisiado’, y esta persona perpetuamente mansa nunca había dicho una sola palabra para oponerse al matrimonio entre su hija genio y este ‘lisiado’. De hecho, él había arreglado la mayor parte de la boda por sí mismo.
Y después de haber tenido dos vidas dignas de agravios, Yun Che tenía más claro que nadie sobre cuán precioso era este tipo de calidez genuina ante el ridículo y el desprecio universal.
Cuando Xia Qingyue había entrado en Nube Congelada Asgard y Xia Yuanba había desaparecido... El golpe de Xia Hongyi en ese momento había sido muy pesado. Con el fin de localizar a Xia Yuanba, había abandonado su negocio familiar, abandonado Ciudad Nube Flotante, y había aprovechado la oportunidad dejada por su antepasado para unirse al Gremio Mercante Luna Negra. Más tarde, incluso había aprovechado la oportunidad de entrar en la sede del Gremio Mercante Luna Negra.
Durante los últimos años en el Gremio Mercante Luna Negra, repetía la misma rutina todos los días. Se reuniría con diferentes personas, y cada dos días intentaría encontrar un poco de noticias con respecto a sus hijos y Yun Che, y esto hizo que su corazón se volviera más y más en paz.
“Suegro, tengo una pregunta que estoy tratando de encontrar la respuesta. Pero como un menor, en realidad no estoy seguro si debo preguntar esto en primer lugar...” Ante Xia Hongyi, Yun Che realmente quería expresar la duda que había estado atormentando su corazón por mucho tiempo, pero a pesar que él ya había decidido que lo iba a hacer, todavía dudaba cuando se trataba de hacer la pregunta... Debido a que, después de todo, era muy probable que fuera la cosa en la que Xia Hongyi era más sensible.
“Quieres preguntar sobre... La madre de Yuanba y de Qingyue, ¿correcto?” Dijo Xia Hongyi suavemente a medida que miraba a Yun Che.
“....” Una expresión de sorpresa apareció en el rostro de Yun Che.
“Jaja, sin importar quién sea, definitivamente lo encontrarían extraño.” Xia Hongyi dijo mientras daba una risa cortés, pero después de eso, decepción y frustración surgieron en su rostro a medida que continuaba, “Yuanba y Qingyue claramente habían nacido en una familia mercante, y mi familia Xia había sido comerciantes por generaciones. Mis ancestros, mi propio difunto padre, e incluso yo mismo, sólo habíamos incursionado en el camino de lo profundo y no nos interesábamos. Sin embargo, Qingyue había poseído una aptitud extremadamente alta hacia el camino de lo profundo desde joven, y Yuanba... En los últimos años ha demostrado un talento que supera por mucho el de simples mortales.”
Yun Che cayó en un breve silencio antes de asentir ligeramente. “Dado que sé un poco más sobre los asuntos personales de su familia, siempre he tenido más preguntas que otras personas.”
“Ya sé que Yuanba posee un poder especial que se conoce como las ‘Venas Divinas del Emperador Tiránico’. No estoy seguro de lo que significa las ‘Venas Divinas del Emperador Tiránico’, pero lo que sí sé es que el profundo practicante número uno dentro del Continente Cielo Profundo– El Santo Emperador del Santuario del Monarca Absoluto piensa extremada y altamente de Yuanba. Y hace tres años, cuando su existencia fue finalmente expuesta, causó ondas de choque que barrieron a los otros tres Terrenos Sagrados. Durante estos tres años, muchas personas han tratado de descifrar abierta o discretamente mi antecedente, investigando mi historia y mi nivel de profunda fuerza. Pero todos regresaron con las manos vacías, jaja...”
Xia Hongyi dio un leve movimiento de cabeza, y a medida que dejaba escapar una risa seca, la expresión de su rostro no era una de impotencia; En cambio era una expresión de auto-desaprobación que otros no lo entenderían.
Las diversas respuestas de Xia Hongyi demostraron claramente que él no fue sorprendido ni fue incapaz de aceptar la aptitud que desafiaba a los cielos que había sido mostrada por su hijo Xia Yuanba y su hija Xia Qingyue. En cambio, el sentimiento general que Yun Che obtuvo de él fue el de una profunda melancolía. Finalmente abrió su boca y respondió: “En realidad sólo tengo una curiosidad pasajera con respecto a estas cosas, así que, si suegro no quiere hablar de ello, está realmente bien...”
“Sucedió durante un frío invierno hace veinticinco años.” Antes de que la voz de Yun Che pudiera caer por completo, Xia Hongyi se levantó inmediatamente. Levantó su cabeza para mirar el techo verde de la habitación, y sus ojos se volvieron turbios. “Acababa de conseguir un gran negocio fuera de la ciudad, y ya estaba oscureciendo por el tiempo que salí en mi viaje a casa. Pero fue entonces cuando repentinamente me encontré en medio de una tormenta de nieve. El frío amargo era difícil de soportar y, para regresar a Ciudad Nube Flotante antes de que oscureciera, elegí tomar un atajo y cortar a través de algunas colinas que se sabía que estaban habitadas por peligrosas profundas bestias. Pero de repente nos detuvimos en medio del viaje, y los sirvientes de mi familia me informaron que... Habían descubierto a alguien que se había desmayado en la nieve frente a nosotros.”
“Era una joven chica que parecía tener aproximadamente la misma edad que yo. Estaba vestida toda de blanco, pero la mitad de ella se había teñido de rojo como la sangre. En ese momento, yo sólo tenía poco más de veinte años de edad, pero haber nacido en una familia de comerciantes, el principio de que un comerciante nunca debe involucrarse en los asuntos de un profundo practicante había sido profundamente inculcado en mí desde mi infancia. Salvar a alguien que claramente estaba siendo perseguido por sus enemigos y cuyo fondo era completamente desconocido era un gran tabú para un comerciante. Pero no sólo era esa chica muy hermosa, ella también poseía una disposición única que era imposible de describir. Conforme ella yacía inconsciente en medio de la nieve, su respiración era tan ligera como una telaraña y se veía tan débil que me dio un impulso incontrolable de protegerla. Al final, decidí rescatarla y llevarla de vuelta conmigo a Ciudad Nube Flotante... A pesar de que en ese momento ya tenía muy claro que mis acciones eran muy propensas a causar que una gran tragedia cayera sobre mí.”
“....” Yun Che escuchó en silencio, y entonces supo que la chica que Xia Hongyi había rescatado era en realidad la madre de Xia Yuanba y de Xia Qingyue.
Y pensar que se habían encontrado de una manera tan dramática.
¿Pero quién era ella y qué estatus tenía?
“Después de llevarla a casa, ella no despertó durante mucho tiempo y su fuerza vital continuó debilitándose. Así que busqué médicos famosos, e incluso hice muchos viajes a Ciudad Luna Nueva para encontrar médicos. Pero todos los médicos que vinieron dijeron que ‘su fuerza vital estaba completamente agotada y no podían cambiar la situación desesperada’. Y después de siete días, cuando incluso había empezado a perder toda esperanza, de repente ella se las arregló para despertar... Y después de haber recuperado la conciencia, no sólo estaba muy débil, sino que también había perdido todos sus recuerdos.”
“¿Perdido todos sus recuerdos?” Yun Che dijo a medida que sus cejas se arrugaban ferozmente.
“Es cierto, ella no sabía por qué estaba herida ni sabía de dónde provenía ni siquiera su propia identidad. Podría ser debido a que había sufrido una pérdida de memoria inducida por una herida en la cabeza. Pero después de eso, se quedó con la Familia Xia, y debido a que su condición física era extremadamente débil, rara vez dejaba la casa. Era yo quien personalmente cuidaba de ella, y para cuidarla hasta que se sanara, no escatimé ningún gasto en conseguir la medicina más valiosa que podía encontrar... Pero lo extraño era que sin importar qué tónico tomara, al final, ella seguía siendo extremadamente débil. Incluso un ligero paseo la dejaba sin aliento. Pero lo que era afortunado era que no mostraba signos de otra enfermedad.”
Varios tónicos... E incluso tónicos mayores, ¿pero todavía seguía siendo débil? Y al mismo tiempo, ¿ella no mostró ningún signo de otra enfermedad?
El espacio entre las cejas de Yun Che se apretó, y una mueca fea de desconcierto destelló por su rostro.
“Y debido a que la había conocido en medio de la nieve de una fría noche de invierno, le di el nombre de Dongyue. Era agradable que el ‘verano’ de mi apellido (Xia) correspondiera con el invierno en el suyo (Dong). Estuve con ella durante todo el día, y nos convertimos en la luz de la vida del otro. A pesar de que nunca supe quién era realmente ni de dónde venía, no pude controlar mis propios sentimientos, y dos años más tarde, ella y yo nos convertimos en esposos. Además, poco después de eso, quedó embarazada, y debido a que su cuerpo era muy débil, los médicos le aconsejaron que abortara al niño y que si no lo hacía, el parto sería extremadamente peligroso. También le di el mismo consejo, pero ella insistió en dar a luz a la niña... Y en sólo siete meses, repentinamente entró en temprano labor de parto y dio a luz a Qingyue.”
“Tal vez fue debido a que fue un nacimiento prematuro y la constitución débil de su madre, pero cuando Qingyue nació, ni se movió ni lloró, y todo su cuerpo estaba helado y frío. Pero justo cuando las matronas y los médicos estaban a punto de declararla muerta, tuvimos la suerte de que tu padre, Xiao Ying, se hubiera precipitado y descubriera que Qingyue todavía se aferraba a un hilo de vida, por lo que derramó toda su profunda energía en el cuerpo de Qingyue, protegiendo su corazón y su última oportunidad de vida. Fue debido a que Xiao Ying derramó todo su esfuerzo para salvarla de que Qinyue hizo una recuperación milagrosa dos horas más tarde y comenzó a soltar un gemido....”
“...” El corazón de Yun Che estaba profundamente agitado; Esta historia era muy conocida entre los residentes de Ciudad Nube Flotante, y él ya había oído hablar de ello de Xiao Lie cuando era joven. Precisamente debido a que Xiao Ying salvó la vida de Xia Qingyue cuando era joven que Xia Hongyi, en medio de una gratitud ilimitada, había sugerido que Xia Qingyue se casara con el hijo de Xiao Ying para pagar la deuda de gratitud que ellos le debían.
Xia Hongyi cerró brevemente sus ojos antes de continuar, “Al principio, pensamos que Qingyue, que había sido golpeada por la calamidad justo cuando ella nació, iba a ser una niña muy enferma. Pero lo sorprendente fue que Qingyue estuvo sana y salva desde entonces y creció sin problemas. Además, era incomparablemente inteligente, y poseía una sabiduría que superaba por mucho a sus pares en términos de madurez. Su madre también se recuperó rápidamente después de dar a luz, y en el plazo de un mes, estaba tan sana como cualquier otra persona, y ya no sufría de una constitución débil. Un año después de eso, dio a luz a Yuanba también...”
Cuando llegó a este punto, Xia Hongyi de repente se detuvo bruscamente. Su mirada todavía estaba fija en el techo, y sus ojos se habían cubierto completamente; Sus manos habían empezado a temblar continuamente también. Ser capaz de caminar de la mano con la que amaba, tener un hijo y una hija, ver a su esposa completamente recuperarse de su enfermedad anterior, y ver a sus hijos crecer sanos y salvos mientras residía en un lujo relativo... A los ojos de cualquiera, especialmente del mismo Xia Hongyi, él ya tenía la vida más perfecta que un hombre podría pedir.
