CEO Capítulo 225

14:23

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo 225: En caso 
Viendo a Yang Chen aparecer de repente en frente de ella, Lin Ruoxi olvidó respirar, e inmediatamente después, sus mejillas se enrojecieron profundamente y miró a Yang Chen con emociones de felicidad e ira. Ella resopló y dijo: “Así que estás bien.”
“Gracias por preocuparte, mi esposa. Aunque me topé con algunos problemas, yo estoy bien.” Yang Chen sonrió abiertamente con satisfacción.
‘¡Maldición! ¿Por qué Yanyan dijo algo acerca de recibir un disparo? ¡Este tonto está completamente bien! Todo se acabo ahora, él definitivamente escuchó lo que dije antes, ¿cómo voy a mirarlo en el futuro? ¡Estoy muriendo de la vergüenza!’
Entre más lo pensaba Lin Ruoxi, más incómoda se volvía. Después de que recibió esa extraña llamada de Xu Zhihong, ella llamó a Cai Yan quien estaba de servicio por ayuda ya que ella no tenía ningún contexto de la situación. Antes, Cai Yan de repente recibió órdenes de la Familia Yuan y de la Familia Fang para que la policial brindara protección al Segundo Hospital General, de modo que ella le informó a Lin Ruoxi sobre lo que sucedió.
Cuando Lin Ruoxi escuchó a Cai Yan mencionar que alguien había recibido un disparo, ella inmediatamente cortó la llamada y se precipitó hacia ahí, pero no esperaba que debido a su impaciencia, no aclarara quién fue el baleado, lo cual causó esta escena.
“Tú... ¿Por qué me estás mirando de este modo?” Lin Ruoxi encontró la sonrisa de Yang Chen realmente extraña, su mirada sobre ella la hacía sentir incómoda.
Yang Chen dio un paso adelante, y Lin Ruoxi inmediatamente dio un paso atrás y estaba en guardia a medida que miraba a Yang Chen.
“No es como que vaya a comerte. Ven aquí, ya que estás tan interesada y preocupada por mí, estoy dispuesto a darte un abrazo gratis, aunque de mala gana, querida. Si quieres besar, eso está bien también, pero tendrás que dejarme besarte de nuevo.” Diciendo eso, Yang Chen abiertamente abrió sus brazos con un rostro virtuoso.
Las dos enfermeras vieron esto, y se escondieron en una esquina para reírse de esta pareja.
“¡Rufián!”
Escuchando tal broma en frente de otras personas hizo que Lin Ruoxi se pusiera roja hasta las orejas. Echando humo, ella miró a Yang Chen, luego giró y se alejó mientras balanceaba su bolso.
Yang Chen tenía un rostro sombrío, se preguntó por qué siempre lo regañaba con esta palabra. ¿Quizás él necesitaba ampliar el vocabulario de regaño de Lin Ruoxi? Él miró hacia las dos enfermeras y dijo: “¿Por qué se están riendo? ¡Ustedes asustaron a mi esposa!”
Diciendo eso, él ignoró a las dos enfermeras que lucían expresiones inocentes y persiguió a Lin Ruoxi.
Él persiguió hasta el final hasta la entrada del hospital donde Lin Ruoxi había aparcado su Bentley rojo. Viendo que ella estaba a punto de subirse al auto, él rápidamente se adelantó y la bloqueó.
Lin Ruoxi había recuperado su rostro helado de costumbre y miró a Yang Chen: “Muévete.”
"Lo haré, pero debido a la preocupación que tenías por mí, siento que debo decirte justo lo que sucedió.” Yang Chen sonrió impotentemente. Parecía que había sobreestimado su lugar en su corazón, pues una simple broma le había causado volverse hostil hacia él.
“No quiero escuchar, no tengo el interés en tus asuntos. Solo vine a confirmar si estás muerto, ya que no lo estás, volveré para mi reunión en la tarde.” Lin Ruoxi fríamente dijo.
Yang Chen suspiró, y ya no invitó un rechazo. Él dejo que Lin Ruoxi subiera al auto.
Lin Ruoxi ni siquiera miró atrás cuando cerró la puerta, encendió el auto y se fue.[1]
Yang Chen sacudió su cabeza con una sonrisa amarga, luego sacó su teléfono y llamó a Rose…
Al mismo tiempo, en una limusina Cadillac estirada, Yang Jieyu estaba hablando por teléfono.
“...... Hermano mayor, eso es lo que sucedió, así que necesito que hagas algunas órdenes militares a la marina e infantería para sellar Zhonghai durante la media noche.” Dijo Yang Jieyu.
En el otro lado del teléfono, era una voz masculina: “No tengo problema con eso, pero necesitas obtener el permiso de papá.”
“A Papá le gusta mucho su nieto Pequeño Ye, estoy segura que aceptará.”
“Sí, incluso si no es por su nieto, él odia mucho usar las fuerzas de esa manera, ¿hay algo más?”
“Hermano mayor, hay un asunto más, pero no estoy segura si debería decirlo…” Yang Jieyu dudó.
“Jieyu, somos hermano y hermana, ¿qué hay que necesites esconder de mí?” El hombre estaba disgustado.
“No es eso, Hermano mayor, yo... Me encontré con un joven hoy, su... Su nombre es Yang Chen.”
El hombre en el teléfono se calló, entonces dijo: “¿Es eso así? ¿Qué hay con eso?”
“Él se parece mucho a ti cuando eras más joven, Hewei tuvo la misma impresión que yo…” Pareció tomar un gran esfuerzo para que Yang Jieyu pronunciara estas palabras.
Esta vez, el hombre pasó aún más tiempo en silencio antes de decir: “Entiendo, no le digas a Papá sobre esto por ahora. Cuando Papá dé su aprobación, envíame un mensaje, le ordenaré a la armada que selle el mar y luego selle los caminos a Zhonghai.”
Yang Jieyu suspiró en alivio, estuvo de acuerdo y luego colgó el teléfono.
Por otro lado, después de que Yang Chen le notificó a Rose sobre la situación general, Rose inmediatamente respondió con gran interés y entusiasmo. Era obvio que ella se había dado cuenta de cuán buena oportunidad era esta para que unifique el bajo mundo de Zhonghai, así que acordaron encontrarse en el bar de Rose una hora más tarde. Antes de ir, él decidió regresar al hospital para informarles a algunos de ellos sobre esto, y también quería despedirse de Tangtang.
Cuando llegó a la entrada de la UCI, Yang Chen le informó a Yuan Hewei y a Fang Zhongping que ya había notificado a la Sociedad de las Espinas Rojas, y que la fuerza policíaca y las fuerzas armadas del gobierno pueden cooperar para eliminar todas las fortalezas de Dongxing. Esto hizo que Fang Zhongping se iluminara.
“Yang Chen, si esta operación tiene éxito, serás un gran héroe de Zhonghai.” Dijo Fang Zhongping: “Creo que ya sabes que Tangtang casi fue secuestrada por la gente de Dongxing varias veces.”
“Exacto, lo cual es por qué puedo entender por qué está tan emocionado.” Dijo Yang Chen.
Fang Zhongping dijo con la emoción del resentimiento: “Zhou Guangnian de Dongxing siempre ha querido que sus crímenes sean anulados. Él incluso quiere que el dinero lavado sea asistido por el gobierno, y hacer que algunos de sus negocios del bajo mundo sean legalizados. Sin embargo, como siempre he ido en su contra, esas inútiles tropas suyas nunca lograron entrar en las agencias gubernamentales, así que él ha estado intentando usar a Tangtang para amenazarme. ¡Si no fuera debido a que sus fuerzas son demasiado complejas, tendría picazón por aplastar todas sus fortalezas!”
Yang Chen sonrió y dijo: “Secretario Fang, parece que usted es una persona bastante justa. Para mí, sólo no me gusta el viejo anticuado debido a que siempre me crea problemas, así que decidí cooperar con ustedes.”
“Jaja, no me llamaría a mí mismo justo, ya que estar estable en mi posición requiere más que pequeños trucos. Escalar aún más alto y ser aún más estable, no es suficiente solo acomodarse con convivir con esas cosas sucias. Lo que un hombre hace tiene los cielos como su testigo. Yo, Fang Zhongping, no soy un mártir que perderé mi cabeza y sangraré por una causa virtuosa, pero al menos tengo conciencia. Dongxing efectivamente se ha ido por la borda con las cosas que ha hecho en los pasados años.”
Después de que Yang Chen terminó de hablar con los dos, Yuan Hewei y Fang Zhongping ambos se fueron con sus guardaespaldas, se fueron a preparar la batalla.
Yang Chen entró a la UCI, y Tangtang estaba justo al lado de la cama de Yuan Ye. Viendo a Yang Chen entrar solo, Tangtang alzó su cabeza preguntando qué pasaba.
“Tangtang, me voy ahora, deberías quedarte aquí esta noche. Hay muchas personas afuera protegiendo este lugar, es muy seguro.”
“Tío, sé que esta noche será caótica, por favor cuida bien de ti mismo.” Tangtang dijo con preocupación.
“Sí, me iré entonces.”
Yang Chen estaba a punto de darse la vuelta e irse cuando Tangtang lo llamó.
“Tío......” Tangtang frunció sus labios, luego dijo: “Tío, estoy pensando en caso que suceda con hermano mayor Yuan Ye... Quiero decir en caso que termine convirtiéndose... Espero que pueda casarme con él…”
“¿Qué quieres decir con eso?” Yang Chen estaba aturdido y preguntó.
“He pensado mucho al respecto. Si algo le sucede a hermano mayor Yuan Ye y no se despierta después de esta noche... Usaría el método que mi madre usó para impregnarse, y dar a luz a un hijo para hermano mayor Yuan Ye, también me casaré con hermano mayor Yuan Ye.” Tangtang dijo con una mirada firme.
En la tranquila UCI, aparte de los suaves sonidos de los diversos instrumentos, solo existía la voz resuelta de Tangtang.
Yang Chen miró inexpresivo a Tangtang. Él de repente sintió que esta chica frente a él ya no era Tangtang de ayer, las palabras que dijo lo hicieron sentirse aprensivo por dentro, pero también estaba aturdido hasta el fondo.
“Le diré al niño que su papá fue un hombre que estaba rebosando con sueños, que fue el hombre que Mamá amó más en esta vida. Aunque él solo pueda ser capaz de ver cómo era su papá través de las fotos, creo que él sin duda estará muy orgulloso de tener un papá así.” Tangtang dijo con una sonrisa.
“No dejes que tu imaginación corra salvaje.” Yang Chen frotó la cabeza de Tangtang: “¡Lograste asustarme con esas palabras, si Yuan Ye se atreve a quedarse dormido, no lo perdonaré!”
“¡Sí! ¡Yo no lo perdonaré tampoco!”
Fue en ese punto que las puntas de los dedos de la mano izquierda de Yuan Ye quien yacía inmóvil en la cama temblaron ligeramente, pero nadie se dio cuenta de ello.



[1] Radak: Esto es estúpido por donde lo vea…
...

También te puede gustar...

0 comentarios