CEO Capítulo 294

23:26

Traductor: Radak
Corrector: Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]
Capitulo 294 - Sólo Esperando Una Vida
Al mismo tiempo, cuando Yang Chen y Rose vieron a Lin Ruoxi, Lin Ruoxi lo vio igualmente estupefacto.
Desde la perspectiva de Lin Ruoxi, Yang Chen estaba arrodillado frente a una elegante dama y sostenía un nuevo tacón rojo oscuro con una mano y el pie de la dama con la otra. A juzgar por su posición, estaba claro que estaba ayudando a la dama a ponerse los zapatos.
Este fue, sin duda, un acto increíblemente íntimo, tan íntimo que podría hacer que un transeúnte se sonrojara.
Lo que más sorprendió a Lin Ruoxi fue el aspecto excepcional de la mujer. Sus ojos eran brillantes y los dientes eran blancos, los labios rojos y la piel clara, sin mencionar su aura particularmente encantadora. De manera similar, como mujer, Lin Ruoxi era muy consciente de que una mujer así tenía una inmensa atracción hacia los hombres.
Aunque sabía que Yang Chen tenía bastantes mujeres afuera, a las que ni siquiera trataba de ocultar, ver y escuchar a una tenía una diferencia como el día y la noche.
El rostro de Lin Ruoxi no mostró ninguna emoción, pero sus ojos claros tenían un aura fría que mordía los huesos. El tormento en su corazón solo podía sentirse por ella misma.
Aunque había estado preparada mentalmente, Lin Ruoxi todavía sintió que su corazón se rompió en este momento. Una especie de impotencia y agotamiento de su alma erosionó todo el cuerpo de Lin Ruoxi.
Si no fuera por su rastro final de razón y perseverancia, Lin Ruoxi podría incluso garantizar que se desmayaría en el acto.
¿De verdad me importa tanto?
¿Cómo puede este hombre detestable hacer esto? Es... ¿Es así como trata a las mujeres afuera? ¿Arrodillándose en el suelo para ponerle los zapatos a otras mujeres?
Cuando ella recordó cómo el sujeto le dijo que quería acortar su contrato de matrimonio a seis meses, ¡Lin Ruoxi estuvo realmente tentada a precipitarse y darle una bofetada violenta!
¿Por qué estoy tan decepcionante? Cambié esto y eso por él, pensé en él e intenté arduamente aprender a ser una esposa[1]. ¡¿Al final, todavía soy inferior a estas mujeres de fuera?!
Él incluso puede arrodillarse por ellas. Le di una pista tan enorme de que no quería divorciarme[2], ¡pero él cortó tan brutalmente todo un año!
Siguiendo diferentes pensamientos en su corazón, Lin Ruoxi había llegado frente a Yang Chen y Rose.
Yang Chen no se puso de pie sino mantuvo su posición original, mientras que Rose logró calmarse un poco después de sorprenderse. Siendo una mujer que había visto tormentas, incluso usando su identidad de amante, Rose no optó por retroceder cuando se enfrentó a Lin Ruoxi por primera vez.
Lin Ruoxi dejó de moverse. Girando un poco la cabeza, cruzó la vista con Rose, que estaba sentada en el sofá. Una era tan fría como un iceberg, mientras que la otra era casual y generosa. Ninguna de ellas se vio afectada de ninguna manera.
“Los zapatos se ven muy bien. Se adaptan mucho a tu mujer,” dijo Lin Ruoxi con frialdad, sin ninguna emoción.
Yang Chen sabía que no podía evitar la situación. Sonriendo amargamente, él respondió, “¿En serio? Yo también pensé lo mismo. ¿Has venido aquí por trabajo?”
“Torre Palma Dorada es una propiedad bajo mi compañía. ¿Es extraño que haya venido para una inspección?” Preguntó Lin Ruoxi.
Yang Chen se quedó estupefacto. Sus activos son demasiado abrumadores. ¿Por qué el centro comercial al que entré al azar es suyo? ¡Y es tal coincidencia que ella vino aquí para una inspección! 
No sabía si los cielos lo hicieron intencionalmente o no. Yang Chen podría imaginar que el corazón de Lin Ruoxi debe estar realmente tormentoso en la actualidad.
Sin embargo, como dejó en claro que se separaría de ella dentro de seis meses, esta podría ser una buena oportunidad para permitir que ella lo vea con claridad. Sería bueno si ella no pudiera tolerarlo más como resultado.
Nuestro matrimonio comenzó solo por una razón absurda. Excepto traerle diferentes tipos de problemas, todo lo que le di a ella fue varios peligros. Es tiempo de apretar los dientes violentamente a medida que dejo a Lin Ruoxi. Esto solo sería bueno para ella.