Xia Hongyi se quedó en silencio por un largo tiempo, como si se hubiera perdido completamente en la felicidad y la alegría que había llenado ese período de su vida. Fue sólo después de mucho tiempo que Yun Che finalmente rompió el silencio diciendo, “Y... ¿Qué pasó después de eso? Abuelo me había dicho que la madre de Yuanba y Qingyue había fallecido debido a una enfermedad... ¿Eso fue verdad?”
Antes, nunca había tenido sospechas sobre el asunto, debido a que no tenía motivos para sospechar. Pero ahora que había llegado a esta conclusión, ya no tenía ningún motivo para no sospechar más.
“Cuando Qingyue tenía cuatro años y Yuanba tenía tres años, ella… Se fue,” Dijo Xia Hongyi en voz aturdida.
“Ella… ¿Se fue?” Esas dos palabras contenían muchos significados.
“Ella se fue volando... Se fue volando como una doncella celeste.”
Yun Che, “¡¿?!”
“El día en el que ella se fue, repentinamente recuperó los recuerdos que habían estado durmiendo dentro de ella durante muchos años, y al mismo tiempo, recuperó los poderes que permanecían inactivos dentro de ella también.... Ella no se quedó ni un día, de hecho, ni siquiera se quedó una hora... Se fue así... Y a pesar que estaba llorando, también estaba decidida y resuelta... Dijo que en el momento en el que recuperó sus poderes, su aura ya había sido descubierta... Y si no se iba, traería una catástrofe enorme sobre mí y nuestros hijos también... Y antes de que ella se fuera, ella me dijo que... Nunca nos veríamos otra vez en esta vida... Y ella me dijo que nunca fuera a buscarla también... Y que la tratara como si ella ya hubiera....”
La voz de Xia Hongyi estaba llena de dolor inconmensurable, y a pesar que había transcurrido casi veinte años desde entonces, su reacción demostró que nunca había podido olvidar o encontrar la liberación de esta agonía. Tenía sus enormes propiedades familiares y era el principal comerciante de Ciudad Nube Flotante, pero nunca se había vuelto a casar ni había tomado una concubina. Así que se podía imaginar lo insustituible e importante que era para él la chica a la que había llamado ‘Dongxue’ y el lugar especial que ella tenía en su corazón.
“Entonces ella... Mencionó... Incluso breve o confusamente... ¿El lugar al que se estaba yendo?” Preguntó Yun Che en voz baja a medida que reflexionaba profundamente sobre cómo sería capaz de consolar al actual Xia Hongyi.
Xia Hongyi no negó con la cabeza. Sólo dejó escapar un pequeño suspiro y, con una voz tan efímera como la niebla de verano, respondió con cinco palabras que había grabado profundamente en su corazón. Cinco palabras que no habían ascendido a ninguna nueva información o que llevaran a algo más...
“El Reino de los Dioses.”
“¡¡!!” Al oír esas palabras, Yun Che recibió un enorme shock y no se recuperó durante un largo periodo de tiempo.
Cuando Yun Che finalmente salió del Gremio Mercante Luna Negra, ya había comenzado a acercarse al mediodía.
Miró el brillante y deslumbrante cielo y dio un fuerte suspiro lleno de emoción. “Quién habría pensado que la situación con la madre de Qingyue y Yuanba... ¿Sería realmente tan complicada y extraña? No es de extrañar que tuvieran dones innatos tan aterradores. Uno poseía las Venas Divinas del Emperador Tiránico mientras que la otra tenía el Corazón de Nieve del Cristal Glaseado y el Noveno Profundo Cuerpo Exquisito.... Y pensar que su madre provenía de ese lugar.”
“La primera vez que oí el nombre ‘Reino de los Dioses’ fue del Dios Dragón. Y esta vez, en realidad lo escuche de la boca del propio Tío Xia,” Yun Che dijo a medida que dejaba escapar un largo suspiro, su corazón agitado por la revelación.
“Para poder dar a luz a niños que poseen las Venas Divinas del Emperador Tiránico y el Corazón de Nieve del Cristal Glaseado, incluso si esa mujer es del Reino de los Dioses, definitivamente tiene un estatus muy alto ahí,” Jazmín dijo suavemente.
“No hay ninguna mujer que quisiera estar realmente dispuesta a separarse de su esposo y de sus hijos para siempre... Definitivamente tenía sus propias dificultades que eran difíciles de mencionar.” Yun Che murmuró para sí mismo, “Si un día soy capaz de ir a ese lugar que se conoce como el ‘Reino de los Dioses’, entonces tal vez pueda tratar de localizar su paradero... Incluso si es sólo por Yuanba y Qingyue.”
Habiendo sentido que el espíritu de Yun Che ondulaba cuando estaba murmurando para sí mismo, Jazmín, que estaba dentro de la Perla de Veneno del Cielo, levantó una delgada ceja antes de preguntar repentinamente: “¿De verdad tienes planes de viajar al Reino de los Dioses?”
“Por supuesto.” Yun Che asintió francamente. “Después de todo, personalmente hice una promesa al Dios Dragón todos esos años atrás que haría todo lo posible para encontrar y llegar al lugar conocido como el Reino de los Dioses. La única razón por la que puedo poseer un linaje tan fuerte, y su alma es debido a que se destruyó a sí mismo con el fin de otorgar sus bendiciones sobre mí. Así que indudablemente daré todo en tratar de lograr lo que le prometí. Sin embargo, si uso todo mi poder... Pero no puedo alcanzar ese nivel, entonces, naturalmente estaré impotente para hacer algo.”
“Sugiero que te deshagas de esas nociones tan absurdas enseguida,” dijo Jazmín en un tono helado y frío.
“¿Eh? ¿Por qué es así? ¿No quieres que vaya ahí?” Preguntó Yun Che con una voz bastante aturdida.
“Mmm, ahora no es el momento para que puedas pensar en esas cosas.” Jazmín cambió forzosamente el tema, “De lo que deberías estar desconcertando es precisamente qué tipo de relación tiene este Gremio Mercante Luna Negra con el Supremo Palacio del Océano.”
“Ah, no hay ninguna necesidad real de pensar en esto.” Yun Che respondió a medida que giraba y miraba la luna oscura que se elevaba entre las nubes, “El poder que está detrás del Gremio Mercante Luna Negra es el Supremo Palacio del Océano... O quizás se podría decir que el Gremio Mercante Luna Negra era originalmente la otra mitad del Supremo Palacio del Océano.”
“Los otros tres Terrenos Sagrados tienen sus propias cadenas de suministros y sus propios dominios de recursos, mientras que el Supremo Palacio del Océano se encuentra en un dominio oceánico rodeado de agua. Sin embargo, su posición entre los Cuatro Terrenos Sagrados nunca ha disminuido, e incluso han superado al Salón Divino Sol y Luna y a la Región Poderosa Espada Celestial y están sólo en segunda posición tras el Santuario del Monarca Absoluto en términos de poder. Si no tuvieran una enorme reserva de recursos ubicada en el continente principal, ¿cómo podrían haber alcanzado tal posición? Esta enorme cadena de suministros es naturalmente, el Gremio Mercante Luna Negra.”
“Zi Ji debería haber sido capaz de suponer que sería capaz de deducir la relación entre el Gremio Mercante Luna Negra y el Supremo Palacio del Océano de sus palabras. Sin embargo, no creo que esto sea un secreto cuando se trata de los Terrenos Sagrados. Y al final, Zi Ji compró forzosamente diez Píldoras del Overlord de mí y viciosamente estafó a los otros tres Terrenos Sagrados.” Yun Che acarició su barbilla y continuó, “En la actualidad, su Supremo Palacio del Océano es el único poseedor de diez Píldoras del Overlord mientras que los otros tres Terrenos Sagrados tendrán que competir por las veinte píldoras restantes.... ¡No! El Supremo Palacio del Océano definitivamente vendrá por las veintes píldoras que aún quedan, o bien, despertará las sospechas de los otros tres Terrenos Sagrados. En esta situación, cada Terreno Sagrado debería ser capaz de asegurar cinco píldoras, dejando al Supremo Palacio del Océano con quince de ellas....”
“¡Sí, y luego mi Nube Congelada Asgard tendrá tres mil píldoras!”
“¡Y así, los Terrenos Sagrados sólo suman esto al final, jajajaja!” Mientras Yun Che continuaba su meditación, su espíritu se elevó de inmediato y comenzó a volar hacia el Oeste... En dirección a la Secta Fénix Divino.
“Hmph, usaste un Profundo Tesoro Celestial, la Perla de Veneno del Cielo, para refinar esas cosas, y aún la usas para menospreciar un puñado de poderes inferiores. ¡Estás prácticamente profanando un objeto sagrado! ¡Cómo te atreves a ser tan vanidoso por eso!” Jazmín soltó un frío resoplido de extremo desprecio.
“Ahora, ¿cómo debería ir para solucionar mi deuda...?” Yun Che miró en dirección de la Secta Fénix Divino y su voz repentinamente se volvió siniestra.
Ciudad Fénix estaba situada en la parte Noroeste de Ciudad Fénix Divino, pertenecía a Ciudad Fénix Divino y estaba de pie sola al mismo tiempo; Era una única ciudad dentro de una ciudad. Ciudad Fénix era lo mismo que el Palacio Imperial Fénix Divino, ambos eran pilares centrales de la Secta Fénix Divino. La diferencia era que uno representaba el asiento del poder mientras que el otro representaba el asiento de la autoridad. Podría decirse que ambos lugares tenían incomparable prestigio y poderío militar dentro del Imperio Fénix Divino, e incluso si uno incluyera el resto de las Siete Naciones del Cielo Profundo, estos dos lugares aún no tendrían igual.
A medida que Yun Che se acercaba a Ciudad Fénix, una presión hizo que su corazón se acelerara y el aire abrasador lo recibiera.
Esta sería la segunda vez que Yun Che visitaba este lugar. Pero en comparación con hace tres años, ambos su misión y su estado de ánimo eran drásticamente diferentes esta vez. Al mirar la escultura de fénix que levantaba su cabeza y extendía sus alas conforme irradiaba un abrasador brillo caliente, él ya no experimentó el respeto y el temor que tuvo hace tres años. En cambio, lo que destelló en su mente fueron las tierras desoladas de la Nación Viento Azul, las ciudades que habían sido reducidas a escombros, los ciudadanos de su nación que lo habían perdido todo y el campo de batalla lleno de sangre y lleno de huesos... La lápida conmemorativa de Cang Wanhe... Las lágrimas de Cang Yue... Los aplausos de los soldados de Viento Azul... El lamento de furia y desesperación de Sikong Du...
Los fuegos de ira y odio se encendieron en su pecho, y ferozmente se hincharon... Él no podía olvidar la razón por la que había llegado a este lugar y la misión que tenía que cumplir, y definitivamente no podía olvidar los cincuenta millones de personas empapadas en sangre... Y el odio de una nación que casi había estado destinada al olvido de la historia.
“¡¿Quién es?! ¡Esta es Ciudad Fénix, no es un lugar a la que los plebeyos como tú deben acercarse, apresúrate y lárgate!”
Frente a las puertas de Ciudad Fénix, un discípulo de Fénix Divino que vigilaba la puerta caminó hacia adelante conforme gritaba a Yun Che con un tono arrogante.
“¿Eh? ¿Por qué esta persona me parece familiar?” Otro discípulo que estaba a la derecha del primer discípulo dijo a medida que su boca se inclinaba.
Yun Che débilmente entrecerró sus ojos y gentilmente dijo en el tono más pausado, “Vayan a informar a su Maestro de Secta, Feng Hengkong, que Yun Che ha llegado para hacerle una visita.”

A pesar que su tono de voz era gentil y lento, cada palabra contenía una intención asesina que estaba empezando a echar espuma.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios