CEO Capítulo 220

13:56

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo 220: Bloquear Balas
El camión contenedor estadounidense GMC se movió a velocidades aterradoras que los camiones normales no podían contender. El enorme camión tenía un parachoques de acero adicional, y tras salir de la calle, rápidamente se montó en la autopista.
Cuando las personas en las calles llamaron a la policía para informarles de los criminales armados, la policía pidió un número de matrícula, pero el que llamó se dio cuenta que los dos camiones en realidad no tenían placas de matrícula.
Ellos solo podían llevar a cabo una búsqueda basada en la apariencia del camión, y la eficiencia de esto era increíblemente baja. Después de todo, bloquear la autopista la cual rodeaba la ciudad no era algo que se pudiera hacer en uno o dos minutos. Además, las pérdidas económicas y los embotellamientos que serían causados no eran cosas que el departamento de policía pudiera manejar fácilmente.
Dentro del contenedor grande, Yang Chen y los otros dos sacaron sus teléfonos celulares y se dieron cuenta de que no había recepción en absoluto. Esto significaba que estos criminales estaban bien preparados y habían utilizado alguna manera para sellar las señales de los teléfonos.
“¿Qué hacemos, a dónde nos están llevando? No nos llevarán a los suburbios solo para matarnos, ¿verdad?” Tangtang era después de todo una señorita, sin importar cuán traviesa era usualmente, ella todavía estaba asustada cuando se ponía en tal situación.
Yuan Ye la consoló cariñosamente: “No te preocupes Tangtang, yo te protegeré, definitivamente no les dejaré que te hagan daño.”
“¿Cómo vas a protegerme? ¿No viste que tienen armas? ¿Vas a recibir un disparo por mí como en los Mártires de la Revolución?” Tangtang preguntó con desanimo.
Bajo la luz opaca, Yuan Ye hizo una pausa por un momento, luego con una mirada determinada dijo: “Lo haré. Si ellos realmente te apuntan con un arma, yo te protegeré. ¡Si quieren dispararte, primero tendrán que atravesar mi cuerpo!”
Las palabras de Yuan Ye eran incomparablemente sinceras, cada palabra era resonante, como una promesa con su vida como un precio. Él también era tan generoso cada vez que Tangtang pedía algo.
Tangtang miró a Yuan Ye en un aturdimiento, y pasó bastante tiempo antes de ella rompiera en risas. Todo el miedo en ella fue barrido lejos: “Hermano mayor Yuan Ye, eres demasiado, ¿cómo quieres bloquear las balas? Además, ¿cómo podrían ser tan tontos como para solo dispararte? ¿No pueden solo dispararme desde la espalda?”
“Yo… Estoy hablando en serio.” El rostro de Yuan Ye estaba un poco rojo, pero en un momento de desesperación, no sabía cómo expresar cómo se sentía realmente.
Tangtang extendió su mano pequeña blanca y la presionó contra la boca de Yuan Ye, luego hizo un gesto de ‘silencio’: “No digas tales cosas, es doloroso para mi oírlas.”
Yuan Ye estaba aturdido por el repentino tono suave de Tangtang, luego estuvo de cuerdo con su petición.
Oyendo a estos jóvenes inocentes decir tales palabras conmovedoras, Yang Chen sintió ganas de suspirar. Su relación con Lin Ruoxi parecía menos una pareja casada que ellos.
“Si realmente se proponen a que bajemos del auto y luego dispararnos, creería que son misericordiosos. Me temo que la forma en la que quieren matarnos puede no ser por armas de fuego.” Dijo Yang Chen.
Yuan Ye y Tangtang ambos estaban desconcertados y preguntaron: “¿Qué van a hacer entonces?”
“Por ejemplo, ellos pueden arrojar todo el contenedor en el medio del mar, junto con nosotros y el auto dentro, o podrían arrojar algunas granadas dentro del contenedor y hacernos explotar aquí dentro.” Yang Chen casualmente mencionó dos ejemplos, y dijo: “De esa manera, sería más efectivo que usar armas de fuego ya que sería más difícil de rastrear.”
Escuchando esto hizo que sus cueros cabelludos se entumecieran. Yuan Ye palmeó su propio muslo: “Si supiera que esto iba a suceder, hubiera traído algunos guardaespaldas. Originalmente pensé que al conducir un auto normal como este, nadie se daría cuenta.”
“Esto no sucederá, no moriremos tan fácilmente. Ellos deben tener algún motivo para capturarnos. Además, una vez que estemos desaparecidos, tu familia definitivamente nos buscará, ¡ellos no se saldrán con la suya tan fácilmente!” Tangtang se había calmado un poco.
Yang Chen preguntó: “¿Sólo cuántos enemigos tienen sus familias? Ya me he topado con dos intentos de secuestro con Tangtang, ¿podría ser que tu Familia Yuan tenga este problema también?”
