CEO Capítulo 274

13:04

Traductor: Radak
Corrector: Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]
Capítulo 274 - Confusión
Al escuchar la oferta de la dama sexy, muchas personas presentes respiraron profundamente.
Con un precio inicial de 2 millones, llamó directamente cinco veces la cantidad. ¿Esta occidental está loca o su familia imprime dinero?
Sin embargo, la gente pronto entendió su lógica. Como era una antigüedad occidental, los occidentales naturalmente esperaban llevarla a casa. Era el mismo principio cuando los chinos compraban las antigüedades que terminaban en otros países de regreso a China.
Así, después de escuchar a esta chica occidental gritando tan casualmente cinco veces el precio inicial, todos se quedaron callados.
La gente allí no era estúpida. Aunque el elemento desconocido parecía extraño y raro, el valor no sería demasiado alto cuando finalmente se identificara.
Sin embargo, muchas personas se sintieron extrañas ante la repentina aparición de estos invitados extranjeros. Todos eran rostros desconocidos, nadie sabía por qué asistían al banquete de la familia Liu.
Tal escena lo hizo difícil para el subastador, ya que la mesa de esta mujer occidental no tenía un cartel de número. Esto significó que los invitados en esta mesa no fueron invitados originalmente, y simplemente podían ver la subasta. Después de que la mujer gritó su precio, el subastador no supo qué hacer a continuación.
Liu Kangbai, que estaba sentado en una esquina de la sala, también se sorprendió. Giró hacia un asistente al lado.
“¿No es esa dama que representa a las cámaras de comercio británicas para inspeccionarnos? ¿Por qué se unió a la subasta?”
Nervioso, el asistente respondió: “Sí, de acuerdo con los datos presentados por las personas abajo, Señorita Lilith es, de hecho, una de las principales integrantes de las Cámaras de Comercio Británicas. Parece que también tiene un linaje noble de alguna familia real británica. Respecto a por qué de repente se unió a la subasta, también me siento muy sorprendido.”
“Hmph, ¿dejaste entrar a los invitados antes de revisar adecuadamente sus antecedentes?” Dijo Liu Kangbai con desprecio. Él continuó diciendo: “Puesto que ella se unió, inmediatamente envíale un cartel de número. Discutiremos otras cosas después de que termine la subasta.”
“Sí,” dijo el asistente conforme sudor frío le mojaba la frente. Luego ordenó a alguien que enviara un cartel de número a la mesa de extranjeros.
Al ver que alguien lo rescató, el subastador se sintió aliviado. Dijo: “10 millones por el número invitado 137, a la una...”
Cuando todos pensaron que nadie competiría con esos occidentales, en la mesa silenciosa de las hermanas Cai, Cai Ning de repente levantó su cartel de número.
“12 millones,” dijo solemnemente Cai Ning sin ninguna expresión.
Muchos de los invitados se sintieron sorprendidos conforme miraban a Cai Ning, que creó cierta confusión. ¿Por qué se involucró la familia Cai que pocas veces se involucraba en algo? ¿La copa posiblemente tenga algún significado especial?
La dama blanca llamada Lilith sonrió, su mirada seductora hizo que muchos hombres sintieran calor en sus ojos al instante.
“15 millones.”
Después de que Lilith dijo una oferta, Cai Ning inmediatamente hizo una oferta nuevamente.
“18 millones.”
¡Bajo la atención de todos, la copa pequeña y de apariencia normal casi superó los 20 millones bajo los gritos de estas dos mujeres!
Muchos coleccionistas empezaron a preguntarse. ¿Se equivocaron al juzgar la copa? ¿O estas mujeres estaban locas?
Yang Chen frunció el ceño ligeramente. Puedo entender si la extranjera está dispuesta a comprar la copa a un alto precio, pero ¿por qué se unió Cai Ning?
¿Es posible que la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla esté interesada en el Santo Grial? Incluso si es así, conseguirla no es muy fácil. Él pensó.
Para el grupo de personas de Europa, el Santo Grial era algo que les daría una base estable. Independientemente de quién era el propietario del producto, definitivamente afectaría sus fuerzas. ¡¿Por qué simplemente se lo entregarían a la gente del Este?!
Si no se manejara correctamente, la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla solo sería vista como un enemigo por muchos por poseer el objeto.
Sin embargo, Yang Chen sabía que explicárselo a ellos no ayudaría. Aunque no sabía por qué la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla quería intervenir y competir con las pocas personas blancas, al menos se podía ver que estaban preparados para ir en contra de esas personas.
Que preocupante...   Yang Chen pensó sombríamente.
En este momento, los gritos de precios se volvieron candentes.
Después de que Lilith llamó un precio elevado de 25 millones, ¡Cai Ning la siguió inmediatamente con 27 millones sin dudar!
Lilith finalmente perdió su calma. Junto con sus compañeros en la mesa, miró a Cai Ning, que estaba sentada en frente fríamente.
Cai Ning parecía haber notado las miradas de Lilith y los demás. Girando, los miró fijamente conforme declaraba su intrepidez.
Lilith de repente dejó escapar una sonrisa llena de significado conforme se levantaba. Pronto, los otros extranjeros se levantaron también.
Salieron de la sala directamente uno tras otro, como si hubieran dejado de competir bajo la sorpresa de muchas personas.
El subastador se secó el sudor frío en la frente. Ya no podía pensar racionalmente. Gritó: “¡27 millones a la una! ¡27 millones a las dos! ¡Vendida! ¡Felicidades, invitada número cinco!”
¡Después de que el subastador terminó de gritar sus líneas, un ruido ensordecedor entró en los oídos de todos!
¡Boom! ¡Boom!
La vibración violenta sorprendió a los invitados en la sala. Obviamente era el sonido de una explosión. ¡Incluso se sintió como un ataque de misiles!
Después de que todo el salón se sacudió con fuerza, todas las luces se apagaron. ¡El pasillo entró en completa oscuridad!
Los gritos de hombres y mujeres se mezclaron mientras que muchos guardaespaldas comenzaron a sellar cada salida. Como estaba demasiado oscuro en la sala y la situación era demasiado complicada, los guardaespaldas también entraron en pánico.
“¡Maldición! ¡¿Qué está pasando?!” Liu Kangbai gritó enojado. Sintiendo la gran sacudida de la sala, Liu Kangbai no supo lo que pasó. ¡Tampoco sabía qué parte del lugar explotó!
La sirena comenzó a sonar conforme las luces de emergencia se encendieron también en la sala. Evidentemente, la fuente de electricidad de respaldo fue activada.
La situación era mucho peor de lo que pensaban Liu Kangbai y los invitados. La subasta que se llevó a cabo perfectamente hasta hace un tiempo se convirtió repentinamente en una escena muy aterradora.
“¡Presidente! ¡Malas noticias!”
Un asistente que acababa de recibir una llamada dijo en voz alta: “Recibí una llamada del equipo de seguridad. ¡Nuestro almacén de los artículos subastados explotó desde el interior! ¡Ya que muchas cosas se destruyeron, es difícil estimar nuestra pérdida en este momento!
“¡¿Qué?!”
Liu Kangbai se puso ansioso. Rápidamente se dio cuenta de que todo estaba planeado, pero no pudo pensar por qué sucedió algo así.
“¡Llama a la policía! ¡Llama a la policía! ¡Rastrea rápidamente a los criminales! Además, ¡comprueba qué fue lo que desapareció!” Liu Kangbai ordenó en voz alta.
Cuando la sala estaba completamente desordenada, Yang Chen se sintió bastante excitado.

Aunque las luces se apagaron, la visión de Yang Chen no se vio afectada. Miró tranquilamente a Cai Ning, que se apresuró fuera de la sala usando habilidad de ligereza[1] cuando los demás no prestaban atención.
Yang Chen no pudo confirmar si los culpables eran el grupo de extranjeros de antes, pero sin duda estaban relacionados de una manera u otra. Cuando pensó que la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla podría colisionar con el grupo de personas de esta noche, Yang Chen sintió un dolor de cabeza. Aunque la lucha no era su preocupación, la tierra de China quedaría indefensa si murieran. Significaría que su vida ya no sería pacífica, sin mencionar que las personas que lo rodeaban podían correr peligro.
Además, bastantes personas en la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla eran consideradas sus amigos. Si Yang Chen los viera entregar sus vidas mientras él se negaba a ofrecer ayuda, sería un poco desvergonzado si quisiera seguir viviendo en este país.
No importa qué, él no podía mirar y esperar.
Yang Chen notó que Lin Ruoxi, que estaba a su lado, estaba bastante ansiosa, pero ella no gritaba como otras mujeres debido a su calma innata. Solo miraba los alrededores con cautela.
Yang Chen se acercó a ella y le dijo: “Voy a echar un vistazo a la situación exterior. Quédate con los dos del clan Yuan en este momento. Si se hace tarde, no me esperes. Vuelve tú sola.”
Lin Ruoxi se sorprendió debido a que no entendía por qué Yang Chen quería controlar la situación en el exterior. Cuando ella quería decir algo, sintió que Yang Chen se había ido hace mucho tiempo.
El sistema eléctrico del resort ya no funcionaba. La multitud y los equipos de seguridad desordenados estaban por todo el lugar.
En la oscuridad, Yang Chen aceleró rápidamente sin ninguna interferencia. Sus agudos sentidos le permitieron captar el rastro de aura fría que se sentía bastante familiar y extraña.
Mirando alrededor vio un bosque detrás del resort. Estaba bloqueado con altas cercas metálicas, actuando como un bloqueo.
El cielo en este momento no tenía estrellas. Todo el bosque estaba envuelto en la oscuridad, sintiéndose más que fantasmal y misterioso.
Sin dudar, Yang Chen siguió el rastro de aura. Cuando nadie miraba, su cuerpo comenzó a usar una velocidad que no se podía atrapar con la vista conforme saltaba hacia el bosque.
Al igual que una sombra, atravesó el bosque con facilidad. En un abrir y cerrar de ojos, se adentró en el bosque.


[1] Radak: La habilidad de ligereza ( qīnggōng) - A menudo dejada sin traducir como “Qinggong.” La capacidad de aligerar el cuerpo y moverse con gran agilidad y rapidez. Con un alto nivel de competencia, los practicantes de esta habilidad pueden correr a través del agua, saltar a la cima de los árboles o incluso deslizarse por el aire.

También te puede gustar...

0 comentarios