CEO Capítulo 219

13:52

Traductor: Trafalgar
Coreector: Radak

Capítulo 219: Novios De La Infancia
Al día siguiente, Yang Chen todavía estaba acostado en su cama cuando recibió una llamada telefónica de Yuan Ye, el joven que no pudo contener su soledad.
“Yang Chen, ¿estás despierto?” Yuan Ye estaba en un buen humor, parecía que su vigésimo cumpleaños era una cosa maravillosa para él, y no había empezado a sentir el abatimiento de sus treinta acercándose.
Yang Chen bostezó: “¿Cómo puedo atender tu llamada si estoy dormido?”
“Eso es bueno entonces, iré a recogerte más tarde. Calculo que no serías capaz de encontrar la dirección de mi casa incluso si lo intentaras.” Dijo Yuan Ye.
Yang Chen en efecto no estaba familiarizado con muchas carreteras. Ya que Lin Ruoxi etiquetó a la Familia Yuan como la más fuerte en Zhonghai, él podía entender que la dirección de su residencia era un poco diferente.
“¿Sabes dónde vivo?” Preguntó Yang Chen.
“No, es por eso que llamo para preguntar.”
“Dragon Garden número 89. Llámame cuando llegues, voy a dormir un poco más.” Diciendo eso Yang Chen estaba a punto de colgar.
“¡Espera!” Yuan Ye felizmente dijo: “Ya he llegado. En realidad, sólo estoy llamando para confirmar eso.”
Yang Chen se quedó con la boca abierta. Pensando por un momento, dijo: “Debió ser esa mocosa Tangtang quien te dijo mi dirección.”
“Jeje, adivinaste correctamente. Iré a recoger a Tangtang después de ti. Su mamá es muy estricta, si nadie va a recogerla, sería difícil que ella salga de casa.” Yuan Ye parecía alegre en su miseria.
“Pareces muy feliz, ¿es debido a que estás aliviado que ella no tendría la oportunidad de estar con otros hombres?” Yang Chen rio y preguntó.
“Has adivinado correctamente, jaja. Rápido baja.”
Aunque no conocía mucho a Yuan Ye en la vida real, tras jugar juegos y conversar en línea, los dos se habían vuelto conocidos el uno con el otro, así que él podía relajarse cuando hablaba con Yuan Ye. Esto era algo que Yang Chen disfrutaba, pues era muy raro para él tener un amigo más joven.
Tras ponerse su ropa, Yang Chen afeitó su barba para que no pareciera demasiado descuidado, luego fue a la planta baja.
Abajo, Wang Ma ya había preparado el desayuno. Había sándwiches occidentales, jamón y leche. Yang Chen casualmente agarró tres sándwiches, luego le dijo a Wang Ma que iba a salir.
Wang Ma rápidamente detuvo a Yang Chen: “Joven Amo espere, ¿está yendo a la fiesta de cumpleaños del miembro de la Familia Yuan?”
“Correcto, ¿Qué pasa?”
Wang Ma estaba brillando a medida que caminaba hacia la escalera y recogía una hermosa bolsa de regalo roja. Ella se la pasó a Yang Chen: “Esto es algo que la Señorita pidió que sea preparado ayer. Fue entregado hoy, y es para que usted dé de regalo, Joven Amo. Las cosas que a la gente importante de la Familia Yuan le gusta están todas adentro.”
Poniendo a un lado cómo Lin Ruoxi sabía lo que a la gente de la Familia Yuan le gustaba, Yang Chen notó que esta esposa suya se volvía increíblemente entusiasta cada vez que ella se topaba con algo que podría ayudarlo a avanzar en su profesión.
Simplemente basado en su característica de intentar volver a su esposo en un dragón exitoso, Lin Ruoxi podría ser considerada una modelo para las mujeres tradicionales.
“Está bien.” Yang Chen naturalmente no tenía razones para negarse. Él abrió la bolsa un poco para mirar adentro, y había etiquetas en cada regalo con un nombre diferente en cada una de ellos. Lin Ruoxi parecía haber pensado en todo.
Fuera de la casa, había un BMW 335i blanco estacionado. Como Yun Ye necesitaba recoger a dos personas, él no pudo conducir su extravagante Audi R8 que solo tenía dos asientos.
Yang Chen abrió la puerta del pasajero, y colocó los regalos en el asiento trasero.
El apuesto Yuan Ye quien vestía un traje apretado parecía cien veces más carismático que de costumbre. Viendo la bolsa de regalos que Yang Chen trajo, él no pudo evitar reír y decir: “Encuentro difícil de creer que en realidad trajiste una bolsa de regalos.”
“¿Qué, no puedo dar regalos?” Yang Chen preguntó con descontento.
“No pareces la clase de persona que considera tales cosas, estaba esperando que comas en mi casa con las manos vacías, luego intentes regresar a casa temprano.” Yuan Ye respondió honestamente.