Yuan Ye sacudió su cabeza, luego frunció el ceño y dijo: “Si es sobre enemigos, entonces hay un número bastante. La Familia Fang del Tío Fang y mi Familia Yuan tienen muchas personas que nos odian hasta los huesos. También hay muchas familias en otras provincias que tienen enemistad con nosotros, pero hay muy pocos que se atreven a hacerlo tan descaradamente, pues una vez que hagan esto las familias pelearía hasta la muerte. Lo cual es por qué no entiendo quién es que está tan impaciente como para usar un método para secuestrarnos.”
“Como se esperaba, no es fácil vivir como una persona rica…” Yang Chen asintió en comprensión.
Mientras los tres conversaban, el camión pareció haberse detenido. Las puertas del contenedor fueron abiertas entonces, y los hombres armados les ordenaron a los tres que se bajaran.
Con armas apuntadas a ellos, ellos naturalmente no se demoraron y obedientemente bajaron del camión. Solo entonces se dieron cuenta de que estaban en un pequeño muelle vacío.
En una ciudad costera como Zhonghai, los muelles como estos eran innumerables incluso si aquellos directamente junto al mar fueran excluidos. La mayoría de ellos ya no estaban en uso, pero el gobierno aún no los había derribado.
“¿Dónde estamos?” Yuan Ye preguntó a Yang Chen.
“¿Cómo puedo saberlo? Ni siquiera ha pasado un año desde que regresé.” Dijo Yang Chen.
Un hombre sujetando una pistola presionó el cañón de la pistola contra la espalda de Yuan Ye: “¿¡Por qué estás hablando!? ¡Muévete!”
Bajo la supervisión de los ocho hombres armados, los tres solo pudieron seguirlos al almacén de carga por el muelle. En las aguas, había varias pequeñas lanchas de motor ancladas, era evidente que ellos estaban bien preparados para huir por mar.
La enorme puerta de metal del almacén fue abierta desde adentro por un hombre robusto quien también sujetaba un arma, y ​​una vez que todos entraron, la puerta fue inmediatamente. Nadie se quedó afuera para vigilar, y no había nada notorio del almacén si uno lo miraba desde afuera.
El interior del almacén considerablemente grande, se veía bastante decrépito y tenía un olor mohoso. Todas las vigas estaban cubiertas de óxido, y emitían la sensación como si toda la estructura pudiera caer en cualquier momento.
Yang Chen notó que había más de veinte de estos criminales en el almacén, y todos estaban completamente callados como un grupo terrorista bien organizado. Ellos estaban espaciados y monitoreaban todo el almacén.
Los tres fueron llevados a una esquina del almacén, y uno de los hombres quien parecía ser un líder señaló tres taburetes.
“Esperen obedientemente aquí. ¡No hagan ningún movimiento al azar o los mataremos de inmediato!”
Al decir eso, tres hombres vinieron al frente, guiaron a Yang Chen y los otros dos para que se sentaran, y esposaron sus manos detrás de ellos.
Yang Chen no se resistió, pues sabía que estos tipos solo eran subordinados. La verdadera mente maestra definitivamente entraría en escena después. Además, ellos no habían hecho nada que amenazaría sus vidas, así que no estaba apurado en hacer un movimiento.
Un rato después, la puerta de metal fue otra vez abierta, un hombre apuesto que vestía traje y corbata entró, con un hombre grande y descuidado que estaba hurgando su nariz siguiéndolo detrás.
Yang Chen miró de cerca y estaba bastante sorprendido ya que no esperaba que los culpables sean este par de amo y sirviente, Xu Zhihong y Hairy Ball.
Ese día, Xu Zhihong y Zeng Xinlin ambos habían perdido toneladas de dinero debido a los esquemas de Lin Ruoxi. La Familia Zeng se retiró de la lucha de poder en Zhonghai, mientras que Donghua Science and Technology de Xu Zhihong sufrió desastrosas pérdidas las cuales perjudicarían su capacidad para competir con Yu Lei en el futuro.
Desde entonces, Xu Zhihong parecía haberse vuelto mucho más manso, no había noticias de él. Inesperadamente, una vez que apareció, fue debido a que estaba involucrado en un secuestro.
¡Xu Zhihong y Hairy Ball se acercaron y estaban evidentemente sorprendidos que aparte de Yuan Ye y Tangtang quienes esperaban que estuvieran aquí, Yang Chen también estuviera allí sentado en la esquina! ¡Esto no era parte de su plan!
“Ha pasado un tiempo, Señor Yang.” En los ojos de Xu Zhihong muchas emociones surgieron, y lució una sonrisa insincera: “Es realmente inesperado que vendría aquí para ser un invitado, Señor Yang.”
Yang Chen le sonrió, pero no dijo nada.
Hairy Ball rio fuerte: “¡Jefe, parece que este mocoso está destinado a morir bajo nuestras manos! ¡No fuimos capaces de matarlo antes, pero todavía está atrapado ahora!”
“¡Cállate!” Xu Zhihong frunció el ceño y reprendió, luego giró y dijo a Yuan Ye y Tangtang: “Joven Amo Yuan, Señorita de la Familia Fang, este humilde es Xu Zhihong. Creo que ustedes dos deberían saber quién soy yo.”
Yuan Ye lo miró fijamente: “Xu Zhihong, tu Familia Xu es un clan conocido en Zhonghai, ¿¡quieres decir que declaras la guerra con nuestra Familia Yuan y la Familia Fang al hacer esto!?”
“No, no, no. De la Familia Yuan y Fang, una es una potencia económica, mientras que la otra es un pez gordo en el gobierno. Mi Familia Xu está atrapada en medio, ¿cómo podríamos atrevernos a declarar eso a sus superiores?” Xu Zhihong agitó su mano para expresar desacuerdo.
Aunque Tangtang solo se había encontrado con Xu Zhihong pocas veces, ella todavía estaba muy informada sobre las Familias poderosas en Zhonghai. Viendo que era la Familia Xu con la que no tenía enemistad quién la había secuestrado, ella maldijo en voz alta: “¡Xu Zhihong, tú, cobarde! No puedes ganar en el mundo de los negocios, pero también no puedes obtener un alto cargo en el gobierno, así que ¿ahora estás recurriendo a medios inescrupulosos para salirte con la suya? ¡Mi papá y los demás no te dejarán ir!”
A Xu Zhihong no pareció importarle en absoluto, él rio fríamente y dijo: “Señorita Tangtang, Señor Yuan Ye, aunque es inútil estar diciéndoles esto, no parece que en realidad entiendan. Ya que he venido personalmente y les dejé verme, eso evidentemente significa que no pretendo dejar una salida para mí mismo.”
“¿Qué quieres decir con eso? ¿¡Quieres matarnos!?” Yuan Ye nerviosamente preguntó, su cuerpo inconscientemente se movió para bloquear a Tangtang.
Cuando Tangtang vio a Yuan Ye moverse sin vacilación, sus ojos comenzaron a humedecerse.
Xu Zhihong agitó su dedo: “No diga tales cosas desagradables, en realidad no me gusta ver sangre. Pero por supuesto, a mi subordinado puede gustarle mucho. Invité a ustedes dos para sentarse aquí hoy principalmente para tomar ventaja del hecho que los superiores de ambas familias estarán en el mismo lugar para celebrar el cumpleaños del Señor Yuan, y así no necesitamos enviar el mismo mensaje dos veces. Asimismo, la economía no ha sido buena y las políticas gubernamentales no son justas para nosotros, de modo que queremos aprovechar esta oportunidad para permitir que sus superiores tengan una buena conversación. Con ustedes dos aquí, creo que sus superiores estarían dispuestos a negociar con nosotros.”
Diciendo eso, Xu Zhihong ordenó a alguien traer un teléfono de aspecto extraño el cual parecía haber sufrido varias modificaciones.
“Luego cuando se conecte el teléfono, sus superiores definitivamente tendrán muchas cosas que querrán preguntarles. Cuando eso suceda, no solo lloren, recuerden hablar más.” Los ojos de Xu Zhihong se entrecerraron, emitiendo una sensación asesina.
Yuan Ye y Tangtang no eran estúpidos. Ellos bruscamente entendieron el objetivo de Xu Zhihong, y lo miraron ferozmente. Sin embargo, sabían que sería un desperdició de energía maldecirlo.
Yang Chen tenía aún más preguntas en su mente. Ya que Xu Zhihong hizo su aparición, esto significaba que ya no se preocupaba por las consecuencias y quería estar en guerra con la Familia Yuan y la Familia Fang. Indudablemente estaba haciendo esto por los beneficios. Después de que Lin Ruoxi tramó contra él, Donghua Science and Technology tuvo un tiempo duro, lo cual hizo que Xu Zhihong tomara el riesgo por la desesperación.
Yuan Ye era el único hijo de la Familia Yuan. Para garantizar la seguridad de Yuan Ye, es muy posible que fueran chantajeados por Xu Zhihong. Tangtang también es alguien que puede involucrar a muchas personas, y sólo con su papá quien era el Secretario Municipal, ella tenía enorme poder.
Sin embargo, si Xu Zhihong solo tuviera el respaldo de la Familia Xu, entonces él definitivamente era demasiado imprudente. Después de todo, después de lo que suceda hoy, él ya no tendría una salida. Sin importar si Yuan Ye y Tangtang se fueran sin peligro o no, ¡ellos enfrentarían los ataques de ambas familias! Por lo tanto, tenía que haber alguien más que estaba participando que poseía un gran poder. Sólo, ¿quién era el que se atrevería a hacer tales movimientos contra la Familia Yuan y la Familia Fang?
Justo en este momento, el teléfono especialmente modificado sonó.
...

También te puede gustar...

0 comentarios