Después de que Lin Ruoxi terminó de hablar, miró de nuevo a Rose antes de mirar resolutamente a Yang Chen y alejarse con sus empleados.
“No esperaba que fuera así como conociera a la reina por primera vez... Se acabó, ella parece estar... De muy mal humor,” susurró Rose suavemente. “Esposo, ¿ella me odia mucho ahora?”
Yang Chen levantó la cabeza y sonrió en consuelo. “No pienses demasiado, solo ponte los zapatos nuevos obedientemente y almuerza conmigo. Seguiremos comprando después de eso.”
Rose se quejó, “Es todo culpa tuya que quisieras ponerme los zapatos de esta manera. Ella debe estar pensando que soy una zorra que quiere separarlos.
Frunciendo el ceño, Yang Chen dijo, “Chica estúpida, ¿por qué piensas así? Incluso después de dejar Ruoxi, todavía no voy a renunciar a ti. Eres diferente a ella.”
Rose parpadeó un par de veces. “Esposo, entre ustedes dos... ¿Sucedió algo? ¿Por qué se alejó tan fácilmente y me dejó ir...?”
“Deja de hacer preguntas. Independientemente de si eres o no una zorra o una araña, no pensemos en otras cosas durante nuestra cita.” Yang Chen se estiró para pellizcar la preciosa nariz de Rose, haciéndola quejarse una vez más.
Cuando Yang Chen llevó a Rose al ascensor conforme planeaban cenar en un restaurante en el centro comercial, Lin Ruoxi, quien llevó a algunos ejecutivos para su inspección, dejó de caminar después de pasar por un largo camino.
Un empleado que estaba presentando la situación de negocios del edificio se sintió confundido. “Jefa Lin, ¿qué pasa? ¿Algo salió mal?”
Lin Ruoxi respiró hondo. Sus ojos estaban ligeramente húmedos. Girando la cabeza, ella dijo, “Vamos a dejar de inspeccionar aquí. De repente pensé en algo urgente que tenía que hacer. Pásame un informe sobre el resto de la situación específica. Me voy ahora.”
“Sí, Jefe Lin.” Un grupo de ejecutivos rápidamente despidió a Lin Ruoxi, pero la mayoría de ellos estaban extremadamente confundidos.
Tomando un ascensor hasta el estacionamiento subterráneo, Lin Ruoxi básicamente corrió de regreso a su Bentley rojo. Al entrar al auto, Lin Ruoxi no pudo aguantarlo más y comenzó a llorar. Ella puso su cuerpo en el volante mientras se estremecía...
Yang Chen acababa de llegar al restaurante occidental. Después de pedir comida, su estado de ánimo era errático también.
La mirada resoluta de Lin Ruoxi apareció repetidamente en la mente de Yang Chen. El tipo de mirada familiar e inolvidable le afectó mucho.
Ella debe odiarme mucho ahora. Tal vez, incluso se arrepienta profundamente de lo que me dijo ayer, de mantener nuestro matrimonio por seis meses más.
Rose estaba realmente pensativa. Suavemente, ella dijo, “Esposito, te sientes terrible ahora. Puedo decir que enojaste intencionalmente a la Señorita Lin.”
La expresión facial de Yang Chen cambió. “¿Por qué lo dices?”
“No estoy segura tampoco, pero tengo la sensación de eso. Esposito, ¿puedes decirme por qué lo hiciste? No te ves como alguien que haría eso. Puedo decir que ustedes dos realmente se preocupan mucho el uno por el otro y no eres un hombre que lastime intencionalmente a las mujeres,” dijo Rose.
Yang Chen se quedó en silencio por un rato. Conforme entendía que no tenía sentido ocultarle esto a Rose, le contó brevemente lo que le había sucedido a Xu Zhihong y Zeng Xinlin.
“La familia Zeng de Beijing realmente puede venir a mi con todo lo que tienen puesto que maté a Zeng Xinlin. Además, mi pasado no es algo que una mujer como ella que ha vivido en un entorno pacífico desde joven pueda imaginar. En este mundo, hay innumerables personas que me odian y quieren vengarse.”
“Si bien estoy de acuerdo con eso, mi esposa en la superficie se convertirá fácilmente en su objetivo. Además, alguien como yo que tiene un par de manos empapadas en sangre no está calificado para casarse en absoluto. Cosas como tener una familia solo se convertirán en mi debilidad perfecta. Ruoxi fue secuestrada hace un tiempo, pero afortunadamente pude intercambiar sus coordenadas con los secuestradores a tiempo para salvarla. No puedo garantizar que pueda mantenerla a salvo así cada vez. No es justo que reciba tantas amenazas de la vida por mi culpa,” dijo Yang Chen.
Rose no esperaba que hubiera una historia tan complicada. Después de escucharlo, ella dijo lentamente, “Al vivir en este mundo, siempre hay situaciones en las que no tienes más opción que hacer algo. Pero esposito, ¿no es demasiado brutal de esta manera? Aunque fue la primera vez que la vi, al ser una mujer, me di cuenta de que en realidad ella no quería dejarte.”
“¿Quién sabe? Para ser honesto, todavía no puedo decir lo que está pensando hasta ahora. Sin embargo, enojarse es mucho mejor que estar asustada todo el día por mi culpa. Solo puedo cruzar el puente cuando llego a él,” dijo Yang Chen.
Después de que se sirvieron los platos principales, los dos terminaron su almuerzo en silencio.
Cuando Yang Chen estaba preparado para llevar a Rose a seguir comprando en el centro comercial, Rose tiró del brazo de Yang Chen y le dijo, “Esposito, he comprado lo suficiente por hoy. Volvamos a mi casa, ¿está bien?”
“Pero todavía es temprano,” dijo Yang Chen. “¿No te sentirás aburrida de esta manera?”
Sonrojándose, Rose susurró algo suavemente a las orejas de Yang Chen.
“Zorra, ¿realmente extrañas ese tipo de cosas...” Yang Chen sonrió.
Tímida, Rose bajó la cabeza. “Es debido a que no me has buscado durante mucho tiempo.”
Frente a la solicitud proactiva de Rose, Yang Chen no se puso demasiado lujurioso, sino que se sintió realmente conmovido.
No fue debido a que Rose realmente tenía ese tipo de deseo. Evidentemente, esta mujer quería dejarlo ventilar su pena y olvidar su problema a través de este método mientras él se estaba sintiendo deprimido.
Es exactamente debido a mujeres estúpidas como ella, que no sé cómo se supone que debo dejarlas…
Sin embargo, Yang Chen no la expuso incluso cuando ya conocía su verdadera intención. Después de sacar a Rose del centro comercial rápidamente, regresó a la gran habitación detrás del bar de Rose.
De hecho, él necesitaba un canal para desahogarse.
El clima era frío y el viento del Norte silbaba fuera de la habitación. Una tenue lámpara amarilla iluminaba la habitación. Los dos que no habían permanecido juntos durante mucho tiempo se comportaron como pegamento. Quitándose los zapatos y la ropa, rápidamente comenzaron a enredarse en la cama grande y cómoda de Rose.
Cuando finalmente cesaron la acción, Yang Chen abrazó a Rose cuyo cuerpo no estaba cubierto por nada, y estaba sudado y cálido. Besándola en la frente, dijo en voz baja y suavemente, “Gracias, me siento mucho mejor ahora.”
Rose levantó su suave barbilla y arrastró por el pecho de Yang Chen. Con un aliento frío y fragante, dijo, “Esposito, ¿sabes que desde el primer día que me quisiste, he estado orando en secreto? En mi próxima vida, mi vida siguiente o no importa cuántas veces reencarne, quiero ser la mujer de este hombre. Incluso si soy únicamente tu amante y no tu esposa, todavía estaría satisfecha.”
“Pero ahora, ya no pienso de esa manera. Siento que esta vida es suficiente, no habrá una más satisfactoria que la vida que estoy viviendo ahora. No puedo ser codiciosa, debido a que siento que ya soy la mujer más bendecida del mundo.”
Yang Chen sintió simpatía y no pudo decir una palabra.
Haciendo pucheros, Rose miró a Yang Chen con sus grandes ojos. Ella dijo, “Prométeme, mi hombre. No importa lo que pase en el futuro, no me trates como trataste a Lin Ruoxi. Realmente no puedo dejarte.”
“No soy tan bonita como Lin Ruoxi y tampoco tan adinerada. No estoy calificada para ser emparejada contigo. Yo... Excepto por amarte mucho más de lo que me amas, no tengo ninguna cualidad que pueda exceder la tuya. Entonces, si algún día no me quieres más, eso significaría que perdí todo...”
Mirando fijamente la mirada de la mujer, que parecía tan profunda como el océano, Yang Chen sintió una leve angustia.

[1] Radak: Pfffffffffffffff. ¿Cuándo? ¿En qué capítulo? ¿En qué novela? :v
[2] Radak: Esa pista enorme habrá sido de tamaño microscópico porque no la vi XD

También te puede gustar...

0 comentarios