High School DxD V19 Rudra

01:32

Traductor: Trafalgar

Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

RUDRA
Yo ― Azezel estoy actualmente en la remota naturaleza rural de un cierto país.
Al final del año, estaba en un cierto pequeño río sujetando algo como una caña de pescar… A  pesar que disfruto pescar… Incluso yo no tengo ganas de pescar ahora mismo. La razón – Está aquí. Sentado a lado de mí y sujetando una caña de pescar estaba un chico quien tenía una leve sonrisa en su rostro. Su cabello era verde y negro, aproximadamente de catorce o quince años, tenía rasgos normales pero era un chico apuesto–.
“… ¿No te gusta pescar?”
El chico me preguntó.
“… No realmente, a pesar que en el pasado pasé unos años en ello.”
Esa fue una mentira. Los Ángeles Caídos tienen vida eterna, hubo un periodo cuando pasé un montón de mi tiempo intentando practicar y ganar experiencia en la pesca. Oyendo mi respuesta, el chico hizo una sonrisa amarga.
“Eh, mi entusiasmo ya se ha perdido. Pero, hace mucho tiempo una vez tenía entusiasmo…”
Después de esa breve conversación, el ambiente quedó en silencio de nuevo. …Ya había mantenido esto por unas pocas horas. Viendo que tanto tiempo ha pasado en esto, debería haber al menos resultados de la pesca… Desgraciadamente, no había peces en este río. Aún así, el chico todavía parecía interesado en pescar aquí. El chico de pronto rompió el silencio y dijo
“Conocido como el más siniestro de todos los Ángeles Caídos, tú eres también su lider, pero tú en realidad intentas esparcir la paz alrededor del mundo. Esto es tal broma. Si Indra supiera sobre esto él seguramente estaría riendo… ¿O sonreiría y diría algo?”
Entonces le pregunté al chico sobre mi principal interés
“Solo hay una cosa que deseo pedirte. Después de que suceda, ¿puedes por favor detener a la bestia?”
Oyendo esto, el chico parecía sorprendido.
“666. ¿Es eso correcto? ¿No es una bestia divina de tu mitología?”
“¿El único que puede detenerlo ahora eres tú?”
Después de que dije eso, el chico sonrió de manera burlona y respondió
“Ophis no está aquí. El Gran Rojo naturalmente no aceptará… El único que queda soy yo.”
El chico me sonrió irónicamente, luego respondió
“¿Oí que uno de los jóvenes dragones de tu lado es capaz de comunicarse?”
“…Incluso si eso fuera posible no quiero usarlo. Ya que no sé que sucederá.”
“Una solicitud difícil con condiciones irrazonables. Esto realmente no es negociar.”
…Entiendo. En mi posición, este chico… Este dios no es una persona como yo. Entiendo esto pero todavía vengo a pedirle.
“Si hay cualquier cosa que quieras, siempre y cuando esté dentro de mi poder, sea lo que sea complaceré tu solicitud. Si es necesario, iré y le pediré a Odin y a Zeus. Incluso mi vida no importa, te la daré. Solo necesito detener la destrucción de este mundo. Solo esto.”
Oyendo mis palabras, el chico rió en voz alta.
“¡Ajajaja, oyendo tal contradicción[1] de ti es demasiado interesante!”
―Pero entonces el chico habla en un modo directo
“―No hay necesidad. Si es Odin o Zeus, o tu vida, no tengo interés en ello. Si había algo que quería sería ― Ophis. O los raros casos como Sirzechs Lucifer, Ajuka Beelzebub también. Yo quiero a estas personas que puedan plantearme una amenaza, Ángel Caído-san.”
Lo que dijo este dios, yo… No sabía cómo responder. Tras evaluar mi reacción, el chico mostró una sonrisa traviesa.
“Estaba bromeando. Una Ophis incompleta o un demonio que no tiene la voluntad para pelear, no me hace interesado.”
El chico dijo a medida que se levantaba.
“―Entonces lo haré. Luchar con esta bestia, si él quiere invadir otro mundo, lo detendré. ―Pero cualquier cosa más es sólo una interferencia. Si es algo que está sucediendo ahora, o algo que sucederá en el futuro, no tiene nada que ver conmigo. Incluso si es Rizevim Livan Lucifer o los Dragones Malignos. Solo les prestaré una mano si lo peor llega a lo peor… ¿Estás satisfecho con eso?”
…Eso es suficiente. Eso ya es más que suficiente. En la posibilidad que el peor escenario posible se haga realidad, habrá la prevención ― D e este dios. Si esta dispuesto a prestar incluso un poco de su fuerza, entonces no importa qué tipo de ayuda, sería altamente apreciada.
“…Sí, eso me hace sentir a gusto. Yo sinceramente te agradezco―”
“No hay necesidad. Esta fue mi misión original. ― Destruir todo.”
El que me interrumpió, fue ese niño ― Desde el río el cual ni siquiera debería tener un solo pez, él enrolló el carrete jalando un inmenso pez el cual irradiaba un esplendor divino. …¿Podría este dios ver algo que incluso mis ojos no pueden ver? Sin embargo, esto no es sorprendente. La atmósfera que este dios emana ― Me hace sentir alguna clase de poder inmensurable.
“Entiendo. No tendré ninguna duda más sobre ti. – Dios de la Destrucción Shiva.” Este chico – el Dios de la Destrucción mostró una elocuente sonrisa.
Considerando el peor escenario posible, los representantes aquí eran Shemhaza, Yo, Sirzechs, y Miguel quienes harían un inmenso convenio para esta ‘prevención’.
“Necesitaremos un ‘respaldo’ lo suficientemente fuerte. A pesar que Odín y Zeus son ya muy poderosos. Considerando la peor situación posible – Trihexa revive, derrota al Gran Rojo, y todas nuestras fuerzas también son ligeramente reducidas.”
“Así que Azezel… ¿Lo quieres?”
“…Eso es cierto. Miguel. Si el peor escenario posible se vuelve realidad, necesitamos gente que sean capaces de detenerlo. El único que puede hacerlo ahora mismo es ― Sirzechs, ¿lo sabes, no?”
“¿Estás hablando sobre el Dios de la Destrucción Shiva?”
Si nadie es capaz de controlar al Gran Rojo durante la batalla, y el poder de Ophis se ha debilitado mucho, entonces no hay nadie que pueda detener el plan de Rizevim para revivir a Trihexa y también a los Dragones Malignos. A pesar que pueda haber esperanza si todas las fuerzas están unidas… Pero como resultado, la gente de clase Dios de cada mitología tendrá que hacer algunos sacrificios. Incluso si uno de los Dioses con responsabilidad sobre el mundo humano desaparece, las consecuencias en el mundo sería difíciles de imaginar. En ese caso, el poder para derrotar al Qlippoth aún es necesario. El poder destructivo de cierta persona. ―Si tuviera que listar a una persona con quién era muy cercano, entonces sería ― Shiva. A pesar que todavía hay muchos puntos inciertos, al dar toda la información y condiciones que teníamos para ofrecer, él por fin aceptó. Los resultados de esto no pueden ser ignorados. Las secuelas de este asunto estaban confiadas a Shiva. Esto puede al menos ser capaz de evitar el peor escenario posible―.
Shiva usó un dedo para tocar el gran pez que había atrapado. Después de eso, él pez forcejeando se calmó.
Shiva me dijo
“―Azazel, me has mostrado tu voluntad para morir. Es mejor que seas cuidadoso. Un hombre que predica la paz siempre es una fea existencia. Pero has venido aquí para hablarme sobre malos augurios. Tus talentos son bastante impresionantes.”
…Estoy bien consciente de los riesgos. No obstante, quiero hacer todo lo que está dentro de mi poder… Eh, no hace mucho tiempo, esto habría sido peligroso, yo todavía cometí un tabú…
“Si realmente crees en esa fe, incluso los Ángeles Caídos son capaces de reencarnar, ¿no?”
Pregunté irónicamente, y Shiva simplemente se encogió de hombros.
Pues la paga del pecado es la muerte ― La Biblia <<Romanos 6:23>>


[1] El chico mencionó que Azazel que era el líder de los Ángeles Caídos se supone debía ser maligno y siniestro por lo que él encuentra divertido que Azazel esté rogando con tanta desesperación.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios