Last Embryo V2 Capítulo 8

22:21

Traductor: Sr. Lolicon
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                          Lista de Contenido                            Siguiente Capítulo

CAPÍTULO 8

En el centro del laberinto hecho con piedras de tiza, la primera en notar la anormalidad fue el Rey del Mundo, sentada en el trono y observando con gozo.

Mientras sostenía sus rodillas en el trono, “Es bueno ser joven, eh~”, ella felizmente murmuró esas palabras maduras que eran impensables para su apariencia externa, Sin embargo de repente frunció el ceño por la repentina pulsación gigantesca que reverberaba dentro del laberinto.

“…… ¿Oya? La dirección del viento cambió. ¿Me pregunto si el game fue completado?”

Ella hizo pucheros. Probablemente estaba insatisfecha debido a que el tiempo de espera fue muy largo. Cuando se levantó, la estructura de los alrededores pulsó como la piel humana y envió olas.

En cuanto a lo que esto significaba, era desconocido para el Rey Mundial que no conocía los contenidos del game.

Lo único que entendía era que los alrededores del trono en el que estaba sentada sufrían un cambio anormal.

“Es lamentable, pero……… No se puede evitar. Siguiendo mi primer objetivo, procederé a capturar al ‘Toro del Cielo’, supongo.”

Sería divertido si el Octavo Avatar estuviera aquí~, murmuró mientras giraba sus hombros.

Su vestido ondeaba suavemente como plumas y ella miró la grieta que actuaba como una puerta de entrada.

“Fufu. ¿El ganador del laberinto se arrastrará para huir de aquí? ¿O harán un regreso triunfal con honor? Estoy emocionada por ello.”

Su cabello largo y liso se levantó, se extendió en una forma cónica y dio lugar a un viento elegante. Pero cuando su cabello se cerró con su rotación, el Rey del Mundo en forma de niña desapareció con el viento.

Por otro lado, Izayoi y el Rey Demonio Toro también notaron el fenómeno inusual, pero no mostraron signos de detener la pelea. Para ellos que tensaron sus nervios hasta el límite y competían hasta sus límites máximos, no había lugar para eso.

Izayoi apartó el puño barrido por el Rey Demonio Toro con el dorso de su mano para esquivarlo. El puño del Rey Demonio Toro que golpeó el suelo creó una gran cavidad en el laberinto, luego se convirtió en un cráter y se extendió.

Aparentemente, uno moriría solo por la presión de este puño, pero la anormalidad de Izayoi tampoco se quedó atrás.

En el momento en el que estaba a punto de salir volado, agarró los cuernos del Rey Demonio Toro, luego se dio vuelta y le dio un rodillazo en el rostro. El cuerpo del Rey Demonio Toro que perdió el equilibrio fue mandado a volar fácilmente y atravesó varias capas de paredes laberínticas.

“¡Ja!......... Que te pareció eso, ¡maldito Señor Demonio………!”

Se secó el sudor mientras jadeaba ligeramente. Era el ataque de Izayoi, pero la frecuencia de ataque y la tensión en sus nervios estaban directamente relacionadas con su agotamiento.

 Los puños de ambos eran suficientemente letales como para destruir la naturaleza y dividir los océanos.

Esos puños que originalmente podían destruir todo con un solo golpe colisionaban entre sí.

Mientras era cierto que el oponente era un Señor Demonio, si fuera a ser agarrado por los cuernos y recibir un rodillazo en el rostro, debería recibir heridas serias──

“Carajo, ¡me atrapaste con esa! ¡Eres más refinado de lo que pensaba! ¡Nunca escuché que tenías habilidades en las artes marciales, Sakamaki Izayoi!”

El Rey Demonio Toro mandó los escombros a volar y se puso de pie.

Increíble cómo podría haber sido, el Rey Demonio Toro estaba ileso.

En contraste con él que adoptó una pose desalentadora con las manos en la cintura, Izayoi estaba apoyado contra la pared con sangre en su boca. Más que la situación anormal a su alrededor, Izayoi no podía ocultar su sorpresa hacia la fortaleza física del Rey Demonio Toro.


'¡Él es muy resistente no importa como lo veas……! ¡¿Qué clase de gift usa………?!'

A pesar de recibir sus puños que incluso se comparaban con los movimientos de la corteza planetaria, no parecía que tuvieran ningún efecto en el cuerpo del Rey Demonio Toro. Han pasado tres años desde que fue coaccionado a una batalla mano a mano tan unilateral.