Yang Chen tenía un rostro serio cuando dijo: “Fue preparado por mi esposa, no puedo posiblemente dejar de lado sus buenas intenciones. Un joven como tú no entendería el sentido de la responsabilidad en un matrimonio.”
Yuan Ye rio con fuerza. Sin responderle a Yang Chen, él encendió el motor y se fue.
Media hora más tarde, los dos llegaron a la villa en los suburbios occidentales donde Tangtang vivía. Las carreteras aquí estaban cubiertas de una densa vegetación como siempre.
Cuando fueron a la entrada de la casa de Tangtang, ella estaba esperando ahí. Ella vestía un vestido blanco y negro de estilo japonés y medias blancas. Su rostro fresco e inocente combinaba con su lindo atuendo, y era increíblemente como las doncellas de las familias adineradas en los mangas japoneses, a ella solo le faltaba el tocado de sirvienta. Viendo a Yuan Ye llegar, ella les hizo señales con la mano.
Tangtang cuyas manos estaban vacías subió al automóvil y chocó los cinco con Yuan Ye, y saludó a Yuan Ye con una sonrisa.
Después, Tangtang furiosamente dijo a Yang Chen: “Tío, no me has llamado por muchos días, si no fuera debido a que el cumpleaños de hermano mayor Yuan Ye fuera hoy, ¿te habrías olvidado de mí por completo?”
“¿Por qué te llamaría sin razón?”
“¿Entonces les haces llamadas a tus amantes?”
“Yo no... ¡Espera! ¿Qué amantes? ¡¿Sobre qué estás hablando, mocosa!?” Yang Chen pretendió  ser cabal conforme decía.
Tangtang hizo pucheros: “He visto a través de ti. ¡Tío, eres el Wu Qi, Liu An, Chen Shimei de los tiempos actuales!”
“¿Qué ellos hicieron?” Yang Chen no tenía mucho conocimiento de las cosas que sucedieron en la antigua Huaxia.
Mientras conducía, Yuan Ye, le dio una sonrisa extraña y explicó: “Wu Qi y Liu An ambos mataron a sus esposas para su propio beneficio, mientras que Chen Shimei abandonó a su esposa e hijos…”
“¡¿Qué!?” Yang Chen estaba enojado, él se dio la vuelta y pellizcó el tierno rostro de Tangtang, arrastrándolo hacia él: “¿Cómo puedes temerariamente decir tal cosa? ¡Por qué más te llamaría una mocosa, mira cuán insensible eres!”
Tangtang suplicó hasta que Yang Chen la soltó, pero ella todavía se escondió en la parte posterior riendo.
Yuan Ye miró a su espejo retrovisor, y vio cuán linda era mientras seguía riendo. Él impotentemente sacudió su cabeza y preguntó: “¿Tangtang, Tía no va?”
Tangtang asintió: “Sí, Mami me dijo que envíe sus saludos a Tío Yuan y los demás por ella, ella se fue a ver al funcionario que vino de Yanjing esta mañana.”
“Eso es una lástima, el Secretario Fang también estaría presente.” Yuan Ye suspiró y dijo.
“Así que ese es el caso…” Tangtang hizo pucheros con decepción y dijo: “Creo que Mami sabía que Papi estaría yendo, eso es por qué decidió no ir. Estaba pensando por qué tenía que reunirse con ese funcionario, ¿no es lo mismo si se reúne con ellos o no? No importa cuán alta sea la posición del funcionario, ¿podrían incluso ser rival para la Familia de la Tía Yuan?”
“¿Quién es la Tía Yuan?” Yang Chen con curiosidad preguntó: “¿La mamá de Yuan Ye?”
“Sí. Déjame decirte esto, Tío. En la Familia de hermano mayor Yuan Ye, Tía Yuan es la más poderosa. Aunque el papá de hermano mayor Yuan Ye es el presidente del Grupo Yuan, en casa, su mamá tiene la última palabra.” Tangtang rio de forma burlona conforme hablaba: “La Tía Yuan siempre me había tratado bien desde que era una niña, así que cuando hermano mayor Yuan Ye arrebataba cosas divertidas de mí, Tía Yuan siempre me ayudaba a golpearlo, mientras Tío Yuan nunca se atrevió a decir una cosa.”
“¿Qué, es ella muy feroz?” La imagen de una T-rex surgió en la mente de Yang Chen.
Tangtang sacudió su cabeza: “Eso no es el caso en absoluto, Tía Yuan es muy amable, ella también trata a la gente amablemente. Es debido a que la Familia de la Tía Yuan es una de las Familias más poderosas en Yanjing y también de toda Huaxia. Lo que sé es sólo lo que mi Mami me contó, así que no puedo ser más específica. Hermano mayor Yuan Ye tampoco está dispuesto a decirme.”
Yuan Ye sonrió tímidamente: “Lo estás exagerando.”
“¿Cómo es esto exagerar en lo más mínimo? Por lo tanto, con Tía protegiéndome, hermano mayor Yuan Ye no tuvo la oportunidad para intimidarme cuando éramos más jóvenes. También era yo quien lo intimidaba hasta que lloraba…”
Oyendo a Tangtang contar todos los incidentes incómodos que Yuan Ye tuvo cuando era un niño, Yang Chen no pudo evitar reír, pero suspiró con tristeza por dentro. Aunque Tangtang tuvo una infancia bastante especial debido a sus padres y definitivamente tuvo malos momentos, había bastantes adultos que le mostraron su preocupación.
En comparación, su juventud estuvo llena de batallas como una bestia atrapada, no era algo que ellos pudieran siquiera imaginar.
El rostro de Yuan Ye se sonrojó debido a la información que Tangtang divulgó. Él tosió y dijo: “Tangtang, es suficiente que digas hasta las cosas cuando tenía ocho. No hay necesidad de hablar de asuntos donde tenía cinco. Tú solo tenías  tres años cuando yo tenía cinco años, ¿cómo siquiera pudiste recordarlo?”
“En verdad no lo recuerdo, pero Tía Yuan me contó todo esto. ¿Estás avergonzado, hermano mayor Yuan Ye?” Tangtang reaccionó como si tuviera una pequeña victoria.
Yuan Ye forzó una sonrisa, luego dijo a Yang Chen: “¿Oíste eso? Yo de vez en cuando me pregunto si Tangtang es en realidad el hija de mi madre, ella solo se pone del lado de Tangtang y no del mío.”
Mirando a estos dos que parecían como novios, él dijo: “¿Ustedes dos son considerados novios de la infancia entonces? Sí… Así es cómo la frase es usada, ¿no?”
Tangtang se sonrojó, mientras Yuan tenía una expresión incómoda, pero sonrió.
El auto se quedó en silencio, el ambiente era bastante ambiguo. Yang Chen miró a Tangtang y Yuan Ye juguetonamente, y de repente se sintió viejo. Ellos dos quienes tenían dieciocho y veinte años respectivamente eran considerados estar rebosando con juventud.
Aunque él solo era casi cuatro años mayor que Yuan Ye, sentía que había una gran brecha de generación entre él y ellos. Por lo menos, él no sonreiría con timidez a las mujeres que le gustaban y estaría demasiado tímido como para mirarlas directamente. Él en cambio podría ya haberlas abrazado y dado un beso.
¡Justo en este momento, el BMW condujo a una calle estrecha, y un camión grande de repente se desvió hacia ellos desde la intersección de adelante!
¡Yuan Ye frenó rápidamente y furiosamente presionó el claxon, este repentino volantazo fue honestamente demasiado peligroso!
Sin embargo, la situación no parecía ser tan simple, debido a que desde la carretera de atrás, un camino grade GMC había aparecido también. Golpeó la parte posterior del BMW. Además, desde los dos camiones, ocho hombres cargando ametralladoras se bajaron. Todos ellos usaban lentes de sol grandes, camiseta negra y jeans.
Este repentino desarrollo hizo que los peatones y otros usuarios de la carretera entraran en pánico. Todos ellos huyeron en una manera enloquecida, y era una escena caótica.
¡Cuatro hombres apuntaron sus armas al BMW, y uno de ellos quien usaba guantes de púas metálicas golpeó la ventana!
*¡Shatter!*[1]
La ventana de vidrio del auto se rompió, asustando a Tangtang hasta el punto donde gritó.
“¡Mete el auto ahí!” La voz del hombre era tan apática como una máquina.
El hombre que tenía una barbilla larga apuntó al camión grande. Ya había un contenedor siendo abierto y una pendiente preparada. El auto solo necesitaba conducir dentro del contenedor oscuro.
Aunque Yuan Ye estaba horrorizado, no perdió su cabeza. Él miró al inexpresivo y taciturno Yang Chen, suspiró, luego movió el auto dentro del contenedor.
Una vez que el auto entró en el contenedor, las puertas de metal se cerraron de inmediato. El interior del contenedor estaba completamente oscuro, uno ni siquiera sería capaz de ver sus propias manos adentro.
Las luces interiores del BMW fueron encendidas. Yuan Ye giró para ver a Tangtang, y vio que tenía una rostro pálido por el miedo, pero estaba aliviado que no estuviera herida.
“Hermano mayor Yuan Ye, ¿por qué sucedió esto? Tío, ¿no eres muy fuerte? ¡Por favor, piensa de una forma! ¿¡Ellos están aquí para secuestrarnos!?” Tangtang preguntó con un tono sollozante.
Yuan Ye frunció el ceño, pero no habló una palabra. Él también parecía tener interminables preguntas sin respuesta en su cabeza.
Yang Chen suspiró y se encogió de hombros, luego les sonrió: “Me topé con algo como esto solo por asistir a una fiesta de cumpleaños, ¿cómo podría saber lo que están pensando? Ya que ya estamos en este contenedor de metal, vamos a esperar hasta que salgamos y veamos qué sucede.”  


[1] Radak: Sonido del vidrio haciéndose añicos.
...

También te puede gustar...

0 comentarios