Recordando la leyenda del Rey Demonio Toro quien tenía una fuerza sobrehumana y una constitución gigante que excedía las montañas, tener está cantidad de poder era obvio, pero había otra cosa en la que Izayoi no podía ocultar su sorpresa.

De acuerdo a los rumores de Little Garden, él escucho que el punto fuerte del Rey Demonio Toro era que podría usar libremente el gift de ‘Dominar cada arma en el mundo’.

En otras palabras, este tipo aún no iba en serio.

Sin usar su gift principal, se las arregló para llevar a Izayoi hasta este punto.

“Hmm. Parece que eres superior en combate mano a mano. Eres algo.”

“¡Ja! Mira quién habla. ¡Prácticamente no tuvo efecto………..!”

Izayoi escupió sangre. El daño del primer ataque del Rey Demonio Toro aún permanecía.

El Rey Demonio Toro colocó su mano en su barbilla y miró fijamente a Izayoi. No se sabía que es lo que encontraba divertido, pero este hombre era así en todo lo que hacía. ¿Tenía algún tipo de motivo, o era simplemente un maníaco de las batallas?

Cualquiera que fuera, sería malo a este ritmo.

Izayoi arregló su respiración y se puso en posición de batalla, pero el Rey Demonio Toro lo detuvo.

“Bueno, espera. Parece que la situación cambió. Tengo otro trabajo el cual atender. Además, este cambio en el laberinto…... Tal vez algo haya sucedido con el grupo de Homura. Esos niños aún necesitan tu protección.”

“….. ¡¿Qué…….?!”

Izayoi se sorprendió una vez más. Sus palabras actuales contenían claros sentimientos de amistad. Además, sentimientos similares también se dirigieron hacia Homura y Suzuka, en lugar de solo a Izayoi.

Hablando del Rey Demonio Toro, sin duda era un famoso usuario de transformación de alto nivel, pero ¿podría ser que se hubiera encontrado con Izayoi y los otros en el pasado? Además, aún sería comprensible si fuera solo Izayoi, pero las personas que tenían relaciones con los otros dos eran limitadas.

¿Quién rayos era él? Izayoi continuó pensando en eso.

Alguien que conocía a esos niños de la Casa Familiar, y también adecuado para la transformación del Rey Demonio Toro. Y también, alguien que tenía potencial para cruzar a Little Garden desde el mundo exterior.

Alguien que llenara esas condiciones…. Solo había una.

No le tomó mucho tiempo hasta encontrar la respuesta.

“T……… ¡¿Tú, de ninguna manera………….?!”

Él dudó en decirlo mientras obtenía una respuesta casi definitiva. Ya sea el Izayoi normal, esta conducta sería impensable de él. Pero eso fue solo natural.

Debido a que escuchó que la persona que apareció en su mente había muerto hace dos años.

Por otro lado, el Rey Demonio Toro que parecía realmente complacido con su reacción, sacó el abanico de hojas de banana[1] del espacio vacío y lo osciló una vez.  

“Bueno, así es como es. Hay muchas cosas de qué hablar, pero terminemos con esto por hoy……… Parece que ha surgido un asunto urgente en este momento. Ahora mismo, ¡¡¡sería mejor que vueles al lado de Homura!!!”

“Qu……… E-Espera un minuto, nuestra conversación aún no termina, ¡¡¡tú, maldito viejo excéntrico……!!!”

Al recibir el viento que soplaba desde el suelo, el cuerpo de Izayoi revoloteó en el aire. Como era de esperar, dado que el viento soplaba desde abajo, incluso Izayoi no podía sostenerse en el suelo.

Abanico de Hojas de Banana───Era un Paopei que contenía un Senjutsu capaz de elevar el viento desde el suelo. Originalmente era el Paopei de su esposa, la Princesa Abanico de Acero, sin embargo, lo sostuvo como un arma para su nuevo comienzo.

El Rey Demonio Toro que despidió a Izayoi que estaba siendo llevado al otro lado del laberinto, levantó su mazo con agilidad y murmuró hacia la dirección del Tren Espiritual.

“….. En realidad, también quiero correr hacía ellos, pero ahora mismo no tengo cara para mostrarme ante ellos. Te dejo el resto a ti, Izayoi.”

………

Durante ese tiempo, otra batalla llegó a su conclusión al mismo tiempo.

“……. ¡!”

Mikado Tokuteru derramó gran cantidad de sangre desde su costado y cayó de rodillas. Mirando de cerca, la flecha de rayo estaba profundamente perforando su abdomen. Era obvio en cuanto a quién hizo eso. El gran héroe que luchó con él, Arjuna quien era su hijo, estaba mirando a Tokuteru que había caído de rodillas con expresión y mirada disgustadas.

Él que bajó el Arco Divino Gandiva, preguntó en un estado de desconcierto.

“………. Ridículo. Eres demasiado débil. ¿Es ese todo tu poder actual…..?”

Aunque su voz estaba llena de tristeza, no contenía ni un poco de decepción.

Arjuna había entendió vagamente esta conclusión.

Taishakuten───Indra, siendo llamado el Dios de la Guerra más fuerte era cosa del distante pasado. A fin de preservar la historia humana y los diversos dioses que aparecieron más tarde, él había distribuido su poder a otros en formas variadas.

Los Espíritus Divinos que habían aumentado repentinamente su Rango Espiritual a partir de las escrituras finales de la mitología hindú ‘Rig Veda’, después de haber sido entregado al más fuerte de él, pudieron formar el Panteón por primera vez.

Y no se detuvo solo en dioses.

El hijo de Indra, Arjuna también, era un héroe que había recibido una parte de ese poder del más fuerte descrito en las Escrituras.

Además, incluso si fueran padre e hijo, la relación de poder entre Arjuna, a quien se le habían otorgado muchas armas Divinas prominentes del Panteón Hindú y de Indra, había sufrido un vuelco.

El Rey de los Dioses que originalmente pertenecía al Dominio Omnipotente───En este punto, tenía un poder no mayor que el de un héroe promedio.

“Oh, padre mío. El Dios de la Guerra más que una vez fue más fuerte que Shiva, y más sabio que Brahma. Tú que fuiste llamado incluso igual a Zeus……. ¿Es este realmente todo tu poder? ¿Podría ser que se te haya aplicado algún tipo de sello?”

“……… Dices palabras que hieren mis oídos. Actualmente esto es mi todo.”

Tokuteru se secó el sudor mientras suprimía el sangrado. Si no ponía todo de sí en curar ahora mismo, su vida estaría en peligro. Él ya derramó una cantidad de sangre en el laberinto que sería letal para los humanos.

El hecho de que todavía estaba vivo era probablemente debido a que era un Espíritu Divino, pero en primer lugar, era imposible herir a un Espíritu Divino con tales métodos físicos. Sería imposible vencer a un Espíritu Divino que tenía relaciones cercanas con la historia humana a menos que fuera un gift de un dios oponente o una habilidad con suficiente poder destructivo para terminar una era.

Las preguntas de Arjuna no conocían fin. Pero también era un guerrero con una larga experiencia.

No era lo suficientemente inexperimentado o ingenuo como para pasar por alto a un enemigo herido que doblaba sus rodillas.

“Es eso es así. Sospechaba si alguien te había obstruido……. Si eso fue todo lo que tenías no se puede evitar. Esta es también la costumbre del campo de batalla.”

───Por favor, prepárate.

Se afligió en su corazón por la rudeza de jalar su arco contra su propio padre dios, pero también tenía sus objetivos. Una vez que comenzó la batalla, no podía permitirse retroceder tan fácilmente.

A medida que preparó el Arco Divino Gandiva, el trueno rugió dentro del laberinto una vez más. Concentrando el rayo que podía derribar a un millón de soldados en una sola flecha, el relámpago divino se hizo tan denso que deformaba el espacio.

Tokuteru miró esa flecha mientras rechinaba sus dientes. Ese ataque excedió el nivel actual de Tokuteru por al menos en un dígito. Aparentemente, él desaparecería mientras estaba encantado con el crecimiento de su hijo, pero actualmente no podía hacer eso.

Este hijo de dios───Estaba siendo desviado por alguien.

La existencia que, que al igual que ‘Avatära’, existía para reformar el camino correcto, estaba dispersando la calamidad en el mundo. No importaba si era un Espíritu Divino que perdía su poder───Como el Rey que supervisaba a las buenas deidades, al menos tenía que evitar eso con cualquier tipo de método.

“Maldición. Como padre este es el único método que no quería usar. Pero no puedo darme el lujo de decir eso, eh. ─────Lo siento por esto. Te dejo el resto a ti, ¡mi seguidora!”

“¡SÍ! ¡Ahora mismo lo ayudaré!”

En ese momento, un golpe que venía del punto ciego de Arjuna a velocidades asombrosas fue conducido a su costado.

“¡¡¿Gaah?!!”

Arjuna vomitó sangre después de sufrir un asalto y fue mandado a volar mientras saltaba muchas veces.

La chica que vino atacando mientras su cabello que estallaba en un carmesí profundo───Kuro Usagi de los ‘Conejos de la Luna’, había mandando a volar a Arjuna de una patada a la tercera velocidad cósmica.

“¡¿‘Conejo de la Luna’?! ¡¿Hubo sobrevivientes de los aristócratas de Little Garden?!”

“¡SÍ! Estoy honrada de conocerlo por primera vez, ¡Arjuna-sama! Disculpe mi descortesía, ¡pero Kuro Usagi será su oponente de ahora en adelante!”

Preparando la ‘Replica de Vajra’, Kuro Usagi entró en modo de combate.


Arjuna se sorprendió por su enorme Rango Espiritual. A las chicas de los ‘Conejos de la Luna’ que recibieron el ‘Juez Maestro’ se les había otorgado una de las principales habilidades de combate dentro de Little Garden. Sin embargo, incluso teniendo eso en cuenta, él podía sentir que el Rango Espiritual de este conejo de la luna era inusual. El relámpago que se derramaba de su cuerpo rivalizaba con Gandiva, y la fuerza física que desbordaba todo su cuerpo sobrepasaba la del propio Arjuna.

“¡Ya veo……….! ¡Así que padre le confió su Rango Espiritual a este conejo…….!”

No estaba seguro de qué circunstancias lideraron a ese punto.

Sin embargo el Rango Espiritual que Kuro Usagi poseía estaba en un nivel inusual incluso dentro de los ‘Conejos de la Luna’.

Sería otro asunto si fuera un adulto, pero ese Rango Espiritual era de tal escala que el joven Arjuna actual ni siquiera podría luchar contra ello. Su suposición de que se le había confiado la Divinidad de Indra era probablemente la correcta.

¡Con un sonido ‘Usaa’! Kuro Usagi levantó sus orejas de conejo y apuntó el Vajra contra Arjuna.

“Es conveniente que supongas rápido. Debido a circunstancias ligeramente especiales, la actual Kuro Usagi se transformó en el sustituto de Indra-sama y Chandra-sama. Si tiene algo que decirle a su padre, por favor pregunte primero a Kuro Usagi.”

“………. No, eso no es necesario. Mis dudas fueron aclaradas y la conversación terminó. Entonces no hay necesidad de que hable más que esto con mi padre.”

Arjuna retiró su arco y dejó su arma. Solo quería ganarse la comprensión de su padre y participar abiertamente en la Guerra de Autoridad del Sol. Sin embargo, tal como lo había esperado, no pudo ganársela. Sin embargo, incluso sin obtener la bendición de su padre dios, mientras persiguiera su anhelado deseo como guerrero, solo eso estaría bien.

Arjuna tenía un viejo enemigo que él, por cualquier medio, incluso si tenía que soportar el deshonor, tenía que luchar una vez más.

“…… Con que es así. Kuro Usagi también está participando en la Guerra de Autoridad del Sol como la juez líder. Luchar innecesariamente con los participantes es algo que no deseo.”

“Si es así. Gracias, tienes mi gratitud.”

“Sin embargo, Arjuna. A cambio de fingir que no vi nada, ¿debería darle un consejo?”

Arjuna inclinó su cabeza en duda.

Mientras dudando un poco con rareza, Kuro Usagi le dio su consejo.

“Es……… Creo que sería mejor cortar relaciones con malos amigos.”

“……. Fufu. Lo mantendré en mente.”

Revelando una sonrisa amarga, Arjuna miró la grieta en el cielo y saltó sobre ella. En el momento en el que pasó a través, la grieta reflejó Little Garden por un instante y luego regresó al cielo del Mar Mediterráneo. A primera vista, esa puerta parecía estar conectada con el Mar Mediterráneo, sin embargo, en realidad estaba conectada al mundo de entrada.

Como tenía una estructura que regresaba a las personas al mundo del que venían, Arjuna también había regresado a Little Garden. Las excepciones eran jugadores normales como Homura y sus amigos.

Kuro Usagi giró con su falda revoloteando hacia los lados y corrió hacia Tokuteru.

“¡T-Taishakuten-sama! ¡¿Sus heridas están bien?!”

“Sí……. Lo siento por esto, Kuro Usagi. Es inexcusable hacer que el juez pelee. ……….También, por favor llámame Tokuteru.”

“Ah, ¡SÍ! ¡Estoy feliz de que Tokuteru-sama este a salvo!”

Kuro Usagi dijo corrigiéndose a toda prisa y se puso de pie mientras apoyaba a Tokuteru quien terminó de detener su sangrado.

“Este laberinto es peligroso. Kuro Usagi escapará junto a usted.”

“Eso ayudará. Pero, ¿estás segura? Acerca de no ayudar al grupo de Homura.”

“Kuro Usagi es un juez después de todo, no puedo participar en los games. Detener peleas personales es el límite de lo que puedo hacer. Además….”

Agitando sus orejas de conejo, ella miró al Tren Espiritual. Sus orejas de conejo, que eran los jueces del game, poseían el gfit que le dejaban captar la situación del game.

Sacudiendo sus orejas de conejo con un ‘usa-usa’, rio en aparente alivio.

“Estoy segura de que estarán bien. Ya que Homura-san……. ¡Tiene un hermano mayor bastante confiable!”

Dicho eso, ¡él también es el niño problemático más grande!

Dejando esas palabras atrás, Kuro Usagi y Tokuteru huyeron del laberinto.

………

En el momento en el que Homura dijo esa verdad, los cuernos de Asterius se desmoronaron en pedazos. Al mismo tiempo, Keraunos perdió su poder y cayó de su mano.

Atacado por el dolor y la conmoción, cayó de rodillas en el acto.

“Gii……… ¡¡¿Gu-gah…….?!!”

Incluso si tratara de hablar, las palabras no salían bien. Había demasiadas cosas que quería escuchar y tenía que preguntar. Comparado con el dolor de su sufrimiento, su dolor por no poder hablar era mayor ahora.

Las palabras que Saigou Homura dijo. Él no podría morir sin preguntar sobre el verdadero significado de ello.

───Tú no eres el Minotauro.”

En ese caso───Quién rayos era el que estaba aquí.

¿Acaso no era el Minotauro, el monstruo devorador de hombres que moraba en el laberinto? ¿No era él el príncipe de Creta? ¿Fueron falsos sus recuerdos de la brisa marina y los cielos del Mar Mediterráneo?

¡¿Quién era el niño que llevaba el nombre de las estrellas y el rayo───Asterius?!

Mientras estaba atrapado en la agonía de no tener respuesta a esas preguntas, el misterioso niño cayó en el suelo y dejó de moverse.

Ayato aún tenía su espada puesta en vigilancia. Ella sintió que se tornó apagada en este punto, pero su intuición, una vez pulida, emitía las alarmas de que ‘esta batalla aún no había terminado’.

El viento pasó junto con el silencio. Entonces, de manera constante, los ruidos en el suelo comenzaron a resonar. También estaban los efectos secundarios de las batallas de otras personas mezcladas, sin embargo, estos temblores resonaban desde una parte aún más profunda de la tierra.

Homura inmediatamente entendió la situación y gritó hacia Suzuka.

“¡Suzuka! ¡Toma a ese tipo y al hacha y protégete dentro del Tren Espiritual!”

“Eh, ¡¿V-vamos a llevarlo con nosotros?!”

“¡Lo explicare después! ¡Rápido, no hay tiempo!”

Suzuka parecía dudosa, sin embargo, ella entendió rápidamente la razón. La gigantesca sombra colgaba ampliamente sobre ellos como cubriéndolos. Los tres levantaron sus rostros preguntándose qué estaba pasando, pero esa reacción suya fue un poco tardía.

Sobre sus cabezas, la masa de rocas calcáreas que se extendía desde el suelo laberíntico colgaba como un brazo.

“¡Senpai, Suzuka! ¡Retrocedan!”

Ayato quien cambió su Espada Vinculada a Arco de Batalla disparó tres flechas de una vez. Aunque fue un fuego rápido, las flechas también tenían mucho poder destructivo en ellas, sin embargo, la masa de rocas no parecía detenerse con solo destruir menos de la mitad de su cuerpo.

Sería el final con esto si el enemigo fuera un ser vivo, pero el enemigo esta vez no era más que una masa de rocas. No había expectativa de que se detuviera con eso. Afortunadamente, el brazo gigante de rocas pasó por sus cabezas.

Suzuka, que entendió que el objetivo de esas rocas eran Asterius y Keraunos, rápidamente los atrajo hacia sí misma. Él era de hecho un enemigo que había sido hostil, sin embargo, no podían abandonar a un niño que casi tenía la edad de ellos.

Homura ayudó a Asterius mientras Ayato cargaba a Keraunos.

La masa de rocas los percibió inmediatamente como enemigos.

“Suzuka, ¡rápido!”

“¡Lo sé!”

La masa de rocas se mezcló en el laberinto y los latidos comenzaron a reverberar.

El laberinto comenzó a retumbar, incluso absorbió los escombros del suelo y comenzó a formar gigantescas protuberancias. La forma de la superficie pulsante de la roca se parecía bastante a un organismo vivo. O tal vez, realmente era un ser vivo.

El monstruo de tiza formó el cráneo, le creció brazos y produjo cuernos.

Incluso para otros aparte de Homura, era fácil entender qué era eso.

  
─── ‘Minoa Labrys Labyrinth’.[2]

Buscando el sacrificio, el demonio con cabeza de toro, vestido con una armadura de piedra de tiza, aulló hacia el grupo de Homura.

¡¡¡GEEEEYAAAAaaa──────!!!

Un brazo gigante los atacó con un barrido lateral. Homura estaba cargando a Asterius, pero rápidamente lo arrojó hacia Suzuka y gritó.

“Suzuka, ¡toma a ese sujeto y escapa!”

“P-Pero, ¡¿qué hay de ti y Aya-chan?!”

“¡Yo protegeré a senpai! ¡Si él es el objetivo, nos ganaría algo de tiempo si te refugias en el Tren Espiritual! Sensei, ¡por favor proteja el Tren Espiritual con Suzuka!”

Ayato quien sacó las Lanzas Dobles, lo atravesó dividiendo instantáneamente el brazo de tiza en veinticuatro partes, pero aun así, el demonio de cabeza de toro inmediatamente se regeneró. Al mirar eso, Ayato apretó amargamente sus dientes.

Podría ser que este demonio con cabeza de toro, al igual que el ‘Toro del Cielo’, tampoco tuviera un núcleo que actuaría como su cuerpo real.

En caso de que el laberinto en sí fuera su cuerpo, sería lo mismo que estar dentro del estómago del monstruo. Teniendo en cuenta la diferencia de compatibilidad, la Ayato actual no tenía ningún medio para derrotar a este oponente.

Contrariamente a Ayato que sentía tal sensación de crisis, Scathach, que había estado observando en silencio hasta ahora, limpió los escombros con las sombras circundantes y preguntó dudosamente.

“Oh, ¿estará bien que yo no pelee?”

“Si es el ‘Dún Scáith’ de sensei, ¡entonces sería capaz de cubrir todo el Tren Espiritual! ¡Dejo a Suzuka y a los demás a tu cuidado!”

“Sí, así es. Bueno, entonces, da lo mejor de ti, mi pupila favorita. Esos tipos son bastantes fuertes.”

Nos vemos, agitando su mano, Scathach desapareció junto con Suzuka. Por las palabras que dejó atrás, Homura y Ayato que permanecieron en ese lugar se pusieron pálidos. Y su mal presentimiento salió a la luz rápidamente.

Los patrones del ‘Labrys’ representados en la pared se transformaron en cabezas de toros en sucesión y procedieron a cambiar sus formas.

Tres, cuatro, cinco, el grupo de cabezas de toros aumentaron rápidamente en número.

Ayato cambió su lanza a su Espada Vinculada y le preguntó a Homura mientras derramaba sudor frío.

“……… Déjame preguntar una cosa. ¿Tienes alguna forma de despejar esto, senpai?”

“Tengo dos. Dicho eso, ambas requieren la cooperación de Asterius. Primero tenemos que persuadirlo.”

“¿Qué? ¿Acaso no era que ese chico no es Asterius?”

“No, simplemente él no es el Minotauro, pero si es Asterius.”

Ayato comenzó a preguntar al respecto, pero el grupo de cabezas de toro no era tan pacífico como para esperarla. Mirándolos, el número de cabezas de toro excedió los veinte. Dando la espalda a la multitud de cabezas de toro que los perseguían a medida que aumentaban uno por uno, los dos giraron hacia el Tren Espiritual y empezaron a correr.

“No se puede evitar…….. ¡Vamos a retirarnos por el momento!”

“Corre al vagón de pasajeros, ¡deberíamos ser capaces de entrar allí desde la ventana!”

“¡Entendido! ¡Apresurémonos antes de que sea cubierto por el ‘Dún Scáith’ de sensei!”

Con un movimiento de la Espada Serpiente Escorpión cortó los brazos de los cabezas de toro que llegaban desde la izquierda y derecha. El movimiento de la espada que era como un látigo flexible corto a través de la multitud de cabezas de toro en sucesión, sin embargo, esto no actuó como una solución fundamental. Además, no tenía ningún significado ya que se regeneraban al momento de cortarlos.

‘No tomaría mucho tiempo llegar al vagón de pasajeros por mi cuenta…….. ¡Pero con Senpai……!’

No estaban tan lejos del vagón de pasajeros, pero el problema eran los números. A diferencia de los atacantes de ese lado que se regeneraban por completo, si Ayato u Homura recibieran un solo golpe, terminaría como una herida mortal.

Ella ya sentía la presencia de docenas de cabezas de toro por detrás.

Sería malo a este ritmo.

Tomando determinación, Ayato se detuvo.

“¡Senpai por favor ve adelante! Yo──”

Los detendré, ella no pudo terminar su oración.

Inmediatamente después de que ella se preparó para una batalla a muerte, un furioso viento comenzó a soplar. Recibiendo un fuerte viento repentino, Homura se estrelló en la estructura del Tren Espiritual y cayó de rodillas en el lugar.

“¡Ugh, mierda……..!”

Rápidamente levantó su cuerpo, pero uno de los cabeza de toro no pasó por alto eso y se apresuró a atacar. El viento se hizo aún más fuerte, sin embargo, la cosa voladora que la repentina ráfaga acarreaba aplastó al cabeza de toro desde la parte superior.

“───¡¡¡Ese maldito vejestoriooooooooooooo!!!”

El que vino volando junto con una llamativa explosión───Sakamaki Izayoi, Al mismo tiempo que aterrizó, golpeó su puño en el laberinto con la fuerza suficiente para atravesarlo.

A pesar que era un monstruo con cabeza de toro que continuaba regenerándose, no sería capaz de regenerarse tan fácilmente si se aplastaba en pequeños fragmentos. Homura fue golpeado en la cabeza por los fragmentos y vio estrellas, pero rápidamente agitó su cabeza y miró a Izayoi.

“¡¿I-Iza-nii?! ¡¿Por qué estás aquí?! Además, ¡¿qué pasa con la aparición con un tiempo perfecto al igual que la última vez?! ¡¿Estabas mirando desde algún lugar?!”

“¡Como si fuera a hacer eso! ¡Tengo mis propias circunstancias!”

Los dos hermanos discutían por reflejo como en los viejos tiempos, pero no podían continuar en este estado. Mientras agradecía los inesperados refuerzos, Ayato llamó a Izayoi.

“Izayo───Digo, ¡el onii-san de senpai! ¡Por favor corra al vagón de pasajeros de ahí! ¡Es posible entrar en el Tren Espiritual por esa ventana de allí!”

“¿Haah?”

Izayoi miró a Ayato con una expresión de disgusto. Probablemente pensó que la chica de cabello rubio parecía familiar. Por su edad, parece ser una estudiante al igual que Homura, sucedió mientras él pensaba eso.

El momento en el que vio la Espada Vinculada Serpiente Escorpión, Izayoi miró a Ayato con una mirada de asombro.

“Espera………. Esa Espada Vinculada…….”

“Ugh, deja la charla para más tarde, ¡apresúrate y corre!”

Ayato corrió al vagón de pasajeros del Tren Espiritual a gran velocidad.

Ella lloró en el fondo, pensando “¡¡¡Fui descubierta por la última persona que quería que lo descubriera………!!!”, Sin embargo era demasiado tarde. La defensa de ‘Dún Scáith’ estaba a medio camino de terminarse.

Mientras todavía confundido sobre la situación, Izayoi sostuvo a Homura en su hombro y siguió a Ayato por detrás.

[1] Sr. Lolicon: El abanico de la esposa del Rey Demonio Toro, la Princesa Abanico de Acero, hecha de hojas de plátano.
[2] Sr. Lolicón: Devorador de hombres del laberinto.

Capítulo Anterior                          Lista de Contenido                            Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios